noticias news 2 1

El PRO se parte y abre la puerta a la disolución.

El PRO se tambalea: análisis

Crisis interna:

Se evidencia una profunda crisis interna en el PRO.
El fallido intento de mediación de Macri entre el gobierno nacional y el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, intensificó las tensiones.
La postura de Torres de cortar el suministro de gas y petróleo generó controversias dentro del partido.
Bullrich criticó la acción de Torres, mientras que Larreta lo apoyó.

Debilitamiento de la coalición con libertarios:

Se observa un enfriamiento en la posible «fusión» con La Libertad Avanza de Javier Milei.
Las diferentes posturas dentro del PRO sobre el reclamo de Chubut evidencian la fragilidad de la coalición.
Se pospuso el encuentro entre Macri y Milei.

Falta de liderazgo:

Se pone en duda la capacidad de Macri para liderar el PRO.
No logró contener el conflicto entre Chubut y la Nación.
No pudo evitar las críticas de Bullrich a la postura de Torres.
No logró concretar la «fusión» con los libertarios.

La incapacidad de mediar entre Chubut y Nación por parte del expresidente Mauricio Macri, ha resultado en la tensión interna dentro del PRO y en el enfriamiento de la alianza con los libertarios. La amenaza del gobernador chubutense, Ignacio Torres, de cortar el suministro de gas y petróleo como respuesta a la disputa por los fondos coparticipables, no fue respaldada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien lidera el partido y es parte del Gobierno. Este desacuerdo refleja la disolución de la «fusión» entre estos dos espacios políticos.

A pesar de los intentos de Macri por normalizar el partido y mantener el control sobre los territorios que administra el PRO, la falta de resultados concretos en el conflicto con Chubut llevó a la escalada de tensiones. La postura de Bullrich, que rechaza las acciones de rebelión y plantea la necesidad de dialogar con el Gobierno, contrasta con la de Horacio Rodríguez Larreta, quien apoya el reclamo de la provincia patagónica.

Las divergencias en el seno del PRO se evidencian también en las críticas hacia la gestión de Milei y en el apoyo limitado al proyecto de Ley ‘Bases’ del oficialismo. Estos desacuerdos muestran el distanciamiento entre los amarillos y los libertarios, una coalición que había sido promovida por importantes figuras de ambos espacios.

El liderazgo futuro del partido parece inclinarse hacia Macri, con el respaldo de diversos dirigentes provinciales y de Bullrich, aunque persisten ciertas diferencias y ambigüedades que podrían afectar la unidad interna del PRO.