El reestreno de «La musica» de Marguerite Duras.

LA MUSICA: el viernes 3 de febrero a las 21:30 hs al teatro LA COMEDIA (Sala 3) / Rodriguez Peña 1062.

Luego de una exitosa temporada de 7 meses a sala llena en el 2016; vuelve en su 2da temporada.
Obra de teatro francesa exquisita estrenada en 1964. Se desarrolla en el hall de un hotel en la afueras de París y comienza con el encuentro de Anne Marie y Michael.
Un hombre y una mujer. ¿Íntimos?. ¿Extraños?.
Hablan pero no conversan. Recuerdan pero no quieren recordar. Descubren pero no pueden ser descubiertos.
Encuentro y desencuentro.
El principio y el fin.

Autora: Marguerite Duras
Traducción: Jaime Arrambide y Mirta Rosenberg
Dirección: Graciela Pereyra
Coach actoral: Lili Popovich
Actores: Débora Longobardi y Ulises Puiggrós
Voces: Julia Eva Saggini, Javier De Nevares y Gabriela Arata
Asistencia de producción: Gabriela Arata
Musica original: Germán Lozano
Iluminación: Gonzalo Calcagno
Vestuario: Paula Molina
Escenografía: Fernanda Díaz
Fotografía y video: Mariana Lozano

Duración: 50 minutos

Viernes 21:30 hs
Teatro LA COMEDIA / Rodríguez Peña 1062
Reservas: 011 4815-5665

Localidades $250 / Plateanet / Club La Nación 2×1/ Reservas Alternativa Teatral

Esta obra cuenta con el apoyo de PROTEATRO

Esto dijo la crítica sobre la obra

Jorge Montiel / Revista NOTICIAS
Graciela Pereyra desde la dirección maneja los hilos con sutileza y, acompañada por Lili Popovich en el entrenamiento de los actores, logra una delicada pieza del teatro alternativo en la que se lucen Longobardi y Puiggrós.
Luis Mazas / Revista Veintitres
Es una “opera in musica” virtual. Así lo asume la buena labor de Graciela Pereyra al centrarse junto a Lili Popovich en afinar el oido, las voces, la comprensión interior de sus intérpretes puestos en mútuo equilibrio. Debora Longobardi, su buena técnica y sentido de cantención; Ulises Puiggrós con su natural capacidad de vibración emocional y entrega.
Atilio Tustali / SobreBUE
La directora Graciela Pereyra ha producido una cadena de aciertos para lograr esta exquisitez. El primero es convocar a Débora Longobardi y Ulises Puiggrós para componer estos personajes, quienes logran un apasionante vínculo, en el cual se nota el coaching actoral de la genial Lili Popovich, que lo ha llevado a un grado de perfección tal que el espectador siente un pasivo y sano grado de voyeurismo.
Rómulo Berruti
Antigua -se estrenó en el 64- La música todavía funciona. Y en buena medida porque la puesta de Graciela Pereyra y las actuaciones de Débora Longobardi y Ulises Puiggrós se afianzan en un vínculo que trasmite vibración. En una cartelera tan sobrecargada que tiene de todo, es una pausa, un remanso.
María Paula putrueli / A Sala Llena
La obra encuentra en la combinación de la dirección detallista de Graciela Pereyra, en el sensible coach actoral de Lili Pipovich y en el talento y entrega de sus protagonistas: Débora Longobardi y Ulises Puiggrós, la nota perfecta para el disfrute del público.
Julieta Abella / Puesta en Escena
El hilo conductor de la obra se sostendrá a partir de las actuaciones de la gran dupla que conforman Debora Longobardi y Ulises Puiggrós. Bajo la dirección de Graciela Pereyra, ambos delinean sus personajes cuidadosamente dando cuenta de un gran trabajo actoral detrás.
Gustavo Martín Scuderi / Red Teatral
Una poética dramaturgia, con unos delicados actores, Graciela Pereyra logró crear el clima perfecto para la pieza y que la Sra. Duras seguro aceptaría, son algunos de los elementos que invitan a no perderse esta pequeña joya. Bajo el entrenamiento actoral de Lili Popovich, los dos actores logran una conexión impecable, sumamente sentida. Débora Longobardi es de una sutileza y dicción perfectas, su presencia escénica en la obra es llamativa; cabe aclarar que la sala es muy pequeña y que los actores estarían casi susurrando en nuestros oídos. Ulises Puiggrós es de una estética como las de antes, esto es una característica positiva, de esos actores que destellaban magnetismo.
Teatros Argentinos
Protagonizada por Débora Longobardi y Ulises Puiggrós, ambos con muy buenas y logradas interpretaciones. La Música, es una obra cargada de emoción, que habla del amor, y de la comunicación en la pareja. Se presenta en una de las salas del Teatro La Comedia, que debido a su capacidad y proximidad con los actores, hace aún más cercana la historia, y crea un clima confidencial y de profunda intimidad.
Carolina Piola / Martín Wullich
Dirigida por Graciela Pereyra en la mítica sala 3 del teatro La Comedia, la puesta es sencilla y cuidada, de reverenciosa humildad ante un texto formidable. Las actuaciones de Ulises Puiggrósy Débora Longobardi son prolijas y atentas al detalle tras un buen trabajo de coaching actoral a cargo de Lili Popovich. Los intérpretes logran comunicar el crescendo envolvente que atraviesan los personajes al encarnar textos de una poesía sutil pero bellísima, de expresividad contenida pero, paradójicamente, cargada de sentimiento.
Shows Argentinos
Ulises Puiggrós y Debora Longobardi son los protagonistas de esta intensa obra ambos logran llevar al espectador a un clima tenso e inesperado… buenas actuaciones de ambos, una puesta sobria y calidad como es la sala 3 del teatro La Comedia
Julieta Messer / Spectavi
La puesta en escena dirigida por Graciela Pereyra capitaliza el espacio que resulta muy acorde respecto a la estructura dramática y cuenta con un dúo de actores de lujo constituido por Ulises Puiggrós y Débora Longobardi.
Puiggrós se afirma en “La música” como uno de los actores más productivos y creativos de su generación. La exquisita actuación de Débora Longobardi termina de completar felizmente esta agradable propuesta teatral en donde las emociones circulan a flor de piel.
Silvina Brabdana / Cultura del Ser
Intensa muestra de un gran trabajo actoral, tanto Débora como Ulises, conformar una pareja excelente en este vínculo amoroso.Muy buen trabajo de su coach Lili Popovich,que captura la franqueza de este vínculo, y lo trasmite a estos personajes. Un tema universal y convocante, polémico y delicado que toma formas muy personales, y que ofrece infinitas posibilidades de reflexión y que su directora Graciela Pereyra elige una propuesta muy atinada dentro de un universo propio.
Circular de Arte
Ulises Puiggrós con su voz particular asombra por su impecable dicción y decisión interpretativa, mientras, Débora Longobardi despliega sus amplios matices actorales. Las actuaciones son precisas, ambos toman sus personajes para llevar al público a ese hotel de París de 1960 y hacerlo partícipe de sus peleas y dudas, cariños y desencuentros.
Carolina Monzón / GEO Teatral
La directora, Graciela Pereyra, supo sacar lo mejor de cada intérprete y hacer una bella puesta en escena.