El sentido de las cosas

Compartí :-)

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Un hotel es muchas cosas. Pero sobre todo es hogar, refugio, goce, placer. La experiencia sobre cualquier otro detalle, y en todos los detalles se la encuentra. El Hotel Amani de Milán es eso: un cúmulo de causas con efecto.

La avenida se abre espacio entre marcas célebres. No pierde nunca el perfume de Milán. Aquello de estilo, diseño… cierta arrogancia industrial bajo un lustre de glamour. Una entrada disimulada abre el paso al segundo hotel Armani abierto junto a Emaar Properties, la experiencia posterior al ubicado en Dubai, en el interior de Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.
La estética del Armani Hotel Milano es incomparable, sencillamente porque no se compara con ninguna otra. Giorgio Armani contribuyó con su toque personal. Se apropió de un edificio de estilo racionalista originalmente diseñado por Enrico A. Griffini en 1937. El prestigioso edificio de Via Manzoni 31 en Milán, en el corazón del “Quadrilatero della Moda”, a solo unos minutos de las tiendas de Via Montenapoleone y Via della Spiga, del famoso Teatro alla Scala, desde la Piazza del Duomo, los principales museos de la ciudad y el distrito de la vida nocturna milanesa.

Concepto de estilo de vida

El proyecto ofrece una experiencia íntima, incluso cuando se está lejos de casa, en línea con la filosofía “Quédate con Armani”. La propuesta va más allá de la estética visual y ofrece un concepto único de servicios supervisados, como el lifestyle manager, un punto de referencia para los clientes antes, durante e incluso después de la estancia, quien anticipa discretamente cualquier necesidad, para que el huésped pueda vivir una experiencia satisfactoria y memorable
El estilo y la filosofía de Armani definen cada detalle de las 95 habitaciones y suites. Cada artículo ha sido diseñado personalmente por don Giorgio y refleja plenamente su estética. Muebles de lujo (todos a la venta en Casa Armani, a los pies del hotel0, artículos de diseño, control domótico de los servicios de la habitación.
La elegancia y el refinamiento de la estética y la propuesta gastronómica definen el Armani / Ristorante, que ofrece a sus huéspedes una experiencia sensorial única.
Ubicado en el séptimo piso, con una estrella Michelin, domina la vista sobre las magníficas calles del centro, lejos de la rutina y el caos de la ciudad gracias a las ventanas luminosas que, rodeando todo el piso, brinda un ambiente de encanto internacional.
La cocina mejora la tradición culinaria italiana gracias a las reinterpretaciones sabias en clave internacional y encuentra su filosofía en el estudio de cada ingrediente, enfatizando su sabor en cada matiz
Los requisitos básicos son una excelente calidad de las materias primas y una preparación impecable.
El Armani/Bamboo Bar, con su techo de doble altura, una pared de un gran ventanal, elementos retroiluminados de ónix, crea el lugar de reunión perfecto para discutir negocios mientras se disfruta de un almuerzo informal o simplemente se observa el horizonte, saboreando un aperitivo o después de la cena.
Todo está en el detalle. Las historias personales colman la esencia. Cuentan, por ejemplo, que Armani no encontraba el diseño preciso para sus amenities de hotel, hasta que caminando en una playa, un niño, jugando, le arrojó una piedra que entró perfectamente en su mano. De allí nace la forma de los jabones y las tapas de sus productos cosméticos de los baños. Un juego muy pensado.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999