Elon Musk 1

Elon Musk, el defensor del libre mercado quiere protección de los EEUU y Europa

Musk: Los coches eléctricos chinos «demolerán» a sus rivales mundiales si no se establecen barreras comerciales


Elon Musk, el multimillonario empresario que siempre ha defendido el libre mercado, ha pedido al gobierno estadounidense que imponga barreras comerciales a los fabricantes de automóviles eléctricos chinos. Según Musk, estas empresas son «extremadamente buenas» y «los más competitivos», por lo que «demolerán» a sus competidores mundiales si no se toman medidas.

Esta petición de Musk es una clara contradicción con sus propias palabras y acciones. En el pasado, el empresario ha criticado duramente las barreras comerciales, calificándolas de «ineficientes» y «perjudiciales». En 2018, por ejemplo, Musk escribió en Twitter que «el libre comercio es bueno para todos».

La petición de Musk también es una muestra de su falta de autocrítica. El empresario ha sido criticado en repetidas ocasiones por su gestión de Tesla, que ha sufrido una serie de problemas en los últimos meses. En enero, Tesla perdió más de 94.000 millones de dólares de capitalización de mercado debido a recortes de precios de sus vehículos en China, planes de llamar a revisión 1,6 millones de coches en el gigante asiático y el rechazo de Hertz Global Holdings a usar autos eléctricos.

La hipocresía de Musk es un recordatorio de que incluso los defensores más fervientes del libre mercado pueden cambiar de opinión cuando sus intereses están en juego. En este caso, Musk está desesperado por proteger su negocio de la creciente competencia de los fabricantes chinos.

Algunos comentarios adicionales sobre la ridiculez de Musk como empresario:

Musk es un genio tecnológico, pero un empresario mediocre. Tesla ha sido un éxito, pero lo ha logrado a pesar de Musk, no gracias a él.
Musk es un gran vendedor, pero un mal gerente. Ha tenido una serie de fracasos en su carrera empresarial, como la empresa de transporte espacial SpaceX, que ha sufrido numerosos retrasos y sobrecostos.
Musk es un narcisista que cree que es infalible. Esto le ha llevado a tomar decisiones imprudentes que han perjudicado a su empresa.
Es probable que Musk siga siendo un empresario exitoso durante algún tiempo, pero su reputación está empezando a sufrir. Si no cambia su comportamiento, es probable que termine fracasando.

El lado humano de Elon Musk: Conoce las historias detrás del hombre detrás de SpaceX y Tesla.