Emprendedores: Entregado… ¿En tiempo y forma?

Publicado por

Los emprendedores argentinos que venden en páginas de Internet o a través de redes sociales siguen encontrando dificultades para resolver cuestiones logísticas.
La compra online es la panacea del consumidor, que se sienta en su sillón favorito y adquiere todo lo que necesita, que llegará hasta la puerta de su casa. Sin embargo, esa sencilla operación online dispara un complejísimo sistema logístico que, hasta el momento, tiene muchos engranajes que no pudieron resolverse.
“Hasta hace no mucho, el cliente iba en búsqueda del producto y el comerciante garantizaba contar con el stock necesario para satisfacerlo”, explica Ighal Duek, gerente general de la empresa de logística eTrans (www.etrans.com.ar). “Hoy la compra se hace desde una computadora o un teléfono, el cliente está ubicado donde quiere y pide que le envíen los productos a cualquier sitio”. Todo esto produjo un nuevo fenómeno: quienes quieran intervenir en el universo virtual de las ventas deben resolver su estructura logística si no desean morir en el intento. “El operador logístico paso a ser un proveedor clave para los comerciantes que pretenden abastecer a este comprador 2.0”, agrega Duek.
“Desde el diseño de un e-commerce, o si las ventas se realizan vía redes sociales, es muy importante que esté claro cómo serán los envíos”, dice María Eugenia Gonzalo, socia del estudio de diseño Volando Bajito (www.estudiovb.com). “Un buen gancho de venta son las bonificaciones, como por ejemplo, envío gratuito por compras superiores a los 500 pesos”. El estudio trabaja la venta online con la plataforma de Tienda Nube (https://www.tiendanube.com/partners/volandobajito), que tiene convenio con OCA Envíos. “Oca propone dos modalidades: envío puerta a puerta o retiro en sucursal, que es más económico y muchas veces mejor para el usuario ya que directamente lo pasa a retirar por el punto Oca más cercano a su domicilio”, concluye.
Guadalupe Giani, fundadora de Mudo (mudoobjetos.com.ar), considera complejo resolver la logística, en especial “cuando se desea llegar a todo el país, más allá de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores”. Indica que en el interior “si no se cuenta con un servicio de logística es imposible que accedan a los productos, por una cuestión obvia de lejanía”.
Caro y no siempre el mejor
Una de las grandes barreras para los emprendedores es el alto costo que la logística agrega a los productos. “Es esencial que la logística sea tenida en cuenta a la hora de formar el precio de un producto”, apunta Duek.
Resolver este punto no siempre es sencillo. Cecilia Pont, creadora de su propia marca de joyas (www.ceciliapont.com.ar), cuenta que “la dificultad que debemos sortear en este momento son los costos del envío: si los comparamos con el precio de nuestros productos, se incrementa el ticket hasta un 50%”. Esa cifra llega casi al 100% en algunos casos en Tata y Toto.
Andrea Jatar, creadora de Viandas de la Olla (www.viandasdelaolla.com), que vende comidas caseras listas para ser servidas, cocinadas preferentemente con ingredientes naturales o de pastura, coincide en que una de las principales dificultades es “encontrar proveedores a un precio razonable, que puedan acompañar las variaciones de la demanda de cada emprendimiento y sean flexibles en cuanto a precio”. En su caso, incrementa el costo del producto hasta un 15%. “Las empresas del sector ofrecen un servicio estándar, no contemplan necesidades, por ejemplo, de conservación o refrigeración a un precio razonable”, agrega Jatar.
“El alto costo muchas veces provoca el desencanto y la decisión final es no comprar”, dice José Camino, de Dali (www.facebook.com/dali.life), que servicio de decoración on line y tiene su propiatienda. “Ninguna de las empresas ha logrado desarrollar un software que se pueda adaptar a los carritos de venta online para el cálculo del envío y, en general, los costos son muy altos al incorporarlos al monto de pago final”, agrega.
Que no se rompa
Luego del disfrute inicial de realizar la compra en el sillón, comienzan las quejas cuando el cliente nota que no todo salió como él esperaba. “La queja más común tiene que ver con los tiempos de entrega”, detalla Duek. Celeste Albertini, creadora de Casa La Querida (www.casalaquerida.com.ar), que vende productos creativos de blanco, coincide: “El cliente compra para ayer y quiere todo de inmediato, mientras que la logística tiene sus propios tiempos”.
Pedrp Gomaris, creador de Cruz Naranja (www.cruznaranja.com.ar), cuenta que la mayor dificultad es la sincronización del stock. “Más de una vez nos ha pasado de vender online productos que se habían agotado”.
Jimena Caprile, responsable de Olivia D (oliviad.com.ar), especializada en venta de muebles y objetos de decoración, se queja de que “los que se encargan de los repartos no tienen los cuidados suficientes para la movilización de los productos”. Por eso recomienda contar con un packaging adecuado en cada caso. “Necesitamos una entrega casi personalizada, pues vendemos plantas, jardines o cuadros verdes que requieren extremo cuidado y no pueden estar mucho tiempo en una caja”, sugiere, en la misma línea, María Martha Pizzi, de Con Sabor a Hogar (www.consaborahogar.com.ar).
En este mismo sentido se expresa Nicolás Peria, socio de Gama Gourmet (www.gamagourmet.com.ar), que realiza servicios de vianda. “El producto debe llegar al cliente en el tiempo indicado y sin haber sufrido daños durante el traslado” explica. Y concluye: “Hasta que logremos generar una dinámica que contemple y mitigue estas dificultades, no podremos decir que existe un servicio de logística profesional y eficiente”.