Javier Milei

Empresarios y académicos saludaron la toma de mando del Presidente Milei

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) celebró hoy el traspaso de mando y la asunción del nuevo Presidente Javier Milei y coincidió «con lo planteado respecto del rol clave del sector privado, la promoción del comercio libre y los perjuicios de un Estado omnipresente».

En un comunicado, la CAC señaló que «concuerda con la imperiosa necesidad de corregir el abultado desequilibrio fiscal -causa última de la muy elevada inflación que la economía padece – y de encarar decisivas acciones en materia monetaria y cambiaria; como así también considera imprescindible garantizar la seguridad y el orden, y revertir el flagrante deterioro educativo».

«La CAC llama a la oposición y a la sociedad en su conjunto a ejercer la actitud madura de acompañar las medidas y propuestas del Presidente electo orientadas a lograr la recuperación del país, que no será instantánea. Será costosa y demandará un tiempo considerable, pero el presente de la Argentina deja en claro que los supuestos atajos, más temprano que tarde, acaban en el fracaso», destacó la entidad empresaria.

Por último, la Entidad celebra que el traspaso de mando haya sido la culminación de un proceso electoral ejemplar, caracterizado por el pleno respeto por la legislación vigente, que consolidó las instituciones de la democracia en el año de su 40° aniversario.

En tanto, la Fundación Libertad y Progreso «felicitó al flamante Presidente Javier Milei, y lo reconoció como un hombre comprometido con los principios de libertad y progreso que son el núcleo de nuestra filosofía».

«Su visión refleja un compromiso con la reducción de la pobreza y la reversión de la decadencia, en este momento fundamental para la Argentina, reafirmamos nuestro compromiso de trabajar mancomunadamente para alcanzar nuestros objetivos comunes. Estamos convencidos de que, respetando los principios de la libertad individual, la responsabilidad y la innovación, nuestro país podrá retornar al concierto de las naciones desarrolladas y conformar un atractivo para nuestros jóvenes y todos los habitantes del mundo», indicó la institución.

Milei desde el balcón: «Prefiero decir una verdad incómoda antes que una mentira confortable»

El presidente Javier Milei salió esta tarde a uno de los balcones de la Casa Rosada para dar un breve mensaje al público y sostuvo que prefiere «decir una verdad incómoda antes que una mentira confortable», en referencia a las próximas medidas que tomará en materia económica, aunque aclaró que su Gobierno va «a comenzar la reconstrucción argentina luego de 100 años de decadencia».

Milei salió a las 15.29 a uno de los balcones de la Casa de Gobierno para saludar a los ciudadanos reunidos en la Plaza de Mayo con motivo de su asunción como Jefe de Estado.

Al grito de «hola a todos, soy el león» y de «Viva la libertad carajo!», el flamante mandatario se dirigió a saludar a la multitud que se congregó en la plaza luego de saludar a las delegaciones extrajeras en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

«He construido mi carrera sobre la idea de decirles siempre la verdad, siempre les dije la verdad y no es gratis, pero prefiero decir una verdad incómoda antes de una mentira confortable», subrayó Milei.

«Quiero que tengan conciencia, que tengamos claro que vamos a comenzar la reconstrucción argentina luego de 100 años de decadencia», amplió el jefe de Estado, y añadió que «si bien vamos a tener que soportar períodos complejos, vamos a salir adelante», para puntualizar luego que «es el fin de la noche populista».

Desde el balcón, dio «las gracias a cada uno de ustedes por el cariño manifestado» y por acompañar «estas horas de tanta alegría por la llegada al poder de un presidente liberal libertario».

Tal como lo hizo en su discurso en las escalinatas del Congreso, citó ideas del dirigente liberal Alberto Benegas Lynch hijo como base de «nuestra libertad», como «el respeto irrestricto al proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión, el derecho a la vida y a la propiedad», y enumeró «la propiedad privada, los mercados libres sin intervención estatal, la división del trabajo y la cooperación social».

Al final, expresó a la multitud: «Argentinos, pongámonos de pie, abracemos estas ideas del liberalismo», porque «las fuerzas del cielo nos van a hacer el mejor gobierno de la historia».