Buscando a un muerto en un contenedor ubicado en Paraguay 4600

Publicado por

Una mujer alertó a la Policía desde Paraguay que su hermano le confesó que había matado al ex marido de ella, por lo que el sospechoso fue detenido y el cadáver era buscado desde la tarde hasta la noche en un contenedor el barrio porteño de Palermo, informaron fuentes de la investigación.

Todo comenzó días atrás, cuando el tío de la víctima radicó una denuncia por averiguación de paradero, ya que desde el pasado jueves 25 de enero que no lo veía ni tenía contacto con él. Fue entonces que el hermano de la ex mujer del joven asesinado le confesó en una conversación telefónica que había asesinado a su ex cuñado.

Es que, según informaron los voceros, la mujer, de 39 años vivía en una vivienda ubicada en la calle Fray Justo Santa María de Oro al 2300, en el mencionado barrio de la ciudad de Buenos Aires, junto a su marido, de 24 años y el hermano de ella, de 37 años, todos de nacionalidad paraguaya.

La mujer se habría separado de su esposo en las últimas semanas por lo que regresó a su país de origen, quedando conviviendo en la casa su hermano y su ex pareja.

A raíz de la confesión de su hermano, la mujer llamó por teléfono a la Policía desde la República del Paraguay para dar aviso del crimen, denuncia que finalmente fue radicada en la comisaría 23 de la Policía de la Ciudad.

Por este motivo, se dispuso una consigna policial en la puerta de la vivienda y en las últimas horas se detuvo al imputado.

En el lugar trabajaban efectivos de Policía Científica, de la Unidad Criminalística Móvil y del cuerpo de canes, quienes levantaron rastros de sangre de un contenedor de basura ubicado frente a la casa, aunque se esperaba el resultado de las pericias para determinar si se trataba de manchas hemáticas de origen humano o animal.

En tanto, la vivienda, una casona de tres pisos que se encuentra en refacción, también era inspeccionada con el objetivo de encontrar el cadáver de la víctima.

Interviene en la causa el Juzgado en lo Criminal y Correccional 63 a cargo del juez Ángel Gabriel Nardiello y la Fiscalía 20 a cargo de Carlos Vasser.


Inseguridad.

En la madrugada del 24 de enero entraron cuatro delincuentes al local ubicado en Santa Fe y Bulnes. Las cámaras de seguridad registraron todo.se llevaron alrededor de 70 mil pesos entre mercadería y dinero. A los tres días siguientes, el mismo local fue atacado por una «mechera», una mujer rubia elegir camisolas de los percheros y guardárselas en el bolso. Las cámaras de seguridad registraron toda la secuencia. Por ahora Palermo Sensible es Palermo Robo.

MECHERAS

El primero de estos hechos tuvo lugar en el barrio porteño de Palermo, donde un grupo de mujeres ingresaba a diferentes locales del shopping para sustraer prendas de vestir.

La dueña del local recordó episodios pasados, ya que desde hace más de un año sufre este tipo de faltantes, el cual se volvió a repetir en las últimas horas.


Tres «mecheras» detenidas en la peatonal Florida

La Policía de la Ciudad detuvo a tres mujeres, luego de que las cámaras del Centro de Monitoreo Tecnológico registraran el momento en que cometían una serie de robos.

El hecho ocurrió en la zona de Florida y Lavalle, las principales peatonales de la ciudad en donde a la tarde confluyen miles de turistas y trabajadores que salen de las oficinas.

En ese contexto de hora pico, los operadores del Centro de Monitoreo Tecnológico (CMT) de la Policía de la Ciudad observaron a tres mujeres, quienes aprovechando la multitud sustraían pertenencias a otros peatones.

Este modus operandi es conocido como «mecheras», en donde generalmente hay una mujer encargada de cometer el robo, acompañada de una o más cómplices que almacenan el botín y caminan detrás para ocultar el hecho a los demás transeúntes.

Las imágenes registradas en esta oportunidad muestran como la «líder» se acerca a una mujer, le abre el bolso y extrae un teléfono celular sin que la damnificada lo note, e inmediatamente se lo pasa a otra mujer que lo guarda en un bolsillo. Una tercera sospechosa camina unos pasos atrás, controlando que nadie más perciba el «trabajo».

Inmediatamente el encargado del CMT dio aviso y fue irradiada la alerta para que el personal de la Policía de la Ciudad que patrulla la zona detuviera a las imputadas, quienes fueron trasladadas a la comisaría correspondiente quedando a disposición de la Justicia.