news1212123 1223 1

Entidades empresarias celebran la convocatoria del Presidente al diálogo

Distintas entidades del sector empresario celebraron hoy la convocatoria al diálogo realizada por el presidente Javier Milei a gobernadores y líderes políticos ante la Asamblea Legislativa.

«Es un gesto al que lamentablemente no estábamos acostumbrados en Argentina y que nos llena de esperanza», manifestaron hoy desde el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA).

En un comunicado de prensa la entidad señaló: «Creemos que están bien elegidos los diez puntos y coinciden plenamente con las propuestas que venimos haciendo».

El país necesita en forma «urgente» encontrar «el camino para revertir décadas de deterioro social y económico, que sólo es posible con respeto a la propiedad privada, regímenes fiscal, laboral y previsional modernos y sostenibles, libertad de comercio y equilibrio fiscal duradero que incluya un sistema de reparto de ingresos justo», dijo.

Por su parte, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recordaron que «siempre pedimos diálogo, negociación y acuerdos entre los representantes de los distintos sectores de la política argentina».

La convocatoria realizada ayer por el Presidente al Pacto de Mayo «va exactamente en esa línea», remarcaron.

Es un «llamado a trabajar con seriedad y responsabilidad» detrás del cual debe haber un «gran acuerdo nacional», una iniciativa «imprescindible en este complejo y difícil momento que está atravesando nuestro país», finalizaron.

En tanto, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) consideró «muy auspicioso» que el Presidente haya convocado a la búsqueda de un acuerdo entre los distintos sectores políticos en torno a políticas de Estado.

“El diagnóstico y el curso de acción planteado por el Presidente Milei van en la dirección correcta; apoyamos firmemente el proceso de desregulación que está llevando adelante el Gobierno nacional, como así también el contundente ordenamiento fiscal y monetario, la austeridad en el manejo de los fondos públicos y el combate a la corrupción enquistada en diversos ámbitos”, sostuvo su presidente Natalio Grinman.

Grinman también sostuvo: “Es clave que nuestro país consolide el proceso de reordenamiento macroeconómico en marcha, como así también que se avance con cambios de fondo que remuevan trabas y permitan que el enorme potencial que permanece latente se desarrolle, en beneficio del conjunto de los argentinos”.

La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) celebró la convocatoria al diálogo por considerar que «el país requiere de una senda clara en materia económica, con

consensos políticos de largo plazo para abandonar este período de estancamiento y decadencia».

«Esos consensos deben incluir sin lugar a dudas estrategias que permitan el desarrollo del sector privado y la producción e impulsen la libertad económica como elementos centrales para la reactivación de la economía».

Para la entidad, es necesario «profundizar el diálogo para encontrar la solución a los problemas que enfrenta el país, que afectan significativamente el funcionamiento del sector y ponen en riesgo la continuidad de fuentes de trabajo y de las empresas».

Por otra parte, la Unión Industrial Argentina (UIA) manifestó la importancia de la convocatoria pues «el diálogo institucional y los consensos son imprescindibles para la concertación de Políticas de Estado, con el indiscutible objetivo de garantizar previsibilidad y certidumbre sobre el futuro».

«Un acuerdo amplio que busque construir los instrumentos para tener una economía ordenada y previsible es la base para desplegar el potencial productivo; un decidido proyecto industrial con un denso entramado pyme y de cadenas de valor son fundamentales para lograr un desarrollo federal, integrado e inclusivo», cerraron.

Y la Unión Industrial de Córdoba (UIC) expresó su «total apoyo» a la propuesta, que consideró «un acuerdo social necesario al que debemos adherir toda la sociedad y quienes nos representan».

En un comunicado titulado «En tiempos de encuentros para una nueva Argentina», la entidad sostuvo: «Creemos que esta iniciativa marca un nuevo comienzo para una Argentina que viene de décadas de decadencia social, económica y de falta de valores».

«Este acuerdo y las reformas estructurales que se proponen son un paso importante en la dirección correcta y estamos comprometidos a colaborar en su implementación», completó la UIC.

Finalmente, el Capítulo Argentino del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp) respaldó las palabras del Presidente, por considerar que «colocan al país ante una oportunidad singular para retomar el camino del desarrollo y restablecer los consensos fundamentales, evitando así un nuevo fracaso».

El denominado «Pacto de Mayo» contiene principios ya consagrados en la Constitución Nacional, los cuales «no han sido exentos de asedios recurrentes que

posicionaron a la Argentina en múltiples escenarios de extrema imprevisibilidad a lo largo de las décadas», señaló la entidad.

«La defensa de la propiedad privada, así como el respeto por la libertad de comercio y la apertura al mundo, resultan valores irrenunciables si se pretende que nuestra república vuelva a convertirse en un destino atractivo para las inversiones», concluyó.