columna meteorologica

Equinoccio inicio de la primavera y del otoño.

Publicado por

Los equinoccios  son los momentos del año en los que el Sol está situado en el plano del ecuador celeste. Ese día y para un observador en el ecuador terrestre, el Sol alcanza el cenit (el punto más alto en el cielo con relación al observador, que se encuentra justo sobre su cabeza, vale decir, a 90°). El paralelo de declinación del Sol y el ecuador celeste entonces coinciden.

Ocurre dos veces por año: entre el 19 y el 21 de marzo y entre el 21 y el 24 de septiembre de cada año.

Como su nombre indica, en las fechas en que se producen los equinoccios, el día tiene una duración aproximadamente igual a la de la noche en el ecuador y en las latitudes próximas a este.

Los equinoccios se usan para fijar el inicio de la primavera y del otoño en cada hemisferio terrestre.

Al Sol le lleva todo el año recorrer la totalidad del zodiaco, se mueve por los 360 grados de los 12 signos a razón de aproximadamente 1 grado cada día que, sumados, constituyen los 365 días de nuestro año.

Su andar por el zodiaco

Su andar por el zodiaco va modificando los porcentajes de luz en las diferentes partes del planeta debido a la inclinación entre la elíptica y el ecuador terrestre que genera las cuatro estaciones del año.

En las fechas de cambio de estaciones se modifica también la distribución de luz solar en ambos hemisferios, son los tiempos donde además inician los cuatro signos llamados “cardinales o emprendedores”.