Falleció Héctor Timerman producto de un cáncer terminal

Héctor Marcos Timerman (16 de diciembre de 1953 – 30 de diciembre de 2018) fue un diplomático, político y periodista argentino, que fue ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de su país entre junio de 2010 y diciembre de 2015. Antes, fue embajador de Argentina en los Estados Unidos.

Hijo del periodista Jacobo Timerman,​ quien fundó en el año 1971 el diario La Opinión expropiado en 1977 por la dictadura y reeditado con una línea editorial opuesta (1977-1981). Es periodista, con Maestría en Asuntos Internacionales de la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos en 1981.

El ex canciller, Héctor Timerman, murió a los 65 años producto de un cáncer terminal. El ex funcionario se encontraba cumpliendo una prisión preventiva ordenada por el juez federal Claudio Bonadio por la causa por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, según la denuncia del ex fiscal de la UFI AMIA, el fallecido Alberto Nisman. Fue por este motivo que no pudo tratar en Estados Unidos su enfermedad, ya que ese país le denegó la visa. El Gobierno argentino intentó diplomáticamente entablar una negociación para lograr el ingreso del ex diplomático pero no lo logró. Timerman fue ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto entre junio de 2010 y diciembre de 2015. Asumió en la primera presidencia de Cristina y dejó su cargo cuando asumió Mauricio Macri. En julio de 2004, Néstor Kirchner lo había designado cónsul general en Nueva York. El 7 de diciembre de 2017, día que Bonadio le dictó la preventiva, Timerman tuiteó: “En 1978 mi padre, Jacobo, fue puesto en prisión domiciliaria luego de dos secuestros y varios centros de tortura. En 2017 su hijo, Héctor, es puesto en prisión domiciliaria. En ambos casos la DAIA y la AMIA colaboraron en nuestro calvario. Dan verguenza”.

Historia
Al ser secuestrado y torturado su padre Jacobo Timerman, se arrepintió de su participación en el diario. Se convirtió en militante por los derechos humanos y en 1978 debió exiliarse en Nueva York, en donde cofundó Americas Watch, capítulo occidental de Human Rights Watch. Más adelante fue parte de la junta directiva del Fondo por la Libertad de Expresión, grupo basado en Londres.

Timerman permaneció activo en la militancia por los derechos humanos. Fue miembro del Consejo de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos desde 2002 hasta 2004, y presidió de la Coalición Internacional de Museos Históricos de la Memoria. Timerman fue el primer testigo en dar testimonio en el juicio a Christian von Wernich, un excapellán de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, acusado de complicidad en numerosos asesinatos y torturas (incluyendo la de su padre) en la última dictadura.

En el año 2013, declaró que “no le debe nada” a Israel por haber intercedido en el secuestro de su padre durante la dictadura, al ser consultado por Radio Continental sobre la postura contraria de Israel al acuerdo firmado con el régimen iraní de Mahmud Ahmadineyad.

Después de las elecciones de 2003 se manifestó partidario del presidente Néstor Kirchner, quien en julio de 2004 lo designó cónsul general en Nueva York.

Hacia diciembre de 2007 pasó a ser embajador argentino en los Estados Unidos. Luego de la renuncia de Jorge Taiana, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo nombró Ministro de Relaciones Exteriores Comercio Internacional y Culto. ​ Durante su mandato priorizó la presentación de los autores del atentado a la AMIA en 1994 ante la justicia, y persuadió al gobierno vecino de Bolivia de acortar una visita de Estado a ese país en 2011 del ministro de defensa iraní Ahmad Vahidi (cuyo arresto las autoridades argentinas habían intentado desde 2007 en conexión con el ataque). También trabajó para establecer una Comisión de la Verdad junto con Irán en 2013 para investigar el atentado de 1994.

Por otro lado, adelantó esfuerzos en curso contra los fondos buitre que buscaban el pago al valor nominal de los bonos comprados a los revendedores por centavos de dólar, y cuyos intentos de bloquear los pagos a todos los otros tenedores de bonos continuaron amenazando la reestructuración anterior de la deuda de Argentina.

La larga disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas fue un punto destacado durante su mandato. Timerman afirmó que “hemos estado tratando de encontrar una solución pacífica durante 180 años”. Timerman obtuvo declaraciones de apoyo a la soberanía argentina de parte de naciones africanas y latinoamericanas.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999