Liberan mosquitos autodestructivos modificados genéticamente.

Falta repelente en los comercios en plena invasión de mosquitos

Falta repelente en los comercios en plena invasión de mosquitos

En Buenos Aires, Argentina, la falta de repelente en los comercios se ha convertido en un problema en plena invasión de mosquitos. Los consumidores se quejan de que no pueden encontrar el producto en ningún lugar, incluso en las farmacias y supermercados más grandes.

Las razones de esta escasez son varias. Por un lado, el aumento de las temperaturas y las lluvias ha provocado una proliferación de mosquitos, lo que ha generado una mayor demanda de repelente. Por otro lado, la pandemia de COVID-19 ha afectado a la cadena de suministro, lo que ha dificultado la importación de productos desde el exterior.

Esta situación está generando preocupación entre los ciudadanos, que temen que las picaduras de mosquitos puedan provocar enfermedades como el dengue, el zika o la chikungunya.

Según un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, el 70% de los comercios encuestados no contaba con repelente en stock. De los que sí tenían, la mayoría solo ofrecía productos de bajo costo y baja calidad.

La Defensoría del Pueblo ha pedido a las autoridades que tomen medidas para garantizar el abastecimiento de repelente en los comercios. También ha recomendado a los ciudadanos que utilicen otros métodos para protegerse de las picaduras de mosquitos, como el uso de mosquiteros, mallas mosquiteras y ropa de manga larga.

A continuación, se ofrecen algunos consejos para protegerse de las picaduras de mosquitos:

Use ropa de manga larga y pantalones largos, especialmente cuando esté al aire libre al atardecer o al amanecer, cuando los mosquitos son más activos.
Use repelente contra insectos que contenga DEET, picaridin o IR3535.
Aplique el repelente en todas las áreas expuestas de la piel, y vuelva a aplicarlo cada dos horas, o más a menudo si está sudando o nadando.
Mantenga las puertas y ventanas cerradas, o use mosquiteros para bloquear la entrada de mosquitos.
Instale lámparas con luz ultravioleta para atraer y matar mosquitos.
Si es picado por un mosquito, lave la zona con agua y jabón. Si presenta síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares o articulares, consulte a un médico.

Los repelentes de mosquitos están hechos de una variedad de ingredientes, pero los más comunes son:

DEET: El DEET es el ingrediente activo más eficaz en los repelentes de mosquitos. Es un insecticida que bloquea los receptores de olores de los mosquitos, lo que les impide detectar a los humanos. El DEET es seguro para la mayoría de las personas, pero puede causar irritación en la piel de algunas personas.

Icaridina: La icaridina es un insecticida similar al DEET que es tan eficaz como este. Es menos irritante para la piel que el DEET, pero puede ser más caro.

Picaridin: La picaridin es un insecticida que es menos eficaz que el DEET o la icaridina, pero es menos irritante para la piel.

Aceites esenciales: Algunos aceites esenciales, como la citronela, la menta y el eucalipto, pueden repeler a los mosquitos. Sin embargo, su eficacia no está del todo clara y pueden no ser tan eficaces como los repelentes que contienen insecticidas.

Los repelentes caseros pueden hacerse con una variedad de ingredientes, incluidos:

Citronela: La citronela es una planta que tiene un olor que repele a los mosquitos. Puede usarse en forma de aceite esencial, velas o difusores.

Menta: La menta es otra planta que repele a los mosquitos. Puede usarse en forma de aceite esencial, hojas frescas o té.

Eucalipto: El eucalipto es un árbol que tiene un olor que repele a los mosquitos. Puede usarse en forma de aceite esencial, hojas frescas o té.

Aquí hay una receta para un repelente casero de citronela:

Ingredientes:

1 cucharada de aceite de oliva
10 gotas de aceite esencial de citronela
Instrucciones:

Mezcle el aceite de oliva y el aceite esencial de citronela en un frasco pequeño.
Aplique el repelente en las áreas expuestas de la piel.
Este repelente casero puede durar hasta una semana.