Mama Antula

Francisco canonizó a Mama Antula en el Vaticano y la primera santa argentina

Francisco canonizó a Mama Antula, la primera santa argentina

El papa Francisco declaró hoy oficialmente santa a María Antonia de San José de Paz y Figueroa, conocida como Mama Antula, la primera mujer argentina de la historia en ser canonizada.

Pasados 22 minutos del inicio de la misa de canonización de la que participa entre otros el presidente Javier Milei, el Papa convirtió oficialmente en santa a Mama Antula al leer en latín la elevación a los altares de «Beatam Mariam Antoniam a Sancto Ioseph de Paz y Figueroa».

«En honor de la Santa e individua Trinidad, para la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y escuchando el parecer de numerosos hermanos en el Episcopado, declaramos y definimos Santa la beata María Antonia de San José de Paz y Figueroa y la inscribimos en el Catálogo de los Santos, estableciendo que en toda la Iglesia sea honrada devotamente entre los santos», proclamó el Papa a las 9.45 horas locales (5.45 de Argentina).

A las 9.45 locales (5.45 de la Argentina), frente a cientos de peregrinos argentinos presentes en la Basílica de San Pedro, el Papa convirtió oficialmente en santa a Mama Antula al leer en latín la elevación a los altares de «Beatam Mariam Antoniam a Sancto Ioseph de Paz y Figueroa».

Mama%20Antula

«En honor de la Santa e individua Trinidad, para la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y escuchando el parecer de numerosos hermanos en el Episcopado, declaramos y definimos Santa la beata María Antonia de San José de Paz y Figueroa y la inscribimos en el Catálogo de los Santos, estableciendo que en toda la Iglesia sea honrada devotamente entre los santos», proclamó el Papa.

Con esa fórmula, la creadora de los ejercicios espirituales nacida en lo que entonces era la provincia de Tucumán en 1730, actualmente Santiago del Estero, y fallecida en Buenos Aires en 1799 se convirtió en la primera santa de la historia del país.

«Hoy fue canonizada María Antonia de Paz y Figueroa, una santa argentina. Un aplauso a la nueva santa», convocó luego el pontífice al rezar el tradicional Ángelus dominical desde el Palacio Apostólico ante miles de fieles que lo siguieron en la Plaza San Pedro.

Más temprano, miles de personas se congregaron en la Basílica de San Pedro para la celebración eucarística de casi dos horas de duración presidida por el pontífice y en la que estuvo, entre otras autoridades, el presidente Javier Milei, que fue buscado por muchos fieles para sacarse fotos.

Cerca de 400 fieles llegados desde la Argentina, algunos con banderas nacionales, ocuparon las primeras filas de la Basílica con estampitas de la inminente santa, a la que los obispos argentinos consideraron esta semana como la «Madre Espiritual de la Patria».

Durante la homilía, el Papa destacó que la nueva santa «caminó miles de kilómetros a pie por desiertos y calles peligrosas», al tiempo que la calificó como «un modelo de fervor y audacia apostólica».

Además, Francisco subrayó el trabajo de la nueva santa por la «vida digna» de los pobres a través del trabajo y la justicia y el pan cotidiano y, en un pasaje con contenido social, lamentó «cuántas personas que sufren encontramos en las veredas de nuestras ciudades».

«Y cuántos miedos, prejuicios e incoherencias, aun entre los que creen y se profesan cristianos, contribuyen a herirlas aún más», denunció tras advertir por la «lepra del alma; una enfermedad que nos hace insensibles al amor, a la compasión, que nos destruye por medio de las gangrenas del egoísmo, del prejuicio, de la indiferencia y de la intolerancia».

Además del Presidente y de una comitiva del Gobierno nacional, también participaron de la ceremonia, entre otros, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri.

También participaron como concelebrantes del Papa los cardenales argentinos Víctor Manuel «Tucho» Fernández y Mario Poli; el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva, el obispo de Santiago del Estero Vicente Bokalic Iglic y el titular de Cáritas y obispo de Quilmes, Carlos Tissera, entre otros religiosos del país.

Mama Antula se convirtió en santa luego de que en octubre pasado Francisco aprobara un milagro atribuido en la sanación de Claudio Perusini, quien se recuperó de un «ictus isquémico con infarto hemorrágico en varias zonas, coma profundo, sepsis, shock séptico resistente, con fallo multiorgánico» gracias a la intercesión de la laica consagrada.

La recuperación de Perusini, que había sido alumno de Jorge Bergoglio y hoy estuvo presente en la Basílica, no tuvo explicación médica, según la junta de profesionales del Vaticano, por lo que se reconoció el milagro de Mama Antula.

En la biografía oficial que se leyó en la misa, la Santa Sede destacó que «María Antonia de San José de Paz y Figueroa, conocida como Mama Antula, nació en 1730 en la provincia de Tucumán, en Argentina» y que «se tienen pocas informaciones de su infancia y juventud».

«Enferma, pero feliz de haber realizado lo que más deseaba, es decir, la casa para los ejercicios espirituales en Buenos Aires, el 6 de marzo de 1799 hizo escribir su testamento y al día siguiente entregó su alma a Dios», agregó el texto, que también resaltó que «se calcula que en ocho años de actividad organizó ejercicios espirituales para más de 70.000 personas», tras haberse enfrentado con las autoridades políticas y eclesiásticas de la época luego de la expulsión de los jesuitas del territorio del virreinato.

Mama Antula ya había sido declarada beata en 2016, con una ceremonia en Santiago del Estero, luego de que se aprobara un milagro en la curación de una religiosa de las Hijas del Divino Salvador, la hermana Rosa Vanina, quien habría recuperado la salud en 1904 por intercesión de la fundadora y madre espiritual de esta congregación.

La documentación se recogió en 1905: se trató de una colecistitis aguda, con todos los síntomas del shock séptico, que en aquella época, sin antibióticos, era mortal.

En 2010, el entonces pontífice Benedicto XVI había dado el primer paso hacia la beatificación de Mama Antula al considerarla «venerable» tras reconocer que «practicó las virtudes cristianas en grado heroico».

Javier Milei fue muy irresponsable con sus dichos en el pasado con el Papa.
Javier Milei fue muy irresponsable con sus dichos en el pasado con el Papa. No olvidar: Había dicho que el Papa «es el representante del maligno en la tierra»

Nacida en 1730 en lo que hoy es la provincia de Santiago del Estero, y fundadora en Buenos Aires de la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, Mama Antula falleció el 7 de marzo de 1799, y sus restos descansan en la actualidad en la iglesia porteña de Nuestra Señora de la Piedad, ubicada en la calle Bartolomé Mitre y Paraná.

Durante su pontificado, Francisco ya convirtió en santos al argentino José Gabriel «cura» Brochero, en 2016, y al ítalo-argentino Artémides Zatti en 2022.

11 02 2024 el papa francisco saluda a

Todo Santiago del Estero celebra la canonización de Mama Antula, la primera santa argentina

Cientos de fieles siguieron hoy desde la plaza Libertad de Santiago del Estero y en Silípica, donde se encuentra el santuario en honor a Mama Antula, la canonización de la primera santa argentina a través de pantallas gigantes que transmitieron la ceremonia encabezada por el papa Francisco en el Vaticano.

La emoción y la alegría de tener una santa inundó los corazones de los presentes, quienes con cánticos y aplausos celebraron el momento en que la religiosa fue declarada santa.

En un mensaje grabado, el obispo de la diócesis de Santiago del Estero, Vicente Bokalic, celebró la canonización y remarcó que en «tiempos como decimos de grandes crisis, de oscuridades, de desánimos, de tristezas, si miramos a Mama Antula vamos a descubrir que ella atravesó todos estos momentos».

«¿Qué fue lo que la mantuvo firme en esa decisión? Su profundo amor a Jesús, Jesús le daba fuerzas, Jesús le daba la vida, Jesús le daba el amor, Jesús la impulsaba a la misión, por eso comenzó a caminar y hoy la Iglesia Universal la reconoce como santa», añadió.

A la vez, el padre Carlos Rafael Navarro, quien arribó a la provincia desde Tucumán para participar de la vigilia en la plaza Libertad, dijo en diálogo con los medios que Mama Antula fue una «mujer que vivió la empatía y muchas características que vamos descubriendo de esta santa que la historia la olvidó un poco, pero que ahora, gracias al papa Francisco la sacó de ese anonimato».

En ese marco, agregó que el pontífice hoy la muestra «como un modelo de vida para muchos jóvenes y también para nuestra sociedad en estos tiempos que nos toca vivir».

«Es mujer de la esperanza, que nos trae esperanza en este tiempo que vemos mucho agobio, mucho cansancio, mucha violencia», dijo.

Durante la vigilia también se dio a conocer un mensaje de Claudio Perusini, quien recibió el milagro por intercesión de Mama Antula, quien dijo: «Cuando me preguntan sobre el milagro, que yo no hice nada; que Dios, a través de Mama Antula, sigue mostrando su amor en nuestra historia».

«Así, con un corazón agradecido, pidamos por nuestra patria, por los hermanos que sufren, por la Iglesia, por el aumento de vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales, y festejemos con inmensa alegría la manifestación de Dios en la santificación de Mama Antula», agregó

La vigilia por la canonización de Mama Antula se inició pasadas las 23 y se extendió toda la madrugada con gran emoción en la plaza Libertad de la capital de Santiago del Estero, al son de zambas y chacareras, con cánticos y aplausos.

No sólo de santiagueños se congregaron en un día histórico para el país, por tratarse de la primera santa argentina, sino también con el acompañamiento de fieles de Chaco, Tucumán, Formosa, Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y otras provincias.

El sacerdote Rafael Navarro, el «padre Rafa», quien se hará cargo del santuario de Huachana, fue uno de los primeros animadores que comenzó a vivar a Mama Antula, con la entrada de las imágenes históricas de la provincia Señor de los Milagros de Mailín, la Virgen de Sumampa y la de Mama Antula.

«Bendecinos, Mama Antula; que no nos falte el pan, bendice a los jóvenes y a los niños», indicó a la entrada de las imágenes y el aplauso de los presentes.

Y remarcó que todo esto «es una invitación que le digan sí a Jesús, al modo de vida de Mama Antula».

De esta manera se inició la vigilia, para luego dar paso a la entonación del Himno Nacional, interpretado por la banda de música de la Policía santiagueña.

«Ella fue una mujer valiente, una mujer fuerte, una laica que vivió el evangelio y por eso sentimos un gran orgullo que haya sido declarada santa por el Papa Francisco», dijo a Télam la hermana Betty, quien llegó junto a un grupo de diez personas desde Taco Pozo, Chaco.

Miriam Quelas, del movimiento santiagueño del Círculo de Juventud «Eslabón», dijo a Télam que la canonización de Mama Antula «cobra una gran significación para todos nosotros que somos un grupo de jóvenes que tomamos como ejemplo los retiros ignacianos de Mama Antula».

«El mensaje que nos da el Papa con esta canonización es que cualquier laico puede ser santo y Mama Antula era una mujer que llevó a Cristo en su corazón», añadió.

Antes del inicio de la actuación de diferentes artistas, autoridades provinciales y municipales colocaron ofrendas florales en la imagen de Mama Antula, la cual según el gobernador Gerardo Zamora será declarada también «Santa Patrona de la Provincia».

Zamora, quien viajó a Roma para participar de la ceremonia en el Vaticano, resaltó en sus redes sociales que era una «inmensa alegría, poder entregar el proyecto de ley por el cual se declarará Santa Patrona de la Provincia a Mama Antula» al Papa.

A la vez manifestó que le expresó a Su Santidad «el deseo de todos los santiagueños que soñamos con la bendición de su presencia en nuestra tierra, en su próxima y esperada visita a Argentina».

Una de las primeras actuaciones fue del Coro Estable de la Provincia, dirigido por el profesor Roberto Peralta, que interpretó la Misa Criolla, una obra reconocida a nivel internacional y que emocionó a los fieles.

Luego subieron al escenario numerosos artistas y bailarines que honraron a Mama Antula hasta las cinco de la mañana, tales como fue el grupo Soles y Lunas, Luisa Galván, Salitral; Marcelo Toledo; Pablo Araujo; y la actuación de Manolo Herrera y las Sachas Guitarras Atamisqueñas.

María Antonia de San José, conocida hoy en el mundo como Mama Antula, nació en Villa Silípica, en el interior de la provincia de Santiago del Estero, en donde también se festejó con música, agrupaciones gauchas y un gran fogón comunitario.