Gratis engañoso: Los monopatines eléctricos sin tarjeta de crédito no funcionan.

Compartí :-) .

“Mi experiencia en Grin, no fue buena, luego que me invitaran a usar 10 minutos gratis, la aplicación me obligó a aplicar la tarjeta de crédito, cosa que no hice, ya que el anuncio del celular decía que me daban 10 minutos gratis, algo que no cumplieron y es totalmente engañoso”.
“Si me van a dar algo que dicen que es gratis,deben darlo, caso contrario es un anuncio totalmente engañoso y artero”. Asi resumidamente nos contó Marcelo un vecino de Palermo

El fin de semana aparecieron oficialmente los monopatines eléctricos que ofrece en Buenos Aires la empresa Grin, la misma que desde febrero ofrece el servicio en Montevideo, Uruguay. La cobertura inicial arrancó en los barrios de Palermo y Recoleta y muchos usuarios probaron por primera vez el servicio.

Algunos de ellos contaron su experiencia en las redes sociales con una queja en común: el precio del alquiler. El costo para desbloquear el monopatín es de $ 15 y cada minuto de uso cuesta $8, lo que equivale a $ 495 la hora, algó más de 10 dolares la hora, un robo.

A los monopatines se accede a través de una aplicación para smartphone que permite pagar por el servicio y detectar las zonas en las que se encuentran estos vehículos, entre otras cosas. Con la app se debe escanear un código QR ubicado en el manillar para luego acceder a todo el menú del servicio.

Desde la compañía señalaron que “nadie los alquila por una hora” y que el precio está pensado para una “micro movilidad”. “El viaje promedio es de 10-12 minutos. Por ahí el fin de semana crece más el tiempo de uso por el componente recreativo y se va a 15 minutos pero nunca supera los 30. Por supuesto que tienen una autonomía de 25 kilómetros con la batería llena, pero no es lo que se observa en el comportamiento del usuario”, explicó Iván Amelong, gerente general de Grin Argentina.

En cuanto a los valores dijo también que son comparables a los de la región y a transportes similares para esa distancia. Por otra parte, Amelong contó que no hubo inconvenientes como robo de monopatines o roturas durante esta primera etapa.

Por último, dijo que la ampliación del radio del servicio dependerá de tres factores: la aceptación del público, la madurez y solidez de las operaciones y la conversación con el Gobierno de la Ciudad para que sean una solución adicional a los demás medios de transporte.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999