cgt 1

Gremios docentes de la CGT irán al paro el lunes en demanda de mejores salarios

Gremios docentes de la CGT irán al paro el lunes en demanda de mejores salarios

Los gremios docentes nucleados en la CGT convocaron hoy a un paro nacional para el próximo lunes por mejores salarios y dijeron que la administración central los «obliga» a tomar la medida por «falta de aportes y falta de reflexión», luego de confirmar la eliminación del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), lo que reduce el salario inicial docente a 220 mil pesos, por debajo de la línea de pobreza.

«Nosotros queremos a los alumnos en las escuelas pero responsabilizamos al Gobierno nacional de las medidas que nosotros tomamos por falta de aportes y por falta de reflexión ante esta problemática: el Gobierno nacional tiene que financiar y sostener la educación», señaló el secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, durante una conferencia en el salón Saúl Ubaldini de la CGT.

Acompañaron a Romero, los cotitulares de la CGT, Pablo Moyano y Carlos Acuña; las secretarias generales del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Marina Jaureguiberry, y de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Sara García; y el titular de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), Fabián Felman.

Romero anunció que la UDA junto a AMET, Sadop y CEA «vamos a hacer el próximo lunes 4 un paro total de actividades en todo el país y estaremos iniciando recién un plan de lucha que, de no reflexionar el Gobierno nacional, se va a extender con distintas medidas a lo largo y a lo ancho del país».

«No nos han hecho propuestas y no hemos tratado la mejora del salario inicial del sector docente que hoy estaba en 250 mil pesos y, con la quita del Fonid, se reduce aún más el salario y queda alrededor de los 220 mil pesos», dijo Romero sobre la reunión que el martes mantuvieron gremios y ministros provinciales con el Gobierno nacional, donde se confirmó la eliminación del Fonid.

La convocatoria fue realizada por la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Capital Humano de la Nación en su sede, ubicada en la avenida Leandro N. Alem 650 de esta capital, y estuvo encabezada por el secretario de Trabajo, Omar Yasin, junto a su par de Educación, Carlos Torrendell.

Romero dijo que pese a que Torrendell «es buena persona» cuenta «con muy poca autonomía de gestión» y criticó que «nos entretuvo mucho tiempo sin poder hacer mucho aporte a la reunión paritaria».

«Digo reunión paritaria porque estamos convencidos que estamos negociando en un ámbito paritario», remarcó Romero, aunque la administración central la denominó «reunión por el piso salarial».

Al respecto, reprochó que hay «miles de docentes que perciben» el salario inicial y que «son jefes de familia» y recriminó que la remuneración se encuentra «por debajo de la línea de la pobreza».

Además, advirtió que también «está en duda» el cobro del Fondo Compensador de Desigualdades Salariales que, explicó, reciben provincias «que no pueden pagar el salario mínimo» y alertó que tampoco «hay aportes para infraestructura nacional y para capacitación».

«El gobierno nacional se ha negado a responsabilizarse dentro del marco de la ley del financiamiento del sistema educativo argentino», rechazó.

La secretaria general de Sadop, Marina Jaureguiberry, afirmó a su turno que en el encuentro del martes, «lejos de haber una propuesta superadora, lo que ha quedado planteado es una reducción del salario docente», e insistió: «No partimos de un piso de rediscusión salarial, partimos de un piso de reducción directamente del salario».

La discusión salarial pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo martes, cuando volverán a encontrarse los representantes sindicales con las autoridades provinciales y nacionales.

Sobre la eliminación del Fonid, expuso que «hace más de 20 años el salario docente se compone de cifras nacionales y de cifras provinciales: el Fonid es una cifra nacional que va directamente al bolsillo de las compañeras. Significa hoy en la Argentina entre un 10 y un 20 por ciento del salario básico» de un docente.

El cosecretario general de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, le brindó su «apoyo» a los gremios docentes y recordó que «la CGT está en estado de alerta y movilización» por lo que, adelantó, «se van a ir acrecentando las medidas que vamos a tomar».

Y con un mensaje dirigido al presidente Javier Milei, afirmó: «Puede apretar a los gobernadores, puede apretar a los diputados pero a la CGT no la aprieta nadie. No pudieron los militares, no pudo (el expresidente Mauricio) Macri y mucho menos va a poder este cachivache que es un empleado de las corporaciones nacionales y multinacionales».

Por su parte, la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) -que pertenece a la CTA- se encuentra realizando un plenario de secretarios generales de la organización para «evaluar la situación y darle continuidad al plan de lucha dispuesto».

Los gremios docentes provinciales agrupados en Ctera vienen de realizar un paro el lunes, que coincidió con el inicio de clases en ocho distritos, en reclamo de la paritaria nacional y justamente en rechazo de la anunciada eliminación del Fonid.

ASISTENCIA
Ministros de Desarrollo Social le pidieron a Pettovello que reactive los programas de asistencia

Ministros de Desarrollo Social de nueve provincias le solicitaron hoy a la ministra de Capital Humano de la Nación, Sandra Pettovello, que «revierta la decisión de congelar y desfinanciar los programas de asistencia social».

Los funcionarios se reunieron en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en la ciudad de Buenos Aires, para analizar «el impacto del desfinanciamiento» de las políticas del Ministerio de Capital Humano y el recorte de las transferencias de fondos a las provincias, informaron oficialmente.

Tras el encuentro, que reunió a nueve representantes provinciales, se difundió un documento conjunto en el que se solicitó el restablecimiento de canales de diálogo para reactivar las políticas sociales ahora suspendidas.

En el comunicado se indicó que el objetivo fue «analizar la situación social que atraviesan los sectores vulnerables» y solicitar a Pettovello «la apertura de canales de diálogo para coordinar la asistencia alimentaria y requerir que revierta la decisión de congelar y desfinanciar los programas de asistencia social, que contienen a miles de familias que sufren las consecuencias de la crisis social y económica que atraviesa la Argentina».

El documento fue firmado por Andrés Larroque (Buenos Aires), Diego Fernando Álvarez (La Pampa), Alfredo Menem (La Rioja), Ángel Hugo Niccolai (Santiago del Estero), Lucas Castelli (Neuquén), Gloria Giménez (Formosa), Juan Pablo Muena (Río Negro), Fernando Meza (Misiones) y Adriana Chapperon (Tierra del Fuego).

El texto destaca que «ante el ajuste que está aplicando el Gobierno Nacional, las funcionarias y los funcionarios públicos, tenemos el deber de articular y generar respuestas ante las demandas que vienen de los sectores más desprotegidos».

En esa línea solicitan a Pettovello y al secretario Pablo de la Torre «que abran canales de comunicación, convoquen a una mesa de diálogo y reúnan a la brevedad al Consejo Federal de Desarrollo Social, para analizar los alcances de las decisiones nacionales en cada jurisdicción y dar respuesta a los sectores afectados».

«Una devaluación del 118%, una suba de la inflación del 25,5% en el mes de diciembre y del 20,6% en el mes de enero y más del 50% de los argentinos y argentinas en la pobreza, no puede ir acompañado de un brutal ajuste en los sectores más vulnerables», destacó el comunicado.

Los ministros provinciales consideraron que «degradar el Ministerio de Desarrollo Social no está dando resultados y consideramos que las primeras medidas: cortar programas de inclusión laboral, de fortalecimiento de la economía popular, proyectos de integración urbana, programas para la primera infancia y alimentarios, sin anunciar políticas superadoras, está generando más desigualdades y consolidando la vulnerabilidad social de la población».

A manera de ejemplo citaron «el impacto que están teniendo estas políticas en las personas con discapacidad, en adultos mayores, en los pueblos originarios, en primera infancia, en personas con diferentes enfermedades y problemas alimentarios».

Los funcionarios subrayaron que «Desarrollo Social es un área crucial que funcionó de manera activa con todos los gobiernos, desde la crisis del año 2001».

«Hasta que asumió el presidente Javier Milei, ningún Gobierno llegó al extremo de recortar de manera tan drástica la ayuda alimentaria a los merenderos y comedores escolares. Estamos ante una situación inédita y de gravedad para los más desprotegidos», remarcaron.

Indicaron que «hasta el momento, el Gobierno sólo anunció que, durante el primer semestre del año, el ajuste será muy duro para los argentinos y argentinas» y en ese sentido, resaltaron que «hay sectores que no pueden esperar y nuestra función como servidores públicos es dar respuesta a los ciudadanos y ciudadanas de las provincias argentinas. Esperamos una respuesta a la brevedad».