Guerra de cuarta generación: La Guerra biológica es un crimen de guerra.

Compartí :-) .

La llamada Guerra de cuarta generación es una denominación dentro de la doctrina militar y comprende a la Guerra de guerrillas, la Guerra asimétrica, la Guerra de baja intensidad, la Guerra Sucia, el Terrorismo de Estado u operaciones similares y encubiertas, la Guerra popular, la Guerra civil, el Terrorismo y el Contraterrorismo, además de la Propaganda, en combinación con estrategias no convencionales de combate que incluyen la Cibernética, la Población civil y la Política. En este tipo de guerras no hay enfrentamiento entre ejércitos regulares.



| La guerra biológica

La guerra biológica es una forma singular de combate, en la cual se emplean armas de diferentes tipos que contienen virus o bacterias capaces de infligir daño masivo sobre fuerzas militares y/o civiles.

El uso de armas biológicas está terminantemente prohibido por las Naciones Unidas; sin embargo, muchos países —potencias militares— cuentan con este tipo de arsenal en forma no sólo de bombas sino de otro tipo de agentes de esparcimiento menos convencionales.

| El uso de armas biológicas

El uso de armas biológicas ha sido practicado a través de la historia. Antes del siglo XX, el uso de agentes biológicos tomó tres formas principales:

Envenenamiento deliberado de comida y agua con material infeccioso.

Uso de microorganismos, toxinas o animales, vivos o muertos, en sistemas de armas.

| Uso de productos inoculados biológicamente.

Las armas biológicas son tan letales que un gramo de toxina botulínica pura puede matar a 10 millones de personas. Está claro que es 3 millones de veces más letal que el sarín.

| Del mundo antiguo a la tecnológia

Del mundo antiguo, El siglo XVIII, El Siglo XIX, El Siglo XX, 1937-1945, 1946-1972. Está demás decir que se uso cámarás ded gas para matar personas, es decir «civiles».

El incidente más antiguo documentado de la intención de usar armas biológicas está registrado en textos hititas del 1500-1200 a.C., en el que víctimas de peste fueron conducidas hacia tierras enemigas.

| Poemas épicos

De acuerdo con los poemas épicos de Homero sobre la legendaria Guerra de Troya, la Iliada y la Odisea, lanzas y flechas eran untadas con veneno. Durante la Primera Guerra Sagrada en Grecia, cerca al 590 a.C., Atenas y la Liga Anfictiónica envenenaron el suministro de agua del asediado pueblo de Crisa (cerca de Delfos) con la planta tóxica eléboro. El comandante romano Manio Aquilio envenenó los pozos de ciudades enemigas asediadas cerca al 130 a. C.

Durante el siglo IV a.C. los arqueros escitas untaban las puntas de sus flechas con veneno de serpiente, sangre humana y heces de animales para causar heridas que se infectaban. Hay otros varios ejemplos del uso de toxinas de plantas, venenos y otras sustancias tóxicas para crear armas biológicas en la antigüedad.

En el 184 a.C., Aníbal de Cartago tenía recipientes de arcilla con serpientes venenosas e instruía a sus soldados para lanzar los recipientes en las cubiertas de los barcos pergaminos. Aproximadamente en el 198 d.C., la ciudad de Hatra (cerca de Mosul, Irak) alejó al ejército romano liderado por Septimio Severo lanzándoles jarrones de arcilla con escorpiones vivos dentro.

| Guerra biológica medieval
Cuando el Imperio Mongol estableció conexiones comerciales mercantes mongoles probablemente inadvertidamente trajeron la peste bubónica desde Asia central al Medio Oriente y Europa.

Durante la Edad Media, víctimas de la peste bubónica fueron usadas para ataques biológicos, a menudo arrojando cadáveres y excremento sobre las paredes de los castillos usando catapultas.

En el asalto de Thun l’Evêque en 1340, durante la Guerra de los Cien Años, los atacantes catapultaban animales en descomposición en el área asaltada.

En 1422, durante el asalto del castillo de Karlstein en Bohemia, atacantes husitas usaron catapultas para arrojar cadáveres (pero no infectados con peste) y 2000 cargas de estiércol sobre las paredes. Sin embargo, durante el asalto de 1785 de La Calle, fuerzas tunecinas lanzaron ropa contagiada en la ciudad.

| Cadáver volador
Aunque no usado para la guerra, en tiempos antiguos (cerca al 1 d. C.) una forma de ejecución o tortura era atando un cadáver a una persona viva. La persona que cargaba el cadáver se volvía un rechazo social y moría de enfermedades en cerca de una semana.

En 1972, los Estados Unidos firmaron la Convención de Armas Tóxicas y Biológicas, que prohibieron el “desarrollo, producción y acumulación de microbios o sus productos venenosos excepto en cantidades necesarias para protección y exploración pacífica.” Para 1996, 137 países firmaron el tratado, sin embargo, se cree que desde la firma de la Convención el número de países capaces de producir tales armas ha aumentado.

| ES UN CRIMEN DE GUERRA

Un crimen de guerra es una violación de las protecciones establecidas por las leyes y las costumbres de la guerra, integradas por las infracciones graves del Derecho Internacional Humanitario cometidas en un conflicto armado y por las violaciones del Derecho Internacional.

Francis Boyle redactó la legislación nacional de implementación de la Convención de Armas Biológicas, conocida como la Ley Antiterrorista de Armas Biológicas de 1989, que fue aprobada por unanimidad por ambas Cámaras del Congreso de los Estados Unidos y promulgada por el presidente George H. W. Bush.

| ¿Es el coronavirus un arma de guerra biológica que se les escapó por ejemplo a EEUU, China, Rusia o bien Grupos terroristas, o servicios secretos de algún país?

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el «brote de coronavirus (sería) una emergencia de salud pública de interés internacional».

El Instituto de Virología de Wuhan (WIV; chino: 中国科学院 武汉 病毒 研究所; pinyin: Zhōngguó Kēxuéyuàn Wǔhàn Bìngdú Yánjiūsuǒ) es un instituto de investigación administrado por la Academia de Ciencias de China (CAS) sobre virología, y se encuentra en el distrito de Jiangxia, Wuhan , Hubei, China. En 2015, el Instituto abrió el primer laboratorio de nivel de bioseguridad 4 (BSL – 4) que se construirá en China continental.

| Brote de coronavirus 2019-20

En febrero de 2020, el New York Times informó que un equipo dirigido por Shi Zhengli en el Instituto fue el primero en identificar, analizar y nombrar la secuencia genética del nuevo coronavirus (2019-nCoV), y subirla a bases de datos públicas para científicos de todo el mundo. el mundo para entender, y publicar artículos en Nature.

En febrero de 2020, el Instituto solicitó una patente en China para el uso de remdesivir, un medicamento experimental propiedad de Gilead Sciences, que según el Instituto inhibió el virus in vitro; [9] en una medida que también planteó preocupaciones con respecto a los derechos internacionales de propiedad intelectual .

En un comunicado, el Instituto dijo que no ejercería sus nuevos derechos de patente chinos «si las empresas extranjeras relevantes tienen la intención de contribuir a la prevención y el control de la epidemia de China».

Se rumoreaba que el Instituto era una fuente para el brote de coronavirus 2019-20 como resultado de las denuncias de investigación de armas biológicas, que The Washington Post desacreditó como una teoría de conspiración en un artículo titulado: «Los expertos desacreditan la teoría marginal vinculando el coronavirus de China con la investigación de armas «.

El Post citó a expertos estadounidenses que explicaron por qué el Instituto no era adecuado para la investigación de armas biológicas, que la mayoría de los países habían abandonado las armas biológicas como infructuosas, y que no había evidencia de que el virus fuera modificado genéticamente.

En febrero de 2020, The Financial Times informó del experto en virus y principal investigador mundial de coronavirus, Trevor Bradford, quien dijo que «la evidencia que tenemos es que las mutaciones [en el virus] son ​​completamente consistentes con la evolución natural».

Durante enero y febrero de 2020, el Instituto estuvo sujeto a nuevas teorías de conspiración, y le preocupaba que fuera la fuente del brote a través de una fuga accidental, que refutó públicamente . Los miembros de los equipos de investigación del Instituto también estaban sujetos a varias teorías de conspiración, incluyendo a Shi, quien hizo varias declaraciones públicas en defensa del Instituto.

Mientras Ebright refutó varias teorías de conspiración con respecto a la WIV, le dijo a BBC China que esto no representaba la posibilidad de que el virus fuera «completamente descartado» de ingresar a la población debido a un accidente de laboratorio.

| A la fecha..

En Washington están sopesando medidas en respuesta a la revocación por Pekín de las credenciales de prensa a tres periodistas del diario The Wall Street Journal, que había publicado un artículo que definía a China como «el verdadero enfermo de Asia».

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha convocado a un representante de la Embajada de Estados Unidos este miércoles, por reportes de que en Washington están considerando expulsar de EE.UU. a los periodistas chinos, después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, condenara a Pekín por expulsar a tres periodistas de The Wall Street Journal la semana pasada.

«Si EE.UU. toma más medidas de acoso y restricción contra las organizaciones de noticias chinas en EE.UU., la parte china ciertamente dará otra respuesta», ha aseverado Hua Chunying, jefa del Departamento de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

La funcionaria también ha indicado que en los últimos años, Washington ha adoptado varias restricciones contra las organizaciones de noticias chinas, a pesar de que «los periodistas de medios chinos en EE.UU. defienden la ética profesional e informan objetivamente».

Durante dicha reunión Hua Chunying ha recordado que los periodistas estadounidenses fueron expulsados después de que el diario neoyorquino se negara a disculparse por la publicación de un artículo de opinión, titulado ‘China, el verdadero enfermo de Asia’. La funcionaria ha subrayado que The Wall Street Journal «cometió un grave error y debe considerarse responsable de ello» y no ser animado por altos funcionarios.

«En nombre de la llamada ‘libertad de expresión’, el secretario de Estado de EE.UU., [Mike] Pompeo, y otros apoyaron descaradamente los graves errores de The Wall Street Journal, y no hicieron distinción entre lo correcto y lo incorrecto sobre la lucha de China contra la nueva epidemia de neumonía, provocada por el coronavirus», ha denunciado Hua Chunying.

En consecuencia, Pekín ha condenado «la amenaza de venganza contra los medios chinos» y la ha tachado de «inaceptable». La funcionaria ha enfatizado que Estados Unidos «ofendió y provocó irrazonablemente a China primero, y China se estaba defendiendo con razón».

Anteriormente, el Ministerio de Exteriores chino indicó que dicho artículo de The Wall Street Journal tiene «declaraciones racistas, ataca maliciosamente a China» y denigra los esfuerzos de Pekín para combatir el brote de coronavirus.

MAS EJEMPLOS
YA SE HABLA ABIERTAENTE

Teherán, Irán, el 5 de marzo de 2020.

«Hoy, incluso en la lucha contra el coronavirus, que puede ser producto de la guerra biológica de los estadounidenses, saldremos victoriosos», declaró este jueves el general iraní Hossein Salami, comandante en jefe de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, durante un evento militar en la ciudad de Kermán, en el sureste del país.

Salami no duda que su nación está en medio de una «guerra biológica», pero asegura que los iraníes saldrán de esta «con resistencia y fuerza», según cita sus palabras la agencia local de noticias Mehr.

Al apuntar a Estados Unidos como posible fuente del mal que azota al país, el comandante aseveró que el virus se retornará al enemigo, si de verdad es obra suya, y recordó que ya se ejerce una fuerte «presión económica y operación psicológica» para endurecer la vida de los iraníes.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud local, para este 5 de marzo se registraron en Irán 3.513 infectados por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Un total de 739 personas se han recuperado, mientras que el número de muertos asciende hasta el momento a 107.

error: En que podemos ayudarte?