Guillermo Francos 1 1

Guillermo Francos el niño de la política argentina: Un campo para los astutos, no para los ingenuos

Traición política: La sombría realidad detrás de las cortinas del poder

En el intrincado mundo de la política, las traiciones son moneda corriente. Los políticos, lejos de ser figuras incorruptibles, a menudo se ven envueltos en juegos de poder y traiciones que pueden cambiar el curso de la historia. Aquellos que no están preparados para enfrentar la brutalidad de este ambiente pueden encontrarse mejor ubicados en otros campos, como la moda o la plomería, pues la política es un terreno donde la honestidad es a menudo eclipsada por la astucia y la manipulación.

La traición política es un fenómeno que ha marcado el devenir de las naciones a lo largo de la historia. Desde intrigas palaciegas hasta conspiraciones a nivel nacional, los actos de traición han sacudido gobiernos, derrocado líderes y sembrado el caos en sociedades enteras.

Un ejemplo emblemático de traición política se remonta al asesinato de Julio César en el año 44 a.C. en Roma. Conspiradores, entre ellos su protegido y amigo Bruto, tramaron su muerte como un acto de presunta defensa de la República. Este acto desató una serie de eventos que eventualmente llevarían al fin de la República romana y al surgimiento del Imperio.

En tiempos más contemporáneos, la traición política ha sido protagonista en diversos escenarios. Uno de los casos más notorios es el de la traición de Guy Fawkes en el complot de la pólvora en el Reino Unido en 1605. Fawkes y sus cómplices conspiraron para volar el Parlamento británico durante la apertura del mismo, con el objetivo de asesinar al rey Jacobo I y reinstaurar el catolicismo como religión dominante en Inglaterra. Sin embargo, el complot fue descubierto y Fawkes fue capturado, torturado y ejecutado, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra el poder opresivo.

En la era moderna, la traición política ha adoptado formas más sutiles pero igualmente devastadoras. Desde filtraciones de información confidencial hasta alianzas cambiantes entre partidos políticos, la traición sigue siendo una herramienta común en el arsenal de aquellos que buscan el poder a toda costa.

En conclusión, la política es un terreno fértil para la traición y la deslealtad. Los políticos que no están preparados para enfrentar este sombrío aspecto del poder corren el riesgo de ser engullidos por las maquinaciones de sus colegas más astutos. En un mundo donde la lealtad es una mercancía escasa y el poder lo es todo, la traición política se erige como una fuerza omnipresente que moldea el curso de la historia.

Francos dijo que el Presidente reaccionó a lo que «considera una traición» por la caída de Ley Bases

El ministro de Interior, Guillermo Francos, sostuvo hoy que el presidente Javier Milei «ha reaccionado por algo que considera una traición», al opinar sobre los mensajes publicados por el mandatario en redes sociales luego de que la Ley «Bases» no alcanzará los apoyos necesarios y consideró «falto de lógica» que el Gobierno recurra a una consulta popular.

«El Presidente ha expresado su molestia y ha reaccionado por algo que considera una traición. Era una ley que se venía conversando durante todo un mes. El Gobierno había quitado una serie de artículos para llegar a un entendimiento final en los temas más importantes y sobre el día de la sesión hubo hechos que generaron que la declaración de emergencia y la delegación de facultades fueran absolutamente destrozadas por el Congreso», afirmó Francos en declaraciones a Radio Urbana.

El ministro agregó que «insólitamente» se empezaron a votar artículos «inciso por inciso» dejando «absolutamente desnaturalizados el sentido de la ley y de la declaración de emergencia».

«No he leído los tuits que se le atribuyen al Presidente. He conversado varias veces con los gobernadores, hemos tenidos acuerdos y desacuerdos y así es el sistema de la democracia», apuntó.

En ese sentido, sostuvo que el Presidente «gobernará con los instrumentos que le otorga la Constitución» como pueden ser los Decretos de Necesidad y Urgencia.

«Las consultas populares son un mecanismo que el Presidente puede utilizar y esta en la Constitución, pero no se ha conversado estrictamente sobre ese mecanismo. Parece falto de lógica que un presidente que ha sido votado por el 56% de los votos y ha expresado con absoluta claridad su propuesta política para el país tenga que someter a consulta popular su propuesta de gobierno», afirmó.

Además, el ministro sostuvo que «no está en tratamiento en este momento» que el paquete fiscal de la ley «Bases» vuelva al Congreso al asegurar que se puede «prescindir» del mismo y destacó que «en este momento el Gobierno esta en equilibrio fiscal».

«El Congreso sigue cumpliendo un rol institucional. El Gobierno enviará y seguramente será anunciado oportunamente las leyes que corresponde durante el periodo ordinario de sesiones», remarcó Francos a diferencia del diputado nacional por La Libertad Avanza (LLA), Carlos D’Alessandro, quien había afirmado que el Ejecutivo no tiene previsto enviar nuevos proyectos de ley al Congreso este año.

«Dentro de la ley Bases había varios temas que son de importancia fundamental para el futuro de los argentinos. No para llegar al equilibrio fiscal y dominar la inflación, sino para generar un crecimiento fuete en la actividad económica del país», añadió.

En tanto, sostuvo que «Milei está haciendo lo que prometió» y ponderó que el mandatario «redujo gastos de una manera significativa».

«No se puede hacer todo sin que tenga ningún costo. Hemos reducido brutalmente el costo del sector publico, hemos transformado ministerios, secretarias y subsecretarias», completó.

 Los reyes son los pardes

Traición con traición se paga