Gurruchaga y Soler: Denuncian desmantelamiento de la plaza para cederla a la parrilla Don Julio.

Vecinos del barrio de Palermo denunciaron hoy el «desmantelamiento» de una plaza con juegos infantiles por parte del Gobierno porteño para transformar el lugar en una huerta orgánica, cuya gestión y mantenimiento estará a cargo de los dueños de la parrilla Don Julio, situada en la zona.

El reclamo de los vecinos refiere a una plaza seca «Luna de Enfrente», en la intersección de Gurruchaga y Soler, donde a inicios de febrero comenzaron las obras de remoción del mobiliario -como juegos, bancos y mesas- para instalar allí bancales de madera que conformarán la huerta.

La obra se enmarca en un convenio de padrinazgo alcanzado entre la Junta de la Comuna 14, de Palermo, con la empresa Chico SRL, que tiene a su cargo la parrilla Don Julio, ubicada a metros de la plaza.

El acuerdo, según informaron fuentes de la Comuna, contempla que por cinco años en el lugar se produzcan «frutas y verduras según el calendario biodinámico destinadas exclusivamente a los vecinos e instituciones del barrio».

Palermonline consultó a Cristian Milano el flamante presidente del Partido Justicialista de la Comuna 14 Palermo, un viejo vecino del barrio y dijo que «Una nueva usurpación de un espacio público como nos tiene acostumbrados el GCBA. Una plaza donde las niñas y niños, junto con sus familias, se acercaban a disfrutar de la plazoleta » Luna de enfrente». Esto fue acordado entre la Comuna y la empresa privada que fue beneficiada con la cesión de dicho espacio público. Sabemos que nada es gratis, obviamente firmaron un acuerdo entre el GCBA de Horacio Rodrigues Larreta y la empresa Chico SRL, donde nunca se les consultó a los vecinos de dicha comuna, quienes son los que con el pago de sus impuestos, los que deberían haber decidido si querían o no, la instalación de una huerta orgánica, para beneficio de una empresa privada en lugar de la plazoleta donde sus hijos pasaban momentos de diversión, mas en un contexto de pandemia donde los niños fueron muy perjudicados al no tener clases y no poder relacionarse con sus pares. Desde el PJ de la Comuna 14, repudiamos la usurpación de un espacio, de y para los vecinos de Palermo y de toda la ciudad de buenos aires».

Consultamos a Martín Cantera actual Jefe Comunal y comentó esta mañana que «claramente el padrinazgo no transfiere ningún tipo de dominio público a un privado, el proyecto lo trabajamos y aprobamos en la Junta vecinal, la producción de la huerta va se para los vecinos, para ayudar a algunos comedores, va haber charlas, venir colegios, lo que no está mas son las dos hamacas y los dos subibajas, entendemos que a una cuadra y media esta Plaza Armenia con dos patios de juegos para niños, es un cambio de conciencia y cultural», le dijo a este medio.

En diálogo con este medio, Lucas, otro vecino desde hace 15 años de Palermo, cuestionó la iniciativa al entender que «una plaza pública, en la que jugaban nuestros hijos y estaba en pleno funcionamiento, pasará a ser gestionada por una empresa particular, y eso lo decidieron de manera inconsulta, a espaldas de los vecinos, en cuarentena».

María, que vive a media cuadra de la plaza en cuestión, dijo estar «indignada porque nadie nos informó y esto ya no tiene vuelta atrás. No me gustó el modo en que usurparon este lugar que es público. Está bueno lo de la huerta orgánica, pero que la gestione la Comuna o la Ciudad, no una empresa privada».

Por su parte, Pablo Rivero, dueño de Don Julio, defendió la iniciativa y señaló que «no se va a privatizar, de eso puedo dar mi palabra».

«Es ilógico pensar que se va a privatizar una plaza que es pública, sino que esto es un convenio con un modelo de padrinazgo porque queremos sumar un espacio a la comunidad para que la gente pueda utilizarlo y aprender en prácticas de agricultura. Va estar abierto de 10 a 18, como siempre», aseguró ante la consulta.

Por su parte Andres Ressa quien fuera candidato a Jefe Comunal en las elecciones pasadas, opino que «Me parece bien que se hagan huertas orgánicas siempre que sea para un interés de la sociedad y esta participe de la decisión, desde mi creencia de que lo privado es indispensable, pero que su relación con la sociedad y el bien común, es la prioridad para vivir en sociedad. Priorizar el bien de todos o de la mayoría».