Heladera: Tips de Mantenimiento.

Heladera: Tips de Mantenimiento.

Tips el mantenimiento y organización de tu heladera.

En tiempos de pandemia, al estar todos más en casa, se potenció el uso de los electrodomésticos. En ese sentido, es importante saber cómo cuidarlos para prolongar su ciclo de vida. Aquí algunos consejos para el mantenimiento de tu heladera.

No apoyar alimentos contra el fondo de la heladera porque impiden el descongelamiento de la escarcha acumulada y dificultan el ciclo natural de enfriamiento. Dejar al menos 5 cm de separación.

Revisa el estado de los burletes o correctos cierres de las puertas.

Descongelar la heladera 1 o 2 veces al año para retirar la acumulación de escarcha. Para desprender el hielo del freezer usar una espátula plástica, nunca elementos punzantes o abrasivos que puedan dañar la superficie.

Antes de volver a poner la heladera en funcionamiento, hacer una limpieza con agua y jabón neutro eliminando la grasitud. La limpieza debe hacerse siempre con la heladera desenchufada.

Mantener el selector de temperatura en nivel medio, no es recomendable colocarlo en valores superiores ya que estará trabajando forzado el motor. Solo se recomienda utilizar valores superiores a la medida en eventos u ocasiones puntuales, que impliquen apertura constante de la puerta.

Colocar los productos cocidos (quesos y embutidos, sobras y demás lácteos) en la parte superior, y los productos crudos o frescos (carnes y pescados, frutas y verduras) en la parte inferior.

No cargar la puerta de la heladera con mucho peso. Al ser el lugar de frío más variable por su apertura, se recomienda colocar en ella manteca, huevos, mermeladas, condimentos y botellas.

Productos listos para comer que marcan tendencia entre los jóvenes consumidores.

Las novedades con respecto al consumo, nunca paran de sorprendernos. En los últimos años, por ejemplo, se ha registrado un importante incremento en la demanda de los alimentos llamados «ready to eat» («listos para comer», según su nombre en inglés). Nos referimos a una innovadora propuesta de la industria alimentaria que sigue las tendencias de los mercados más exigentes, y que nos presenta una nueva manera de comercializar alimentos ya listos para comer o que precisan de un mínimo calentamiento en horno o microondas para su consumo.
Y este boom por la comida instantánea, surge a partir del interés de las empresas de alimentos por ofrecer alternativas precocidas que brinden la combinación exacta de practicidad, sabor y un excelente valor nutricional. Por supuesto, las empresas no han hecho otra cosa que alinearse a los nuevos hábitos de consumo, ya que son los consumidores actuales quienes exigen productos listos para comer, pero que sean saludables y naturales, sin colorantes, conservantes ni sabores artificiales.

Consumidores listos para comer

Cuando hablamos del público objetivo de esta tendencia, básicamente nos referimos a aquellos consumidores entre 20 y 40 años, de entornos urbanos, que cuentan con un tiempo limitado para alimentarse, ya sea durante los almuerzos laborales, las clases universitarias o al llegar a casa. Sin embargo, estos consumidores son los mismos que demandaban una alimentación saludable, con calidad nutricional y que sea apta para su consumo inmediato.
¿Y por qué surgen estas necesidades específicas? Actualmente, por ejemplo, la hora de almuerzo en la oficina se ha acortado, debido a diferentes factores: mayores responsabilidades, menos tiempo ocioso, un estilo de vida frenético. Y las empresas, son las que buscan establecer un equilibrio para lograr que los recesos destinados a los almuerzos sean rápidos, pero también altamente nutritivos. Es decir, un tipo de consumo que resulta ideal para los millenials, por tratarse de una generación caracterizada por su estilo práctico y activo, que busca una alimentación san y equilibrada.
Eso es, en definitiva, lo que necesitan los consumidores de hoy en día: productos listos para comer, fáciles de transportar, con envases livianos y que les permitan mantener una nutrición correcta y balanceada.

Clases de alimentos ready to eat

Como dijimos antes, los alimentos ready to eat son aquellos que comercializan preparados, envasados y listos para comer. Son productos que podemos mantener en nuestras despensas, heladeras o congeladores hasta el  momento en que decidamos consumirlos, muchos de ellos, incluso, sin siquiera tener que calentarlos.
Entre los alimentos listos para consumir, podemos citar a muchos de los productos ya preparados presentes en nuestros hogares: los quesos, las salchichas, los patés, los pescados enlatados y los ahumados, los sándwiches, las sopas instantáneas, las salsas, los cereales y frutos secos, las frutas y verduras envasadas, por ejemplo, son sólo algunos de los alimentos que no necesitan cocción antes de consumirse.
Sin embargo, hay que recordar que algunos riesgos asociados a ciertos alimentos ready to eat (como la listeriosis, una enfermedad causada por consumir alimentos contaminados con listeria), pueden ser eliminados mediante tratamientos específicos que garantizan sus inocuidad alimentaria.

Consejos de seguridad

Para prevenir las enfermedades que pueden transmitir los alimentos ready to eat, se pueden tomar varias medidas, por ejemplo: Mantener la temperatura de la heladera entre 3 y 5 °C, y el congelador a entre -18 y -25 °C, ya que a estas temperaturas se pueden almacenar de forma segura los alimentos.  El tiempo de almacenamiento de los productos lácteos en el congelador varía, según cada caso: la manteca, dura 6 meses; leche en caja, 1 mes; los quesos duros, 6 meses. Los panes, a temperatura ambiente, duran de tres a cinco días. En el congelador, 3 meses. Carnes cocidas: en la heladera, duran de 3 a 4 días. En el congelador: las rojas, 3 meses como máximo, el pollo, 4 meses. Nunca dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas. Guardar siempre los embutidos en recipientes herméticos. En la heladera, duran hasta 2 meses. Comprobar la fecha de vencimiento de todos los productos. Lavarse siempre las manos con agua tibia y jabón antes de comer o manipular alimentos. Mantener la heladera y el congelador bien limpios.  Realizar controles periódicos de todos los productos almacenados en la despensa para prevenir polillas, gorgojos y moho.

Ahora bien querido vecino del Barrio de Palermo, Buenos Aires mediante, antes de terminar esta nota, los queremos invitar desde la redacción a que sumen su opinión y quieran compartir. Todo será bienvenido. En Palermonline Noticias, podés participar de las notas escribiendo mediante la Carta de Lectores; los aportes son agradecidos y nos muestran otras visiones desde otros puntos de vista.

CARTA DE LECTORES

Si Usted quiere comentar ésta nota envíenos un mail
lectores@palermonline.com.ar
(Por favor, identifique está nota con el titulo
en el encabezado del Mail que nos envía. Gracias)

SUSCRIPCION A PALERMONLINE NOTICIAS

Suscripción a Palermonline Noticias en Google News

1 – Sí Usted quiere Suscribirse a Palermonline Noticias
y a Nuestro canal en Google News
Haga Click Aquí
y marque la estrella.

Links interesantes de Palermo Buenos Aires Argentina

Barrio de Palermo en Internet | Palermonline

2 –  Palermo On Line en Twitter.
3 –  Palermo On line en Instagram.
4 –  Palermo On line en Facebook

Sitios interesantes de Buenos Aires Argentina

Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Palermo Noticias. | Barrio de Palermo.
Noticias Recoleta | Recoleta a fondo.

Vinos Argentinos

Cabernet Sauvignon de Palermo
Torrontes el Blanco de Palermo
El Malbec de Palermo

Carnes

Cortes de Vaca en Argentina
El Choripan, el clásico de clásicos
Asado Argentino.