Hummus Tsuki Macro Vegan. Anmat prohibió la comercialización. Dos hermanas en grave estado.

Compartí :-) .

Quedaron en terapia intensiva tras comer hummus envasado
Dos hermanas están internadas en grave estado. Las autoridades notificaron “parálisis fláccida”, característica del botulismo. Anmat prohibió la comercialización del producto.

Dos hermanas están internadas en grave estado en un sanatorio de Almagro, Buenos Aires, tras consumir hummus envasado de un comercio ubicado en Palermo y los médicos evalúan si se trata de casos de bolutismo de transmisión alimentaria.

De acuerdo la prensa, las mujeres consumieron “hummus Tsuki Macro Vegan, en un frasco de 185 gramos, con fecha de vencimiento el próximo 6 de octubre”, comercializado por una compañía de Palermo.

El Servicio de Infectología del sanatorio emitió un alerta interno para advertir “la sospecha precoz de casos relacionados” y notificó que en ambos casos se registra “parálisis fláccida”, una característica del botulismo de transmisión alimentaria.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), en este sentido, dispuso el cese de su elaboración y comercialización.

La Organización Mundial de la Salud explicó que el botulismo de transmisión alimentaria “es una enfermedad grave y puede ser mortal” pero “es relativamente inusual”.

“Es una intoxicación causada generalmente por la ingesta alimentos contaminados con neurotoxinas muy potentes, las toxinas botulínicas, que se forman en alimentos contaminados. De persona a persona no se transmite el botulismo”, aclaró.

Las toxinas botulínicas son neurotóxicas, lo cual significa que afectan al sistema nervioso y el botulismo de transmisión alimentaria se caracteriza por una parálisis flácida descendente que puede producir insuficiencia respiratoria.

Los síntomas iniciales incluyen fatiga intensa, debilidad y vértigo, seguidos generalmente por visión borrosa, sequedad de boca y dificultad para tragar y hablar. También pueden concurrir vómitos, diarrea, constipación e inflamación abdominal.

La enfermedad puede dar lugar a debilidad en el cuello y los brazos, y afectar posteriormente los músculos respiratorios y los músculos de la parte inferior del cuerpo. No se presentan síntomas febriles o pérdida de consciencia.

Los síntomas no son provocados por la bacteria, sino por la toxina que ella produce. Por lo general se manifiestan entre 12 y 36 horas después de la ingesta (con un plazo mínimo de cuatro horas y un máximo de ocho días).

La incidencia del botulismo es baja, pero la tasa de mortalidad es alta si no se realiza un diagnóstico precoz y se dispensa sin dilación el tratamiento adecuado (pronta administración de antitoxina y atención respiratoria intensiva). La enfermedad puede ser mortal en el 5 a 10 por ciento de los casos.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999