Hummus

Hummus

Hummus

Es una crema de garbanzos cocidos con zumo de limón,  que incluye pasta de tahina (semillas de sésamo molidas, con agua, jugo de limón y sal) y aceite de oliva, que según la variante local puede llevar además otros ingredientes como ajos o pimentón (generalmente vertido al servirse).

Hummus
Hummus

El Hummus un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio.

El hummus parece tener como origen el Antiguo Egipto y su preparación era muy diferente a la actual, servida en porciones pequeñas sobre una pieza de pan de pita. La fina textura de este puré hace que los cocineros de todo el mundo ofrecen diversas variantes dependiendo de las costumbres y la sencillez. Es una preparación que se sirve habitualmente expandida en un plato y fría, acompañada de porciones de pan de pita que se emplea como elemento para mojar, o de verduras y hortalizas frescas. Algunas versiones más modernas emplean en lugar de pan o tortillas.

Hummus
Hummus

Es frecuente servir este plato como un desayuno o merienda o para hacer una picada antes de cenar. Sobre gustos no hay nada escrito. Otras versiones añaden otros ingredientes, como aguacate o remolacha, para darle un color y un punto de sabor diferente. Es un plato muy empleado en las cocinas vegetarianas y veganas.

Típico de la cocina árabe, el hummus es un puré de garbanzos perfecto para el aperitivo y el picoteo. Es tan sencillo de preparar que puede sacarnos de un buen apuro ante visitas inesperadas.
Típico de la cocina árabe, el hummus es un puré de garbanzos perfecto para el aperitivo y el picoteo. Es tan sencillo de preparar que puede sacarnos de un buen apuro ante visitas inesperadas.

Ingredientes:

. 100 gr de garbanzos cocidos (lata)

. 2 cucharadas de tahini o pasta de sésamo (se consiguen en supermercados, dietéticas, y en casas de venta de delicatessen).

. 2 cucharaditas de comino

. Aceite de oliva virgen extra

. Pimentón y sal.

Pasos:

1. Reducir los garbanzos a puré en una minipimer con un poco de agua (queda mejor si es caldo de verduras). La idea es conseguir una pasta cremosa.

2. Añadir la pasta de sésamo y trabajar, de nuevo, con la licuadora de mano hasta que quede muy fino.

3. Agregar sal y comino y un chorrito de aceite de oliva.

4. Pasar a un tarro y conservar en un ambiente fresco.

5. En el momento de llevar a la mesa, condimentar con unas gotas de aceite y un poco de pimentón.

6. Servir con unas rebanadas de pan tostado o con pan de pita árabe.

7. Truco adicional: hay quien al triturar los garbanzos les añade un diente de ajo y/o el jugo de medio limón.

Con qué vino: Con esta receta lo mejor es un tintillo y un rosado marida muy bien. Bien ligero y joven. De hecho si hay que elegir sólo un vino para este tapeo, la mejor opción es la de un rosado.

CARNES

La Entraña, la carne seleccionada.
Lengua a la Vinagreta
Cortes de cerdo
El Jámon en pata.