Ideas para convertir tu baño en un spa

Por María Jimena Caprile, de Olivia D (www.olivad.com.ar)

Al final de un duro día de trabajo nada puede resultar más gratificante que un tratamiento de spa. Algo que, no siempre, es una alternativa factible. Lo que sí es perfectamente posible es armarse un pequeño oasis en casa, siempre a mano para relajarse y recobrar energías.

Menos es más

Un ambiente minimalista, caracterizado por la simplicidad de las formas, líneas puras y espacios despejados colabora con el propósito de lograr un ambiente sereno donde alejarse de los ajetreos externos y buscar el equilibrio y la armonía.

Colores de la naturaleza

Elegí los colores de la tierra para lograr una atmósfera natural: marrones, grises, verdes. Estos tonos pueden ir tanto en la pintura de las paredes como a la decoración y los detalles. Cuanto más pequeño sea el baño, se recomiendan colores más claros y luminosos.

Iluminación

Instalar dimmer para las luces del baño permite lograr una atmósfera más relajada. Sobre todo, durante un baño de inmersión o un tratamiento de belleza. Las velas también aportan una luz suave y romántica durante esos momentos de relax.

Un toque de madera

Las texturas naturales como madera o piedra colaboran con sensación de estar atravesando la experiencia de un spa.

Orden

Mantener el espacio limpio y ordenado es la primera condición para que se vuelva un lugar de relajación. Por eso los lugares de guardado deben ser suficientes para almacenar toallas, accesorios, cremas y amenities.

Los frascos de vidrio son ideales y súper decorativos para guardar a mano discos de algodón o hisopos. Los cajas forradas de distintos tamaños pueden organizar cremas, champúes, sales, cosméticos y lociones. También los canastos resultan prácticos para guardar toallas, papel higiénico y otros implementos imprescindibles.

Toallero

Un calentador de toallas puede convertirse en un pequeño lujo para regalarse a diario: envolverse en una toalla mullida y tibia, especialmente en invierno, es una experiencia encantadora!

Aromaterapia

Los aromas juegan un papel protagónico en el estado de ánimo. Ningún spa permite un viaje completo al placer si no es acompañado por esencias que conduzcan al estado de ánimo ideal: lavanda y jazmín para relajarse, menta para energizarse, gardenia para generar bienestar, vainilla para calmarse, tomillo para concentrarse, limón para reducir la ansiedad, eucalipto para purificar el ambiente…

Los difusores, las velas aromáticas y los pétalos de rosa perfumados en la bañera harán su aporte.

Sonidos y sabores

Si se planifica un baño de inmersión para meditar y relajarse, la música adecuada es una pieza fundamental. Además, una copa de champagne, de vino o un jugo exprimido y refrescante, pueden completar deliciosamente la experiencia. Aunque el baño sea pequeño, siempre es conveniente contar con un banco o mesa pequeña donde apoyar un libro o una copa.

Sumar verde

Las plantas se llevan muy bien con los baños. No solo para aclarar el aire sino también para agregar personalidad, color y un toque de originalidad. Pueden ser bamboo, aloe vera o una exótica orquídea.

Arropados

Un verdadero baño-spa tiene toallas afelpadas, generosas y de colores neutros. También una bata larga y envolvente, para arrebujarse y reconfortarse.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)