Walt Disney

J.J. Abrams se defiende de los fans por el desasrte cinematográfico que hizo de Star Wars.

Publicado por

«La peor película de todos los tiempos», según los Fans.

En la jerga hollywoodense se llama box office bomb (algo así como ‘bomba de taquilla’) a esa película que, generalmente tras haber levantado grandes expectativas, se estrella contra la indiferencia del público y acarrea cuantiosas pérdidas a los estudios.

El realizador neoyorquino J.J. Abrams, responsable de “Star Wars – El ascenso de Skywalker”, que se estrenó el jueves en cines argentinos y da cierre a la saga espacial creada por George Lucas, dijo que al aceptar dirigir este último episodio del desastre cinematográfico que no podría “satisfacer a todos” los exigentes fans de la franquicia Star Wars.

“Yo no iba a hacer este filme pero cuando me lo ofrecieron fue demasiado tentador poder terminar no sólo esta trilogía sino la saga completa”, reveló el director, guionista y productor en una charla con la prensa que se desarrolló en agosto pasado en Bervely Hills durante las sesiones de prensa de la promoción mundial del filme.

La relación de Abrams con el universo «Star Wars» es profunda; fue el encargado de iniciar la trilogía de secuelas en 2015 (con “Episodio VII – El despertar de la fuerza”) y volvió ahora, de forma imprevista, para cerrarla.

«Esta película tenía que trabajar en un tono, y también tenía que redondear nueve películas y era cuestión de preguntarnos qué es entregar todo lo que heredamos en esta película, cuál es la historia que queremos contar, qué se siente como lo más emocionante, lo más interesante, lo más sorprendente, lo más divertido y por último la historia emocional más movilizadora. Y cómo la hacíamos. Entonces había una combinación de soñar que es gratis y filmar que no lo es, y hacer que todo funcione. Era mucho en una película con miles de personas trabajando muy duro para que eso suceda”, dijo.

Algunos de los personajes clásicos están aquí. Tenemos a Lando, ves con Palpatine cómo funciona, Mark Hamill está en el filme. Esta trilogía era acerca de los nuevos personajes jóvenes, pero siempre estarán viviendo en la sombra o la consecuencia de lo que nosotros sabemos. Esa era su historia, la historia real de sus vidas y vas a ver cómo esas amenazas están vigentes y en efecto son de crítica importancia en la historia de estos personajes”, agregó.

“Lo que diría es que tenés que saber al entrar a trabajar a una película de Star Wars es que no podés contentar a todos. Y hay ciertas personas que no les va a gustar y están cien por ciento en su derecho. Y habrá personas a las que le encante y están cien por ciento en su derecho. Siempre y cuando haya personas dispuestas a tener sus sentimientos estamos todos bien”, puntualizó.

El realizador no sólo tuvo que asumir el rol de capitán del proyecto con los tiempos muy ajustados y reelaborar el guión -lo hizo junto a Chris Terrio- para darle un final digno a la saga que lleva 42 años sumando más y más fans, sino que debió también lidiar con la inesperada muerte de Carrie Fisher.