Janucá

Javier Milei auguró que «las fuerzas del cielo van a apoyar a Argentina y a Israel»

Milei auguró que «las fuerzas del cielo van a apoyar a Argentina y a Israel» en un acto por Janucá

El presidente Javier Milei afirmó ayer que «después de tantos años de oscuridad y ocultismo, va a salir la luz», al participar esta tarde de un acto por la festividad judía Janucá, una fiesta que «señala el triunfo de los pocos sobre los muchos», en el que llamó a hacer una «revolución moral» y aseguró que «las fuerzas del cielo van a apoyar a Argentina y a Israel en este momento».

«Janucá es la fiesta de la luz que se impone sobre la oscuridad y, después de tantos años de oscuridad y ocultismo, va a salir la luz y eso va a ser una revolución moral que vamos a hacer desde los valores», afirmó Milei en su discurso frente a los asistentes.

En su primera aparición tras los anuncios económicos de esta jornada, el mandatario consideró que Janucá «señala el triunfo de los pocos sobre los muchos y el poder de la fe de quienes siendo pobres se impusieron a los poderosos» y auguró que «las fuerzas del cielo van a apoyar a Argentina y a Israel en este momento».

Milei asistió hoy al acto central de Janucá, organizado por la Asociación Israelita Argentina Tzeire Agudath Jabad bajo la consigna «Israel unido en una misma luz», para pedir por «los secuestrados, los soldados israelíes y la pronta recuperación de los heridos» de los ataques terroristas perpetrados por Hamas en territorio israelí el 7 de octubre último.

El mandatario ingresó pasadas las 20 al parque en la plaza República Oriental del Uruguay, del barrio porteño de Recoleta, acompañado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en un fuerte operativo de seguridad para ubicarse frente al escenario central sentado junto al empresario Eduardo Eldstein.

Luego de las palabras del presidente, la vicejefa del Gobierno de la Ciudad, Clara Muzzio, leyó una carta del jefe de Gobierno, Jorge Macri, que por compromisos personales no pudo asistir.

En la misiva Macri consideró que «Buenos Aires está llamada a ser la capital del diálogo interreligioso porque es una ciudad plural en la que conviven culturas, religiones y orígenes muy diversos, y esas diversidades lejos de ser un obstáculo son una riqueza que debemos seguir cultivando» y llamó a tomar un «compromiso para construir juntos una ciudad en donde convivamos en libertad, con respeto y con paz».

Luego de los discursos, a las 20.45, el presidente Milei encendió la sexta vela de Janucá, acompañado del rabino Tzvi Grunblat, y celebró que «será la primera vez que un presidente en ejercicio asista a este importante encuentro tradicional de la comunidad judía en sus casi 40 años de realización en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

En tanto, el juez de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti resaltó la importancia del evento por “la defensa de la identidad cultural” porque en su momento se “obligó a la comunidad judía a renunciar a su identidad”.

En diálogo con Télam, el magistrado destacó la “idea de iluminar” que propone la convocatoria porque “la luz significa la recuperación y también es el comienzo de una época difícil en el mundo pero es un símbolo relevante la luminosidad”.

Lorenzetti evitó opinar sobre el conflicto en la franja de Gaza y destacó que los argentinos “tenemos algo de lo que estar orgullosos y eso es la diversidad cultural y la convivencia pacífica”.

El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, calificó como “muy relevante” que el presidente Milei participe de la celebración porque “esto no es un acto religioso, sino un acto de libertad y de iluminación, sobre todo en el contexto del 7 de octubre cuando nos ha cambiado el mundo no solo a la comunidad judía sino a los valores de la democracia”, en referencia a la fecha en que Hamas invadió Israel.

Knoblovits consideró, en declaraciones a la prensa, que la presencia del presidente Milei junto a miembros de la Corte Suprema y funcionarios del Gobierno porteño “es una muestra de cómo tiene que convivir la Argentina”.

Consideró que el acto “es una demostración de que no tenemos miedo y no vamos a dejar de vivir una vida judía plena” y advirtió que en Argentina “tenemos el apoyo de la justicia y casi todos los medios y universidades”.

Por su parte, en declaraciones a la prensa, Clara Muzzio calificó como “sumamente importante” la presencia del presidente Milei en la celebración y consideró que es “muestra de su compromiso para seguir llevando luz y esperanza a todos los argentinos”.

Muzzio, indicó que “es importante seguir celebrando esta pluralidad y diversidad” y por eso “hoy venimos a encender la sexta vela de Janucá para traer un poco de luz a la ciudad y al país que tanto lo necesita”.

Estuvieron presentes en la ceremonia el presidente de la AMIA, Amos Linetzky; Sergio Farsac, en representación de las personas secuestradas; la Secretaria General de la presidencia y hermana del jefe de Estado, Karina Milei; la Ministra de Capital Humano, Sandra Petovello; el embajador de Estado Unidos, Marck Stanley; el ministro de Seguridad porteño, Waldo Wolff; el ministro de Desarrollo Económico y Producción porteño, Roberto García Moritán; los diputados Sabrina Ajmechet y Hernan Lombardi; el senador Pablo Yedlin; el vicepresidente del Museo del Holocausto, Guillermo Yanco; empresario Eduardo Eldstein; los Intendentes Fernando Grey (Esteban Echeverria), Gastón Granados (Ezeiza) y el legislador porteño, Ramiro Marra, entre otros.