Jorge Altamira: “Cristina Kirchner ataca a los trabajadores mientras encubre a Boudou”

Trabajadores de la fábrica autopartista Gestamp aseguraron hoy que la empresa no les permitió esta mañana el acceso a la planta, en el partido bonaerense de Escobar, tras la conciliación obligatoria dictada por el gobierno de Daniel Scioli. La situación actual podría afectar el desabastecimiento de estampados estructurales a las terminales y volver a paralizar la producción de autos en las plantas de Volkswagen, Ford, Peugeot-Citroên, Fiat y General Motors.

“Nos encontramos con que la empresa no nos permite el acceso, argumentando razones de seguridad e higiene. Dicen que mañana supuestamente podemos venir a ejercer nuestras tareas”, sostuvo un representante de los empleados al canal Crónica TV.

La izquierda como aspiradora de desencantados con el modelo que no va más.

El dirigente del Partido Obrero Jorge Altamira fue consultado por la Gaceta Mercantil sobre la situación del Vicepresidente Boudou. En ese sentido Altamira señaló que la “semi-prueba que supone el llamado a declaración indagatoria muestra la responsabilidad que le cabe al vicepresidente sobre el manejo de la imprenta Ciccone”.

Altamira afirmó que “Boudou debe irse y además tienen que investigarse todas las responsabilidades políticas asociadas a esta corruptela, tanto en lo que hacen a su autoría como a los intentos de encubrimiento”. Altamira concluyó sus declaraciones denunciando que “Boudou integra un gobierno que acaba de cerrar un pacto antinacional con el Club de París, devalúa la moneda, realiza un ajuste contra el pueblo y reprime con las fuerzas de seguridad las luchas obreras contra los despidos y las suspensiones”.

Jorge Altamira, dirigente del Partido Obrero y del Frente de Izquierda, participó de la inauguración de la sede partidaria del barrio porteño de Villa Devoto. La nutrida concurrencia de trabajadores, jóvenes y vecinos superó las 200 personas.

En su exposición Altamira se refirió al discurso pronunciado por Cristina Kirchner en Santa Cruz: “La presidenta vuelve a atacar a los trabajadores que luchan contra las suspensiones y los despidos, como si quisieran tomar el poder. Así no sólo repudia la toma del Palacio de Invierno, que trajo la jornada de trabajo de 8 hs. en todo el mundo, sino también el 17 de octubre y a los miles de desaparecidos que lucharon por los mismos derechos”.

Altamira señaló que “con su discurso Cristina Kirchner respalda a la burocracia del Smata, que ha amenazado con emular a Pedraza y Favale en una solicitada publicada en todos los diarios”. Al finalizar su intervención Altamira afirmó: “El gobierno K se extingue en el bochorno. Sus bravatas contra los trabajadores conviven con el encubrimiento escandaloso a Boudou”.

Gestamp el ejemplo del sindicalimo chupamedia de SMATA no va más.

Roberto Amador, trabajador de Gestamp reincorporado, señaló desde la puerta de la planta, adonde se presentó a trabajar, que “la empresa nos dijo que hoy no hay producción porque supuestamente están poniendo a punto las instalaciones. No lo creemos, tuvieron todo el fin de semana para eso y no hubo ningún daño. La empresa está maniobrando para no cumplir la conciliación obligatoria, como anticipó en todos los medios durante el fin de semana. Están buscando desesperados un juez que responda al Gobierno nacional para tratar de impedirnos entrar a los nueve compañeros que estuvimos en el puente grúa. ¿No era que por nuestra lucha estaba parada toda la industria automotriz? Ellos siguen con la fábrica parada, y nosotros queremos trabajar. Ahora vamos a Campana, donde está citada una audiencia en el Ministerio de Trabajo provincial, a exigir que se cumpla con lo resuelto y podamos volver todos a trabajar”.

Agregó que “el SMATA está organizando una supuesta movilización para el jueves, y muchos compañeros de Ford, Volkswagen y Toyota nos están diciendo que los aprietan con los capataces y gerentes diciendo que el que no va lo echan. Nos llegan decenas de mensajes contando esto. Esa movilización está siendo empujada por las empresas en acuerdo con la burocracia, no por los trabajadores”.

La sede Campana del Ministerio de Trabajo provincial se encuentra en Boulevard Sarmiento 228.