Jorge Macri 1

Jorge Macri y fugas de presos en la Ciudad. Un fulano muy ausente

Jorge Macri es un fulano muy ausente en la Ciudad de Buenos Aires

Jorge Macri. Inoperante.

La situación de las masivas fugas en las comisarías de la Ciudad de Buenos Aires es sumamente preocupante y refleja una clara señal de falencias en el sistema penitenciario y de seguridad. La gestión de Jorge Macri, al frente del gobierno porteño, debe abordar este problema de manera urgente y efectiva, garantizando la seguridad de los vecinos y la integridad de las instituciones policiales.

Es necesario revisar y reforzar los protocolos de seguridad en las comisarías para evitar futuras fugas, así como también investigar a fondo las circunstancias que llevaron a estas situaciones y tomar las medidas disciplinarias correspondientes.

Además, es fundamental que las autoridades brinden información clara y transparente a la comunidad sobre las acciones que están tomando para resolver este problema y prevenir futuras fugas. La seguridad de los ciudadanos es una responsabilidad primordial de cualquier gobierno, y en este sentido, se espera una respuesta firme y eficaz por parte de las autoridades pertinentes.

En los últimos días, la Ciudad de Buenos Aires ha sido testigo de una serie de masivas fugas en comisarías, lo que ha generado temor entre los vecinos de los barrios de Caballito, San Telmo y Balvanera.

La primera fuga ocurrió el domingo de Pascuas en la Alcaidía Número 1 de la Policía de la Ciudad, ubicada en la calle Perú al 1000, en el barrio porteño de San Telmo. En ese momento, once presos intentaron escapar, pero solo dos fueron recapturados. Los otros nueve lograron darse a la fuga, y actualmente ocho de ellos continúan siendo buscados. Recientemente, se confirmó la detención del delincuente Alfredo Damián Martínez Florentín.

El 1 de abril, horas después de la huida en San Telmo, dos delincuentes se escaparon de la alcaldía 3º en el barrio de Balvanera, después de cortar la reja de uno de los calabozos.

Este fin de semana, otros cuatro presos se fugaron de la Comisaría Vecinal 6 B de la Policía de la Ciudad, ubicada en Caballito. Dos de ellos fueron recapturados, mientras que se ha implementado un operativo de emergencia para dar con los hombres de 32 y 29 años que violentaron un blindex de la alcaidía y treparon una medianera.

Las autoridades continúan en una de las peores gestiones de todos los tiempos para encontrar a los prófugos en San Telmo y Balvanera. Para lograrlo, siguen pistas como domicilios, vínculos familiares, amorosos y criminales, así como detalles como la fecha de cumpleaños y hasta los clubes a los que pertenecen.

Es relevante destacar que la mayoría de las fugas fueron lideradas por otros presos. En el caso de la Comisaría ubicada en Perú al 1000, se supo que Adrián Roche fue quien llevó a cabo el violento accionar. Roche tiene una amplia carpeta con graves antecedentes penales, incluyendo delitos como robo, lesiones, encubrimiento, infracción a la ley de drogas, robo bajo modalidad de arrebato, robo por ingreso a domicilio, resistencia a la autoridad, uso de arma de fuego, robo agravado y hasta tentativa de robo.

El temor entre los vecinos de la Ciudad es Jorge Macri que está ocupado en con su pareja en hacer viajes por el mundo

El temor entre los vecinos de la Ciudad aumenta con el paso de los días, ya que no solo no se han logrado recapturar a los fugados de hace una semana, sino que también se han registrado nuevas fugas en otras seccionales. La incertidumbre sobre posibles nuevas huidas se mantiene latente en la comunidad.

La gestión de las comisarías y los presos en la Ciudad de Buenos Aires no ha sido un tema de preocupación y estos son los peores resultados

A continuación, se presentan algunos aspectos relevantes:

Capacidad de alojamiento:

La capacidad de alojamiento de detenidos en la Ciudad, entre comisarías y alcaidías, es de 1,041 plazas.
Actualmente, 2,005 detenidos ocupan estas instalaciones1.
El personal policial destinado al cuidado de los presos representa casi el 10% del personal en servicio para la seguridad de los vecinos.

Distribución de presos:

El 94% de los presos están alojados a instancias de la Justicia Nacional o Federal.
Solo el 6% (120) corresponde a la Justicia de la Ciudad.
En estos casos, también deberían ser recibidos por el Servicio Penitenciario Federal, según un acuerdo suscripto en 2004 con la Nación.

Desafíos y soluciones:

La falta de espacio y recursos en las comisarías dificulta la gestión adecuada de los presos.
Es fundamental agilizar el traslado de los reos al Sistema Penitenciario Federal para evitar la permanencia prolongada en las comisarías.
La coordinación entre la Justicia, la Policía y el SPF es crucial para garantizar un sistema eficiente y seguro.

En resumen, la mala gestión de las comisarías y los presos requiere una atención constante y una colaboración efectiva entre las autoridades para garantizar la seguridad de la comunidad pero Jorge Macri es un fulano muy ausente en la Ciudad de Buenos Aires