Jornadas de Reflexión en el Hospital Fernández de La Red Interinstitucional de Palermo

La violencia contra las mujeres se ha convertido en un problema estructural que se dirige hacia las mujeres con el objeto de mantener o incrementar su subordinación al género masculino, en este sentido La Red Interinstitucional de Palermo realizó actividades en el hall principal del Hospital Fernández en el marco del Día de la no violencia contra la mujer y el Día mundial sin alcohol.
Actividad de sensibilización sobre vinculo saludable de la delegada de la Dirección General de la Mujer de la Comuna 14. Se realizó un mini concierto de la agrupación Músicos del Alma. Luego se dirigió otra actividad sobre consumo responsable a cargo de la representante de la Dirección General de Prevención en Adicciones.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer o Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer se conmemora anualmente el 25 de noviembre para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La convocatoria fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 en conmemoración a la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa, llamadas también Mariposas) en República Dominicana. En 1999 la jornada de reivindicación fue asumida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999 invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra la mujer.

El 15 de noviembre, se celebra el Día Mundial Sin Alcohol. Esta fecha fue instaurada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y tiene como objetivo invitar a la reflexión, desde todas las instancias, sobre el alcohol y sus consecuencias para la salud.

El consumo frecuente de alcohol es considerado un factor de riesgo cardiovascular, junto a la mala alimentación, el sedentarismo, el tabaquismo, entre otros. Este aspecto nos debe hacer reflexionar acerca de nuestros hábitos y estilo de vida, ya que en nuestro país las cifras de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares (ACV) es altísima y va en aumento.

Para conocer un poco más en detalle los riesgos del consumo excesivo de alcohol, les cuento los efectos que provoca el mismo, en nuestro organismo:

El cuerpo de deshidrata: el alcohol inhibe a una hormona llamada “antidiurética” (ADH), la cual es la encargada de que nuestros riñones capten de nuevo el agua que están empleando en la filtración, esto provoca que orinemos más y con mayor frecuencia y el cuerpo pierda más agua.
Efectos en el cerebro: el alcohol es un depresor del sistema nervioso, su consumo afecta gradualmente las funciones cerebrales, en primer lugar, a las emociones (cambios súbitos de humor), los procesos de pensamiento y el juicio. Si continúa la ingesta de alcohol se altera el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio.
En la circulación: aumenta la actividad cardíaca, produce palpitaciones, aumenta la presión, debilita la musculatura del corazón y su capacidad de bombear sangre.
En el estómago: irrita la mucosa del estómago, pudiendo provocar una gastritis o ulcera, según la gravedad.
En el hígado: irrita e inflama las células hepáticas pudiendo provocar una hepatitis alcohólica, sobrecarga la función de desintoxicación que realiza el hígado y puede producir insuficiencias, hígado graso, y si evoluciona aún más, una cirrosis.
Debilita el sistema inmunológico, debido a que produce una disminución de glóbulos blancos.
Aumento de peso: cada gramo de alcohol aporta 7 calorías, consideradas vacías, es decir no aportan nutrientes al organismo, solo calorías

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)