La anorgasmia en la relación de pareja.

La anorgasmia es un término médico para definir la dificultad regular para alcanzar el orgasmo luego de una amplia estimulación sexual. La falta de orgasmos angustia o interfiere en la relación de pareja.

La anorgasmia es la inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitaciónnormal, y producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo. Es, junto con la falta de deseo, una de las disfunciones sexuales más comunes de la mujer.

El hecho de que el orgasmo femenino tenga poco que ver a nivel reproductivo y que su función se centre únicamente en el placer ha sido, probablemente, una de las causas por las cuales no ha despertado el interés en su estudio científico.

El orgasmo es una percepción subjetiva que se siente y experimenta en el cerebro y variará en función de cada persona.

El clítoris y la vagina se pueden distinguir en la corteza somatosensorial. Algunas personas han interpretado esto como una evidencia de que pueden generar orgasmos de forma independiente. No existe realmente ninguna evidencia de que sea así. Además, las relaciones sexuales vaginales siempre desplazan el clítoris, por lo que es imposible realizar tal distinción.

Las parejas que aprenden a guiar verbal y no verbalmente a su pareja para obtener la estimulación, experimentarán menos este problema. También es importante darse cuenta de que no se puede forzar una respuesta sexual, y que entre más se concentre una mujer en desear, menor será la capacidad de hacerlo.

Tipos de anorgasmia

Anorgasmia primaria: la sufre quien nunca ha obtenido el orgasmo, ni a través del coito ni por masturbación, a pesar de poder.
Anorgasmia secundaria: la sufre quien, tras una época de haber tenido orgasmos con normalidad, deja de experimentarlos de forma sistemática.
Anorgasmia absoluta: cuando no es capaz de alcanzar el orgasmo mediante ningún procedimiento (autoestimulación, heteromasturbación, etc.).
Anorgasmia relativa: cuando se es incapaz de llegar al clímax de una forma determinada; por ejemplo, anorgasmia coital.
Anorgasmia situacional: cuando puede alcanzar el orgasmo sólo en determinadas circunstancias específicas.

Causas

En la fisiología del orgasmo femenino intervienen más factores que en el masculino, y por lo tanto es más compleja. Por ello, los trastornos del orgasmo son mucho más frecuentes en las mujeres. En ellas, el orgasmo se acompaña de una serie de contracciones reflejas de ciertos músculos genitales localizados en la vagina. Cualquier enfermedad o traumatismo en dicha zona, al igual que la ingesta de cualquier droga, e incluso algún fármaco concreto, pueden ser causas orgánicas que inhiban el orgasmo.

Orgánicas. Sólo representan un 5 por ciento de las causas. Enfermedades endocrinológicas (diabetes, etc.), neurológicas, ginecológicas, etc.

Psicológicas. Son las más frecuentes. Entre las principales:

condiciones culturales negativas
experiencias sexuales traumáticas
factores interpersonales
falta de información sexual
monotonía en la falta de concentración, angustia, etc.
ambivalencia respecto a su compromiso de cara a la relación de pareja, el temor al abandono, temor a afirmar la propia independencia, sentimientos de culpa relacionados sobre todo con las relaciones sexuales.

Tratamiento

La anorgasmia es tratable y tiene buen pronóstico, siempre y cuando el paciente coopere con el terapeuta. El tratamiento es efectivo en alrededor del 95% de los casos, cifra bastante elevada si tenemos en cuenta la magnitud del problema. El tratamiento de la anorgasmia va encaminado, en primer lugar, a:

Eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general, y al orgasmo en particular.
Mejora de la relación, a través de la comunicación entre la pareja.
Programa de habilidades sexuales, que consiste en una serie de ejercicios específicos para esta disfunción.

Una mujer que padezca de anorgasmia debe visitar a un ginecólogo para que, tras realizar una evaluación física completa, pueda identificar o descartar condiciones médicas existentes.


Causas psicológicas de la anorgasmia

Obstáculos sociales: durante largo tiempo el placer femenino ha sido dotado socialmente de absurdas connotaciones nocivas, y relegado injustamente a un segundo plano. De esta manera, se ha ido reprimiendo de alguna forma el hecho de que la mujer disfrute plenamente de su sexualidad y se han ido tejiendo sentimientos de culpa capaces de obstaculizar e inhibir el logro del clímax en muchas de ellas.

Estados emocionales: diversos estados emocionales como la ansiedad, la depresión o el estrés son malos compañeros también en esta ocasión. Así mismo, una excesiva autoexigencia a la hora de alcanzar el orgasmo puede ser altamente contraproducente. Para tratar de gozar al máximo de nuestra sexualidad y sacarle el mayor partido posible debemos estar relajados, cómodos y libres de presiones que puedan menoscabarla.

Inadecuada estimulación sexual: en numerosas ocasiones el problema se esconde tras unas prácticas sexuales inadecuadas dónde la falta de habilidades es evidente. El poco tiempo dedicado a los prolegómenos o la falta de comunicación en la parejahace que aquellas prácticas que llevamos a cabo no sean las convenientes o las suficientes para alcanzar el objetivo deseado.

Falta de información sexual: una información sexual inadecuada o deficiente es portadora de falsas creencias que entorpecen y dificultan los encuentros íntimos. Un buen ejemplo de ello es la pérdida de control que se ha asociado en numerosas ocasiones erróneamente con la vivencia del orgasmo, instaurando así sentimientos de temor a experimentarlo.

Problemas de pareja: los problemas que pueda tener la pareja también se reflejan, entre otras situaciones, en la cama. Si no estamos a gusto con nuestro compañero sexual nuestras relaciones sexuales se van a ver influenciadas por este hecho.


Causas orgánicas de la anorgasmia

Aunque los fundamentos de la anorgasmia suelen esconderse detrás de causas psicológicas en la mayoría de los casos, también podemos identificar determinadas razones o causas de origen fisiológico:

El consumo de sustancias como determinados fármacos o ciertas drogas puede producir efectos nocivos en la respuesta sexual impidiendo o dificultando la función orgásmica. Un buen ejemplo de ello puede ser el uso de antidepresivos, sedantes, opiáceos o determinados antihipertensivos.
También algunas enfermedades de origen neurológico, endocrino o ginecológico pueden bloquear de alguna manera la consecución del clímax. Afecciones como la diabetes, la esclerosis o las dolencias que afectan a la médula espinal son un buen ejemplo a tener en cuenta.
Uno de los factores más importantes a los que debemos prestar especial atención es el estado de nuestros músculos vaginales. Dicha musculatura propulsa el orgasmo produciendo rítmicas contracciones, las cuales no serían suficientemente intensas si ésta estuviera dañada o seriamente debilitada.

Descripción general

 

Los orgasmos varían en intensidad, y las mujeres varían en la frecuencia de sus orgasmos y la cantidad de estimulación necesaria para provocar un orgasmo. La mayoría de las mujeres necesitan un cierto grado de estimulación del clítoris directa o indirecta y no alcanzan el clímax solo con la penetración. Además, los orgasmos suelen cambiar con la edad, por problemas médicos o por los medicamentos que tomes.

Si estás a gusto con el clímax de tus actividades sexuales, no hay de qué preocuparse. No obstante, si te preocupa la falta de orgasmos o la intensidad de estos, consulta con tu médico acerca de la anorgasmia.

Síntomas

Un orgasmo es una sensación de placer físico intenso y liberación de tensión, acompañada de contracciones rítmicas e involuntarias de los músculos del piso pélvico. Pero no siempre se ve, ni suena, como en las películas. La forma en que se siente un orgasmo varía entre una mujer y otra y, en una misma persona, puede diferir de un orgasmo a otro.

Por definición, los principales síntomas de la anorgasmia son la incapacidad de tener un orgasmo o largas demoras para alcanzarlo, lo que genera angustia. Pero hay diferentes tipos de anorgasmia:

Anorgasmia de toda la vida. Esto significa que nunca sentiste un orgasmo.
Anorgasmia adquirida. Esto significa que solías tener orgasmos, pero ahora tienes dificultad para llegar al clímax.
Anorgasmia circunstancial. Esto significa que puedes tener orgasmos solo en ciertas circunstancias, como durante el sexo oral o la masturbación, o solo con una pareja determinada.
Anorgasmia generalizada. Esto significa que no puedes tener orgasmos en ninguna situación y con ninguna pareja.

Problemas en la relación

Los problemas de pareja fuera de la habitación pueden impactar en las relaciones sexuales. Entre los problemas, se pueden incluir los siguientes:

Falta de conexión con tu pareja
Conflictos sin resolver
Comunicación defectuosa sobre las necesidades y preferencias sexuales
Infidelidad o falta de confianza
Violencia de pareja

¿Cuáles son las causas de la anorgasmia en la mujer?

Las causas pueden ser múltriples, desde el punto de vista orgánico: influyen las enfermedades vasculares como hipertensión arterial; endócrinas como diabetes; cáncer, y a la vez trastornos del humor y ansiedad, depresión, conflictos de pareja, algunos medicamentos, alcoholismo, el consumo de estupefacientes, el haber tenido un aprendizaje y educación estricta, y muchas otras…

¿Hay un tratamiento para la anorgasmia? ¿Cómo se combate?

El tratamiento de la anoragasmia depende de la causa que lo origine. Se debe hacer una entrevista donde la mujer detalle su repertorio sexual, así podemos entrenarla en su actitud y expresión sexual.

Se realiza de rutina un evaluación del tono vaginal colocándose ejercicios para aumentar fuerza en las contracciones. Ademas, para mejorar las sensaciones intravaginales está la terapia de electroestimulación vaginal para lograr una mayor sensibilidad.

Hay que darles información general del funcionamiento sexual, ya que muchas disfunciones son por desconocimiento de la respuesta sexual. Es importante aclarar que todas las disfunciones sexuales tienen tratamiento y mejoran la sexualidad de la mujer.

PARA MAYOR INFORMACION
SIEMPRE CONSULTAR CON UN MEDICO Y UN PSICOLOGO

error: Te queremos :-)