Corteo tradizionale 1

La Bienal de Venecia 2024 tendrá una impactante presencia de artistas argentinos

Obras de 15 artistas argentinos -entre ellos de Emilio Pettoruti, Clorindo Testa, Mariana Telleria, Chola Poblete, Raquel Forner y Juan del Prete- se verán en la muestra principal de la Bienal de Venecia 2024, que bajo el lema «Extranjeros por todas partes» reunirá del 20 de abril al 24 de noviembre un total de 332 representantes de todo el mundo, con eje en lo queer y lo indígena, tal como informó hoy en conferencia de prensa el brasileño Adriano Pedrosa, el primer curador latinoamericano del evento artístico más destacado a nivel mundial.

Si se piensa que en ediciones anteriores las exposiciones centrales habían albergado entre 80 y 200 artistas, resulta apabullante el número dado a conocer por el curador, lo que redunda a su vez en una impresionante representación de países provenientes del Sur Global, de América latina, África, Asia, y con foco también en la diáspora de Italia hacia el resto del mundo (donde tienen un lugar destacado Argentina y Brasil).

«La expresión ‘Stranieri Ovunque’ tiene varios significados. En primer lugar, que vayas donde vayas y estés donde estés siempre encontrarás extranjeros: ellos/nosotros estamos en todas partes. En segundo lugar, que no importa dónde te encuentres, siempre eres realmente, y en el fondo, un extranjero», deslizó Pedrosa, durante la conferencia que se transmitió on line y en la que fue mencionando a algunos de los múltiples nombres de artistas que integran la lista oficial.

Así, la abigarrada selección dada a conocer incluye múltiples nombres de argentinos (o nacionalizados argentinos). Integran la lista la salteña Claudia Alarcón (1989) & Silät de la comunidad wichí La Puntana, la mendocina y queer La Chola Poblete (1989), la santafesina Mariana Telleria (Rufino, 1979) y la pintora americanista Juana Elena Diz (nació en 1925), de quien se desconoce su paradero o si es que ha fallecido.

También, se verán obras en la muestra central de los argentinos fallecidos Libero Badii (1916-2001), Elda Cerrato (1930-2023), Victor Cúnsolo (1898-1936), Juan Del Prete (1897-1987), Raquel Forner (1902-1988), la salteña María Martorell (1909-2010), Emilio Pettoruti (1892–1971), la chaqueña Lidy Prati (1921-2008), Kazuya Sakai (1927–2001), Clorindo Testa (1923–2013) y la libanesa Bibi Zogbé (1890–1975), quien residió y falleció en la ciudad de Mar del Plata. Finalmente, podría ingresar a esta combinado albiceleste la artista surcoreana Kim Yun Shin, quien nació en Wonsan 1935 aunque reside en Buenos Aires desde 1983, hace justo 40 años, de quien también se verán sus obras en Venecia.

Algunas de las obras exhibidas por Argentina serán prestadas por Malba y por la Colección de Eduardo Costantini, tal como informó este museo a Télam.

El principio rector de la 60 edición de la bienal ha favorecido a los artistas que nunca han participado en la Exposición Internacional, aunque algunos de ellos hayan sido presentados en un Pabellón Nacional, un Evento Colateral o en una edición anterior de la Exposición Internacional, detalló Pedrosa durante la conferencia.

Además de la participación de cada pabellón nacional (por la Argentina, por ejemplo, participará Luciana Lamothe con el proyecto «Ojalá se derrumben las puertas»), la exposición central de Venecia incluirá nombres como la mexicana Frida Kahlo, Iván Argote (Colombia), Lina Bo Bardi (Brasil), Bordadoras de Isla Negra (Chile), Miguel Covarrubias (México), Tarsila do Amaral (Brasil), Oswaldo Guayasamín (Ecuador), Wifredo Lam (Cuba), Armando Reverón (Venezuela), Diego Rivera (México) y Joaquín Torres-Garcìa (Uruguay), entre muchísimos otros.

El lema del encuentro, «Stranieri Ovunque» («Extranjeros por todas partes»), se inspira en una serie de obras iniciadas en 2004 por la artista feminista francesa Claire Fontaine, una serie de esculturas de neón de diferentes colores que reproducen en diversos idiomas las palabras «Extranjeros por todas partes». La frase procede, a su vez, del nombre de un colectivo turinés que luchó contra el racismo y la xenofobia en Italia a principios de la década de 2000.

Este grupo de neones, recreados a gran escala, se verán durante la bienal. «El background de esta obra refiere a la crisis actual de las personas en todo el mundo, en el territorio, en las fronteras, por su raza, por su identidad, por su nacionalidad, por su género. Donde sea que estés, donde sea que vayas, eres un extranjero. Incluso Venecia fue la ciudad de inmigrantes para los refugiados de Roma. Aquí también hay extranjeros en todas partes», detalló Pedrosa.

Según añadió el brasileño, la muestra central tendrá lugar en el Pabellón Central (Giardini) y en el Arsenale, mientras que estará dividida en dos secciones: el núcleo contemporáneo y el núcleo histórico.

«El italiano straniero, el portugués estrangeiro, el francés étranger, y el español extranjero, están todos etimológicamente conectados con lo extraño. La primera acepción de la palabra ‘queer’ es precisamente ‘extraño» y así la Exposición se despliega y se centra en la producción de otros sujetos relacionados: el artista queer, que se ha movido dentro de diferentes sexualidades y géneros, a menudo perseguido o proscrito; el artista outsider, que se sitúa en los márgenes del mundo del arte, al igual que el artista autodidacta, el artista folk y el artista popular; el artista indígena, frecuentemente tratado como extranjero en su propia tierra. Las producciones de estos cuatro sujetos son el interés de esta Bienal, constituyendo el núcleo contemporáneo», desmenuzó el curador.

De este modo, los artistas indígenas tendrán una presencia emblemática, al punto de que el Pabellón Central recibirá al público con el colectivo Mahku de Brasil que pintará un mural monumental en la fachada del edificio. Asimismo, el colectivo Maataho de Aotearoa (Nueva Zelanda) presentará una instalación a gran escala en la primera sala de la Cordiere: «Los artistas queer aparecen por toda la exposición», insistió Pedrosa.

Por otra parte, el núcleo contemporáneo contará con una sección especial dedicada al Archivo de la Desobediencia, un proyecto de Marco Scotini, que desde 2005 desarrolla un archivo de video centrado en las relaciones entre prácticas artísticas y activismo. Esta sección se divide en dos partes principales especialmente concebidas para nuestro marco: Activismo en la diáspora y Desobediencia de género. El Archivo de la Desobediencia incluirá obras de 39 artistas y colectivos realizadas entre 1975 y 2023.

Finalmente, el núcleo histórico estará formado por obras del siglo XX procedentes de América Latina, África, Asia y el mundo árabe: «Conocemos demasiado bien la historia del Modernismo en Euroamérica, pero los Modernismos del Sur global siguen siendo en gran parte desconocidos», disparó Pedrosa.

La organización para este núcleo, estará conformada por tres salas: una dedicada a «Retratos», otra sala dedicada a las «Abstracciones» y una tercera sala dedicada a la diáspora artística italiana en el mundo a lo largo del siglo XX, lo que otorga un lugar predominante a los artistas en Argentina y Brasil, la nación del curador. En esta última sala se expondrán obras de 40 autores italianos -primera o segunda generación de inmigrantes-, que serán exhibidas en el mismo sistema que ha hecho famosa la Casa de Vidrio de la paradigmática arquitecta Lina Bo Bardi (italiana que se mudó a Brasil).

«En el transcurso de la investigación -subrayó Pedrosa- surgieron de forma bastante orgánica dos elementos diferentes pero relacionados, que se desarrollaron hasta el punto de imponerse como leitmotiv de toda la exposición. El primero es el textil, explorado por muchos de los artistas implicados. Obras que revelan un interés por la artesanía, la tradición y lo hecho a mano, así como por técnicas que, en el ámbito más amplio de las bellas artes, a veces han sido consideradas extrañas, ajenas. Un segundo elemento son los artistas -muchos de ellos indígenas- unidos por la sangre, donde la transmisión familiar de conocimientos y prácticas desempeña un papel importante».

La 60 edición de la Bienal de Venecia, curada por Adriano Pedrosa, abrirá al público del 20 de abril al domingo 24 de noviembre de 2024 en las sedes de los Giardini y el Arsenale.

La Bienal de Venecia incluirá además 90 participaciones nacionales en los pabellones históricos de los Giardini, el Arsenale y el centro de la ciudad de Venecia, donde cuatro países participarán por primera vez: la República de Benin, Etiopía, República Unida de Tanzania y República Democrática de Timor Leste.