La Ciudad de Buenos Aires entra a fase 1, aislamiento obligatorio hasta el 17 de Julio.

Publicado por

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Chaco, el departamento rionegrino de General Roca y el aglomerado urbano de Neuquén iniciarán este miércoles una nueva fase del aislamiento obligatorio con mayores restricciones al transporte público y estrictos controles en la circulación y en las actividades sociales, a partir de la multiplicación de casos de coronavirus detectada en los últimos días.

Los casos se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, en 40 partidos bonaerenses (incluidos los 5 que conforman el AMBA junto a la Capital Federal), en la ciudad de Neuquén y sus alrededores y en el departamento rionegrino de General Roca.

La situación de Chaco, comprometida desde el inicio de la cuarentena en el área conocida como el Gran Chaco -y sin signos de que aminore la velocidad de contagios-, está entre las prioridades del gobierno de Alberto Fernández, quien hoy acordó con el gobernador Jorge Capitanich el envío de médicos y de personal de las fuerzas de seguridad para asistir a la provincia durante la emergencia.

Además, el Estado nacional le dará volumen al plan Detectar y sostendrá el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para los chaqueños, según lo conversado a través de una videoconferencia entre Capitanich y Fernández, quien le recomendó al gobernador que «pare drásticamente la circulación» en la provincia.

Todos los departamentos de Chaco ingresarán en el primer minuto de este miércoles a la misma etapa de intensificación de las restricciones que regirá también en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense, el departamento rionegrino de General Roca y la ciudad de Neuquén y sus alrededores.

El ministro de Salud porteño afirmó que espera que a partir de este miércoles la ciudadanía los «acompañe en este esfuerzo suplementario» que están pidiendo», al ingresar el Área Metropolitana de Buenos Aires a la fase de aislamiento.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó hoy que espera que a partir de hoy la ciudadanía los «acompañe en este esfuerzo suplementario» que están pidiendo», al ingresar el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir de hoy a las cero horas a la fase 1 de aislamiento, con cierre total de comercios y transporte limitado.

Quirós destacó, que «llevamos mucho tiempo de cuarentena, hay mucha gente cansada, hay gente que no puede más o con muchos problemas económicos o afectivos, pero tenemos que hacer este esfuerzo suplementario más».

El funcionario aseguró que desde el Estado van a «duplicar y fortalecer todas la iniciativas para controlar y contener esta pandemia» y le pidió a la ciudadanía: «Transitemos juntos este camino que nos queda y que esperemos que nos lleve al 17 de Julio en una situación de control de la curva con un panorama más claro».

«Para nosotros no es tan importante el seguimiento del número de casos cotidianos en estas dos semanas, que es un número muy variable», indicó.

Respecto de la continuidad del aislamiento luego del 17 de Julio, Quirós consideró que «depende mucho del número de camas de terapia intensiva y del humor social para acompañar las medidas, hay muchas variables que intervienen y los gobernantes debemos encontrar un denominador común que interpele a una sociedad tan diversa como la nuestra».

Consultado por la disponibilidad de camas en el sistema privado de la salud, el ministro aseguró que hacen reuniones «todas las semanas con el sector privado de la salud para establecer pautas y protocolos y ellos están cercanos al 55 por ciento de ocupación; no hay señales de desborde en esa área».

«Hay dos instrumentos que son muy poderosos para contener la curva de casos, uno es el distanciamiento social y la otra es la búsqueda proactiva que no es sólo de la cantidad de testeos sino de la investigación epidemiológica de cada caso», completó Quirós.

Desde la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, admitió que hubo «un aumento muy preocupante de los casos» de coronavirus y de la demanda de camas y confirmó que actualmente hay casi 4.000 personas aisladas por haber estado en contacto estrecho con enfermos de Covid-19.

«Hace tres semanas teníamos 400 casos diarios, la semana pasada eran 650 en promedio y, en los últimos siete días, arriba de 850 y un par de días con picos de arriba de mil», sostuvo Rodríguez Larreta en una conferencia de prensa.