La Ciudad suspendió las calificaciones en las escuelas.

La Ciudad suspendió las calificaciones en las escuelas y harán una evaluación pedagógica.

¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
Que un gran profesor



Desde el ámbito de educación de la Ciudad de Buenos Aires decidieron realizar una valoración del proceso pedagógico sin aplicar calificaciones numéricas para las escuelas primarias y secundarias privadas y públicas.

Las autoridades educativas de la Ciudad de Buenos Aires decidieron implementar una valoración del proceso pedagógico sin aplicar calificaciones numéricas y dejar sin efecto, para escuelas primarias y secundarias del ámbito público y privado, “las fechas de cierre de bimestre, trimestre y cuatrimestre” en el marco del aislamiento por la pandemia del coronavirus, informó el Ministerio de Educación porteño.

Pasamos todes degrado!!!
Recreo eterno para todos!!!

Que el mundo fue y será
Una porquería, ya lo sé
En el quinientos seis
Y en el dos mil, también
Que siempre ha habido chorros
Maquiavelos y estafa’os
Contentos y amarga’os
Varones y dublés
Pero que el siglo veinte
Es un despliegue
De maldá insolente
Ya no hay quien lo niegue
Vivimos revolca’os en un merengue
Y en un mismo lodo
Todos manosea’os
Hoy resulta que es lo mismo
Ser derecho que traidor
Ignorante, sabio, chorro
Generoso o estafador
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
Que un gran profesor
No hay aplazaos (Que va a haber) ni escalafón
Los inmorales nos han iguala’o
Si uno vive en la impostura
Y otro hala en su ambición
Da lo mismo que sea cura
Colchonero, Rey de Bastos
Caradura o polizón
¡Qué falta de respeto
Qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor
Cualquiera es un ladrón
Mezcla’o con Stavisky
Va Don Bosco y La Mignon
Carnera y Napoleón
Don Chicho y San Martín
Igual que en la vidriera
Irrespetuosa
De los cambalaches
Se ha mezcla’o la vida
Y herida por un sable sin remache
Ves llorar La Biblia
Lunto a un calefón
Siglo veinte, cambalache
Problemático y febril
El que no llora no mama
Y el que no afana es un gil
¡Dale, nomás!
¡Dale, que va!
¡Que allá en el Horno
Se van a encontrar!
No pienses más, sentate a un la’o
Que a nadie importa si naciste honra’o
Da lo mismo al que labura
Noche y día como un buey
Que el que vive de las minas
Que el que roba, que el que cura
O está fuera de la ley
Vivimos revolca’os en un merengue
Y en un mismo lodo
Todos manosea’os