news ciudad 1

La necesidad de una ley de alquileres

La necesidad de una ley de alquileres se hace evidente ante los constantes incrementos en los precios de los alquileres de departamentos en la ciudad de Buenos Aires, según un reciente relevamiento realizado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO). En enero, los precios experimentaron aumentos mensuales que oscilaron entre el 6,4% y el 16,7%, dependiendo de la ubicación y la cantidad de ambientes.

El informe señala que, en comparación con octubre del año anterior, los incrementos fueron del 12% en los monoambientes, 6,4% para los departamentos de dos ambientes y 16,7% en los de tres ambientes. Aunque los aumentos mensuales fueron menores que los registrados en diciembre de 2023, el acumulado en los últimos doce meses es alarmante, alcanzando el 305,8% para los monoambientes, 337,5% para las unidades de dos ambientes y 316,7% para los de tres, superando considerablemente la inflación interanual.

Esta situación pone de manifiesto la necesidad urgente de una regulación efectiva en el mercado de alquileres. La ley de alquileres se presenta como una herramienta esencial para poner fin a la manipulación descontrolada de precios, garantizando la estabilidad y accesibilidad a la vivienda para la población.

El informe del CESO destaca que los altos precios en la ciudad de Buenos Aires están excluyendo a una gran parte de la población de la posibilidad de alquilar siquiera un monoambiente promedio. Esto ha llevado a que muchas personas se vean obligadas a buscar viviendas en áreas con infraestructura y servicios de menor calidad, exacerbando las desigualdades y limitando las opciones de quienes buscan una vivienda digna.

Además, se resalta la disparidad entre los salarios y los costos de alquiler. La media de los monoambientes ofertados es de $280.000, mientras que el Salario Mínimo Vital y Móvil en enero es de $156.000, cubriendo apenas el 55,71% del alquiler. Para departamentos de dos y tres ambientes, la brecha es aún mayor, con coberturas del 44,57% y 31,20%, respectivamente.

Es importante destacar que estos valores no incluyen las expensas, que representan en promedio el 9,7% del costo del alquiler. La ley de alquileres no solo sería crucial para frenar los aumentos desmedidos, sino también para establecer límites y transparencia en los costos adicionales asociados a la vivienda en alquiler.

En conclusión, la ley de alquileres se presenta como una herramienta esencial para frenar la escalada descontrolada de los precios de alquiler en la ciudad de Buenos Aires. Garantizaría un acceso más equitativo a la vivienda, evitando que los altos costos excluyan a gran parte de la población y generen desplazamientos hacia áreas con servicios de menor calidad. Además, proporcionaría estabilidad y transparencia en los costos, brindando a la población la seguridad necesaria para planificar su vida en función de su vivienda.