La Soja Argentina.

La Soja Argentina.

El aceite de soja, a veces denominado también aceite de soya, es un aceite vegetal que procede del prensado de la soja (Glycine max). Este aceite es abundante en ácidos grasos poliinsaturados.

La Soja

El consumo de aceite de soja está aumentando en todo el mundo y es paralelo al aumento de la obesidad. Rico en grasas insaturadas, especialmente ácido linoleico, se supone que el aceite de soja es saludable y, sin embargo, induce obesidad, diabetes, resistencia a la insulina e hígado graso.

El aceite de soja crudo

La Soja Argentina.

El aceite de soja crudo tiene muchos efectos beneficiosos en el perfil lipídico y la presión arterial; mientras que el aceite de soja calentado es perjudicial, empeorando la hipertensión, dislipidemia y también promueve la arterioesclerosis.

Aunque el aceite de soja es considerado saludable, induce obesidad, diabetes, resistencia a la insulina e hígado graso en ratones; mientras que el aceite de soja genéticamente modificado llamado Plenish induce menos resistencia a la insulina pero produce hepatomegalia y disfunción hepática.

Mientras que los seres humanos han estado cultivando soja durante 5000 años, el aceite de soja se ha convertido en una parte sustancial de nuestra dieta solo en las últimas décadas.

Estiman que habrá exportaciones récord de harina y aceite de soja por US$ 20.000 millones

Santa Fe genera 1 de cada 5 dólares que Argentina exporta

La provincia cerró nuevamente el año 2020 como la segunda provincia más exportadora. Los complejos agroindustriales, grandes protagonistas de la gran canasta santafesina.

Argentina volverá a ser en 2021 el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial

Argentina volverá a ser en 2021 el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial, al alcanzar exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas respectivamente.

Resúmen a nivel mundial:

🇦🇷 Argentina exportará 26.577.000 toneladas de harina de soja.
🇧🇷 Brasil exportará 16,8 millones de toneladas de harina de soja.
🇺🇸 Estados Unidos exportará 12,9 millones de toneladas de harina de soja.

La cifra surge de las previsiones que hace la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) para esos subproductos, de los cuales el país es el principal proveedor mundial.

Argentina es el principal proveedor mundial

Las exportaciones de harina y aceite de soja, subproductos de los cuales la Argentina es el principal proveedor mundial, podrían alcanzar en la presente campaña un valor récord de US$ 20.000 millones, estimó el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras.

Las cifras de Ciara-CEC

De concretarse esta proyección, las exportaciones de este ciclo se ubicará US$ 8.400 millones por encima de lo exportado en 2020, en gran parte debido a la suba de los precios internacionales de ambos productos, en especial del aceite.

De esta manera, el dirigente empresario calculó que se despacharon US$ 12.000 millones en harina y unos US$ 8.000 millones de aceite, aproximadamente, si se toman en cuenta los precios actuales de los commodities en base a previsiones de cantidades embarcadas hechas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

En ambos casos, el salto respecto al año pasado alcanzaría, de mantenerse los precios, los US$ 4.200 millones.

Otras proyecciones

Esta proyección se ubica levemente por encima de lo estimado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a mediados de abril, cuando vaticinó exportaciones de estos dos subproductos por US$ 18.200 millones, lo que arrojó una diferencia positiva respecto a 2020 de US$ 6.740 millones.

Si se suman las exportaciones de poroto y biodiésel, el complejo sojero despachará US$ 21.800 millones, según lo cálculos de la entidad bursátil del mes anterior.

Los números hasta marzo

Según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, las exportaciones de este año de ambos productos a marzo, mes del que se tienen los últimos datos, alcanzaron los US$ 4.524 millones, mientras que el sector liquidó $ 9.755 millones, según Ciara-CEC.

La suba de precios

Si bien los precios en general de los commodities que integran el complejo sojero subieron de manera considerable, el aceite más que duplicó su valor en un año, mientras que en la harina la suba fue bastante más moderada.

Soja: Argentina todos los años se gana la lotería

Por ejemplo, el aceite en un año pasó de valer US$ 571,43 a US$ 1.489,86 la tonelada, en el mercado de Chicago, lo que da un salto de US$ 918,43 por tonelada (+160,2%), mientras que en la harina el avance fue de US$ 314,37 a US$ 461,31 la tonelada, una diferencia de US$ 146,94 la tonelada (+46,74%).

Sin embargo, si se mira la suba de los precios respecto a la primera cotización de 2021, se puede ver que el aceite gana US$ 503,75 por tonelada, mientras que la harina pierde US$ 17,52 por tonelada.

Los precios del aceite de soja

Idígoras explicó que este salto exponencial en los precios del aceite y este «desacople de los vaivenes del poroto» responde a «una nueva demanda mundial» y que toma a este producto como «una provisión directa de energía».

«Ha aparecido un nuevo producto, sobre todo en Europa y Estados Unidos que es el Aceite Vegetal Hidrogenado (HVO), aceite comestible usado hidrogenado que sirve como combustible», explicó el directivo.

Se trata de «una segunda generación de biocombustibles, porque se usa el aceite reciclado y se lo transforma en un proceso que tiene algunas condiciones de calidad muy superiores al biodiésel de primera generación, pero también al diésel, como la conservación en frío a menos 50 grados o una menor emisión de gases de efecto invernadero», explicó Idígoras.

La demanda de soja  en Estados Unidos

En este sentido, remarcó que «Estados Unidos aumentó, en un año, el consumo en un 46% y tiene previsto duplicarlo en dos años. Estados Unidos era un exportador importante de aceite de soja, el segundo a nivel mundial, con un 1,1 millones de toneladas y este año casi desapareció del mercado porque lo transformó en HVO».

Con una mayor demanda interna en Estados Unidos, una caída en la oferta para el comercio internacional y compras que siguen firme por parte de la India, sumado a cuestiones climáticas en Sudamérica, los precios de este subproducto traccionaron al alza.

Los biocombustibles de soja

Para el analista de mercados de la BCR, Guido D’Angelo, existe una expansión de los biocombustibles, aunque todavía la demanda del poroto y el aceite de soja no es «exorbitante» para su producción.

Sin embargo, señaló como un factor esencial que «en Estados Unidos se está discutiendo, de verdad, una nueva matriz verde, lo que puede terminar de gestionar una altísima demanda de aceite de acá en adelante».

«Hoy hay dos dinámicas que mueven los precios: por un lado, una mayor demanda de la India y la transición verde. Es una expectativa muy positiva para el mercado de aceite», concluyó.

El mercado de la harina soja

En el caso de la harina, Idígoras indicó que en la actualidad se encuentra «con un mercado invertido en relación al precio del poroto porque tiene una demanda inferior».

Para el dirigente empresario «ha sido víctima de la peste porcina a nivel mundial, que impactó muchísimo en los planteles de cerdos en Asia y en Europa. Hay que recordar que en la pre pandemia hablábamos de las matanzas sanitarias de cerdos en China. Eso siguió, nada más que apareció el Covid. Se ha logrado controlarla en algunas partes, pero reaparece y el principal mercado de venta de la harina es para la alimentación porcina».

Ese yuyo maldito y tan amado

Para el corto y mediano plazo de ambos mercados, Idígoras previó que «en el caso del aceite veo un mercado sostenido por la política de biocombustibles en Estados Unidos que, probablemente, siga traicionando su producción hasta que logre ecualizarla con una mayor oferta en el mercado interno. Respecto a la harina, va a depender mucho de la sanidad animal, pero también del efecto de la pandemia y del mercado climático».

El Complejo Sojero es uno de los principales evasores fiscales de Argentina

14-10-2022 12:49

Descubren una red de contrabando de soja argentina hacia Brasil

Productores rurales argentinos enviaban los cargamentos en embarcaciones y a través del río Uruguay, desde el Departamento Guaraní, en el sur de Misiones, al municipio brasileño de Tiradentes do Sul, en Rio Grande do Sul.

Productores rurales argentinos traficaban hacia Brasil cargamentos de soja mediante embarcaciones a través del Río Uruguay para evitar declarar impuestos y ejercer lavado de dinero con la venta del producto a cooperativas del estado brasileño de Río de Grande do Sul, según informó este viernes la Policía Federal de ese país.

La región por donde los drones de la Receita Federal, la Afip brasileña, detectaron el tráfico de cargamentos de soja es el Departamento Guaraní, en el sur de la provincia de Misiones, que se conecta con el municipio brasileño de Tiradentes do Sul, en el estado de Rio Grande do Sul, de acuerdo con la investigación, divulgada por la cadena Globo.

«Se contrabandea soja desde la Argentina hacia empresas rurales brasileñas que emiten facturas ‘fantasmas’ para simular que ellas han producido en suelo brasileño. Los productores argentinos establecieron una infraestructura con camiones y embarcaciones para cruzar el Rio Uruguay», dijo el comisario de la Policía Federal Mario Luis dos Santos.

El oficial dijo al Jornal Nacional de la TV Globo que en los últimos tres años fueron confiscadas 500 toneladas de soja argentina traficada hacia Brasil con el objetivo de no pagar los impuestos de exportación o retenciones.

Evasión impositiva
«Los productores argentinos trafican para evitar el impuesto de importación», dijo el comisario.

La acción fue filmada por drones de la Receita Federal en Tiradentes do Sul cuando las embarcaciones con la soja argentina eran cruzadas cerca de la ciudad fronteriza de El Soberbio, Misiones.

La mafia del tráfico de soja argentina en Brasil simula una producción irreal en tierras brasileñas.

«Tiradentes do Sul, por ejemplo, produjo 7.000 toneladas de soja este año pero las facturas de las empresas y cooperativas rurales declaran 42.000 toneladas. Identificamos una producción irreal de soja», dijo Pedro Bellinaso, agente de la Receita Federal, el ente recaudador de impuestos de Brasil.

Los productores argentinos trafican la soja a Brasil para evadir impuestos y para realizar operaciones de lavado de dinero

Peones rurales argentinos dijeron, cita por su parte Radio Gaúcha, que cruzan por 3.000 pesos por día cinco o seis veces el Río Uruguay con embarcaciones con sacos de soja.

Los productores brasileños, por su parte, exportan la soja traficada desde la Argentina a otros países, sobre todo a los de Asia.

«Se contrabandea soja desde la Argentina hacia empresas rurales brasileñas que emiten facturas ‘fantasmas’ para simular que ellas han producido en suelo brasileño. Los productores argentinos establecieron una infraestructura con camiones y embarcaciones para cruzar el Rio Uruguay»

Según informó Radio Gaúcha, de Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul, la secretaría estadual de Agricutura alertó que el principal riesgo de la soja que es traficada por productores rurales argentinos se encuentra en el ingreso de plagas resistentes a herbicidas.

Existe la evidencia de que ingresó con el tráfico de soja argentina a Brasil una plaga llamada Amarantus Hibridus.

El director del Departamento de Defensa Sanitaria de la Secretaría de Agricultura de Río Grande do Sul, Ricardo Felicetti, dijo que esta plaga provoca daños en la producción local afectando la calidad y causando riesgos para la salud porque con el contrabando no existe un control sanitario.

CARTA DE LECTORES

1 Si Usted quiere comentar ésta nota envíenos un mail info@palermonline.com.ar

Mail de la Redacción

SUSCRIPCION A PALERMONLINE NOTICIAS

Suscripción a Palermonline Noticias en Google News

2 – Sí Usted quiere Suscribirse a Palermonline Noticias y a Nuestro canal en Google News
Haga Click Aquí y marque la estrella.

3  –  Palermo On Line en Twitter.

4  –  Palermo On line en Instagram.

5  –  Palermo On line en Facebook

SOJA
SOJA

CARTA DE LECTORES RESPUESTAS: