La venta de inmuebles volvió a caer. La caída interanual del mes de mayo fue del 46%.

Publicado por Pablo Editor

La venta de inmuebles volvió a caer. Al observar las cifras en detenimiento se comprueba la magnitud de la crisis: la caída interanual del mes de mayo fue del 46%. Y se completa un año entero de retrocesos consecutivos, agravando las dificultades del sector.

Por duodécimo mes consecutivo, la cantidad de escrituras de compraventas de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires registró una fuerte en caída: en mayo fue del 46,2% interanual y consolidó así el periodo de retracción.

Las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 239 casos, 85,1% menos que las registradas un año antes: representaron el 7,5% del total, frente al 27% de un año antes. En otras palabras, el crédito hipotecario quedó congelado. Estos primeros cinco meses de hipotecas bancarias registraron 1027 casos, y es una baja del 89,1% respecto al mismo período 2018. «Sigue siendo el período acumulado más bajo de la serie histórica», advirtió el Colegio de Escribanos.

Sin embargo, los empresarios prefieren ver que comparado con el mes de abril, hubo un leve repunte del 15%, lo que analizan como una señal del freno de las mermas. Si bien en la comparación mensual se vio una recuperación, al medir el acumulado de los primeros cinco meses, se observó una caída del 51,8%, de acuerdo con el informe.

Según los escribanos, en mayo, el monto medio de los actos fue de $5.336.341 (115.806 dólares de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio), lo que significó un crecimiento del del 56,5% en un año en pesos, mientras que en moneda estadounidense bajó 21,2%.

Además, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 239 casos, 85,1% menos que las registradas un año antes: representaron el 7,5% del total, frente al 27% de un año antes.

Actualmente, un departamento en la Ciudad de Buenos Aires se ubica, aproximadamente, en USD 2.555 el metro cuadrado. Este promedio abarca un amplio rango que va desde los USD 5.767 en Puerto Madero a los USD 1.204 en Villa Lugano.

CONTEXTO EXPLOSIVO
La crisis afecta a los que menos tienen. Y los que más tienen, en cambio, tienen cada vez más. Así lo reflejan las estadísticas en la Ciudad de Buenos Aires, donde la distribución de ingresos alcanzó su nivel más desigual desde 2014. El 10% de la población con mayores ingresos per cápita aumentó su participación del 30,2 al 33,1%.

Según datos de la Dirección de Estadística y Censos porteña en el primer trimestre de este año empeoró la distribución del ingreso en la Ciudad de Buenos Aires. El crecimiento de 2,9 puntos que obtuvieron los más ricos fue en detrimento del resto, en especial de los sectores medios. Con relación al primer trimestre de 2015, el salto es mayor: de 3,8 puntos, del 29,3 al 33,1%.

Los datos oficiales indican que en 12 meses a marzo pasado hubo un aumento de coeficiente de Gini del 0,401 al 0,427, el indicador que mide la distribución del ingreso total familiar de los hogares (varía entre 0 y 1; cuanto más cercano a 1, mayor es la desigualdad). Por persona, el coeficiente de Gini sube del 0,426 al 0,449.

El nivel de desigualdad es tal, que la mitad de la población porteña recibió el 20,3% de los ingresos, mientras la otra mitad se quedó con el 79,7%. De este sector, el 10% más rico recibió 33,1 puntos.

El ingreso de la mitad de la población porteña se ubicó durante el trimestre pasado en menos de $16.000 cuando un año antes había sido de $ 12.250. Equivale a un incremento del 30,6%, la suba de precios en CABA a marzo fue del 52,5%.