La venta libre de medicamentos sigue creciendo en Argentina

Las muertes provocadas por el consumo abusivo de medicamentos en Argentina y Estados Unidos superan los decesos causados por la cocaína, la heroína e incluso por los accidentes de tránsito, coincidieron organismos sanitarios y profesionales de ambos países.

En Argentina durante 2013 se expendieron alrededor de 200 millones de unidades de venta libre en sus diferentes presentaciones (blisters/frascos/cajas) pese a los graves riesgos que implican para la salud y que han sido confirmados recientemente por informes científicos de Estados Unidos y Gran Bretaña, entre otros países.

Las cifras obtenidas por fuentes propias del Instituto de estudios politicas de salud (www.IEPS.COM.AR) indican que los argentinos consumen por año un promedio de 5 envases de medicamentos de venta libre por año, en su mayoría influenciados por la publicidad de la industria farmacéutica que alienta la automedicación.

En Estados Unidos las muertes por sobredosis de medicamentos –en su mayoría sin receta médica- no sólo superan las víctimas por consumo de cocaína y heroína, sino que también supera el número de decesos por heridas de bala y accidentes de autos.

Más de 37 mil estadounidenses mueren cada año por sobredosis de medicamentos, en especial analgésicos, informó recientemente Gil Kerlikowske, jefe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos, durante una audiencia ante el Comité sobre Narcóticos del Senado en Washington.

En el 2010 unas 18.000 estadounidenses fueron asesinados con armas de fuego, mientras que casi 40.000 murieron al abusar de medicamentos de venta libre y analgesicos como el Vicodin, Oxy Contin, Opana y metadona, entre otros, comparó el funcionario norteamericano.

“Cincuenta estadounidenses fallecen cada día por sobredosis de analgésicos y 6.1 millones de personas abusan de ellos o los ingiere incorrectamente”, según un reciente informe publicado por Trustofr American Health (Fundación de Salud Pública).

La fundación precisó que en la mayoría de los Estados Federales de Estados Unidos “mueren más personas por abuso de analgésicos que por accidentes de coche y que los fallecimiento totales por esta causa en Estados Unidos son más numerosos que los que se producen por abuso de heroína y cocaína, conjuntamente”.

En Argentina coincidentemente, un relevamiento realizado en la guardia de la División Toxicología del Hospital Fernández de la Ciudad de Buenos Aires, indico que durante 2011 se asistieron 3741 pacientes de los cuales el 11,5 por ciento de ellos, 430, correspondieron a intoxicaciones medicamentosas, siendo 125 casos originados por medicamentos de venta bajo receta archivada y los 305 restantes en su gran mayoría de medicamentos de venta libre, informó el profesor Carlos Damin, jefe de la División Toxicología del mencionado centro asistencial porteño.

“Esto ubica a los medicamentos como la segunda causa de intoxicación por frecuencia en un hospital general de agudos, siendo la primera la intoxicación por bebidas alcohólicas, 1029 pacientes, la tercera el monóxido de carbono, 390 pacientes y la cuarta la cocaína, 290 pacientes”, detalló el facultativo del Hospital Fernández.

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) indicó que una encuesta realizada por la entidad arrojó que el 82 por ciento de los entrevistados utilizaba medicamentos de venta libre y la mitad desconocía sus efectos adversos que pueden provocar en combinación con otras drogas.

“La sociedad argentina tiene una preocupante cultura del autoconsumo de medicamentos sin control profesional”, señaló la COFA.

“Alrededor del 11 por ciento de todos los casos de insuficiencia renal terminal son atribuidos al consumo de analgésicos y el 40 por ciento de los casos de hemorragia digestiva alta son atribuibles al consumo de aspirina y al resto de los antiinflamatorios no esteroides”, indicó la Confederación Farmacéutica Argentina.

Federico Tobar, Director del Centro de Estudios en Gestión y Economía de la Salud de la Facultad de Ciencias Económicas, recordó que 2001, los medicamentos de venta libre representaban el 14% del total de venta. En 2008 el porcentaje había ascendido al 26,6 por ciento, es decir casi el doble en apenas siete años.

“Si se quiere ir a cifras concretas (y mucho más impactantes), hay que decir que hace ocho años se vendieron en la Argentina 49.927.061 unidades (blisters, cajas y frascos) de remedios de venta libre, mientras que en 2008 las unidades fueron 133.500.296, por lo que la venta de estas unidades tuvo un aumento del 167% en siete años”, comparó Tobar.

El IEPS EN SU ACTUALZACION DE 2013 , destaca que uno de cada 3 farmacos vendidos en Argentina es de venta libre, sin control de los profesionales de salud. El total del mercado farmaceutico es de 650 millones de unidades y mas de 200 millones son venta libre.

Robert Lindsey, director ejecutivo del Concejo Nacional sobre Alcoholismo y Dependencia de Drogas (NCADD) de Estados Unidos reveló que más de 25 millones de estadounidenses son adictos a drogas lícitas o ilícitas –el 8% de la población- y de estas unos 23.5 millones son adictas a opiodes, un químico que se encuentra en medicamentos en contra del dolor como Hydrocodine.

“En los últimos 10 años han muerto más de 100.000 personas por sobredosis de opiodes”, dijo Lindsey durante una conferencia en Los Angeles, agregando que diariamente mueren 4 personas por sobredosis de Hydrocodine.

Carlos Damin advirtió que “como sostiene un artículo publicado por la Primera Cátedra de Toxicología de la UBA, es innegable el impacto de la publicidad de los medicamentos en la conducta de los consumidores, y de allí los potenciales riesgos que representa para la salud de la población. La publicidad y promoción ctiva por los medios masivos de comunicación aumenta la automedicación irresponsable y el uso irracional de medicamentos. Los fármacos medicinales o medicamentos abandonan así su lugar de bien social, esencial para la salud pública y pasan a ser un bien de consumo”.

Jeff Levi, presidente de la Turstfor American Health coincidió que en Estados Unidos la venta de analgésicos se ha cuatriplicado desde 1999 porque “la posibilidad de recetar más medicamentos ha favorecido que muchas personas accedan a ellos, pero también ha propiciado su mal uso”.

También el Omeprazol, un inhibidor de secreción ácida más consumido en el mundo causa daños neurológicos, según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association.

El estudio indica que el consumo prolongado de Omeprazol durante más de dos años contra la gastritis y la acidez estomacal genera efectos colaterales como la deficiencia de Vitamina B 12, cuya falta en el organismo humano puede derivar en demencia, daño neurológico y anemia.

Si bien los médicos lo recetan por períodos breves de tiempo debido a sus efectos colaterales, al ser un medicamento de venta libre, los pacientes lo siguen consumiendo sin control y sin suficiente conocimiento de los riesgos que eso puede acarrearles.

El estudio realizado por el Kaiser Permanente Institute (EEUU) y publicado en la revista Journal of the American Medical Association, indica que entre el 10 y 15 por ciento de los adultos mayores de 60 años tienen deficiencias de la Vitamina B 12.

El estudio se llevó a cabo con 25.956 pacientes que presentaron un diagnóstico de bajo nivel de vitamina B12 que tomaron Omeprazol o Exomeprazol durante dos o más años y presentaron un 65 por ciento más de probabilidades de tener niveles bajo de la Vitamina B12 que aquellos que no habían estos fármacos durante un período extenso de tiempo.

El INDEC de Argentina en su informe trimestral sobre la industria farmacéutica argentina, precisó que las ventas de medicamentos antiácidos aumentaron de 129.642 millones de pesos en el tercer trimestre de 2009 a 285.350 millones en igual período del año pasado, calculado a precio de salida de laboratorio.

En Brasil el mercado de los analgésicos factura alrededor de 2.600 millones de reales por año, de acuerdo a un relevamiento realizado por la consultora especializada IMS a pedido del gobierno.

Este segmento es el más importante entre los medicamentos de venta libre – precisó Nilton Paletta, presidente de IMS-Brasil- y ha sido bautizado como “el mercado del dolor”.

En el Reino Unido donde se dictó una legislación más estricta a partir de 1998 para la venta de paracetamol, todavía este analgésico provoca alrededor de 121 muertes anuales por intoxicación, afirmó el doctor Keith Hawton, profesor de psiquiatría de la Universidad de Oxford.

El presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, explicó que la sociedad argentina también es una “sociedad sobremedicada” y por eso entre 2011 y 2012 la venta de analgésicos creció en 3 millones de unidades.

El INDEC precisó que la venta de analgésicos creció de 84.178.00 millones de pesos en el tercer trimestre de 2009 a 179.315 millones de pesos en igual período de 2013, calculado a precios de salida de laboratorio.

La Fundación Dolor en un estudio difundido a comienzos de 2013 reveló que el consumo de analgésicos es mayor entre las mujeres y en los grupos de 19 a 25 años y de 40 a 55 años.

El informe de la Fundación Dolor precisó que Ibuprofeno, ketoprofeno, diclofenac, paracetamol y aspirina lideraban el ranking de automedicación en Argentina.

El consumo de medicamentos de venta libre está potencializado por la exposición constante de las campañas publicitarias, que en su mayoría transmiten mensajes engañosos que ocultan información sobre sus efectos colaterales y eventuales riesgos.

El mercado de venta libre está en permanente crecimiento en Argentina durante la última década en virtud de la abundancia de campañas publicitarias, la venta en góndolas y las escasas regulaciones.

El mercado “popular” o de venta libre tuvo un crecimiento continuo desde 2001 que fue de 14,37 por ciento ese año, hasta trepar por encima del 26 por ciento anual a partir de 2008. Por ejemplo, durante enero y diciembre de 2010 el incremento fue de 26,92 por ciento, según las consultoras del sector e informes de la propia cámara de laboratorios de venta libre Capemvel.

El crecimiento del mercado popular fue mucho más fuerte que el de los medicamentos éticos durante los últimos diez años, pues acumuló un incremento entre 2001 y 2009 de 408,70 por ciento en unidades y 180,18 por ciento en valores.

En 2001, el consumo anual por cápita era de 1,5 para los medicamentos de venta libre y 8,1 para los éticos. En 2010 la relación pasó a 4 para los medicamentos populares (venta libre) y a 10.7 para los medicamentos éticos, de acuerdo a las estadísticas del sector.

La propia cámara de laboratorios de venta libre CaPemvel reconoció en marzo de 2011 que las ventas del sector de venta libre se habían incrementado 50 por ciento en 2010 con relación al año precedente y ya representaban el 34 por ciento del mercado total.

Datos cruzados de distintos sondeos realizados por entidades profesionales y la Asociación Argentina de Propaganda Médica (AAPM) calcularon que 126 mil personas terminan hospitalizadas por año en la Argentina a causa de la automedicación.

Automedicación que es alentada por la profusión de avisos publicitarios que proliferan en los medios audiovisuales y en las marquesinas de los estaciones de subtes.

La AAPM denunció en agosto de 2013 ante la ANMAT el aumento de publicidades de medicamentos de venta libre para enfermedades de la temporada invernal, utilizando para la promoción a figuras del espectáculo y la televisión como el animador y conductorMarley y el actor Daniel Hendler.

“La imagen de Marley puede ser muy convocante pero la información científica y las contraindicaciones de un medicamento peligroso cuando se cometen abusos brillan por su ausencia en el post publicitario” protagonizado por Marley del medicamento Next , un analgésico que contiene paracetamol.

La Federación Farmacéutica de la República Argentina (FEFARA) coincidió que la publicidad de Marley recurría “a la teatralización grotesca”, sin advertir sobre los “efectos secundarios y alentando el consumo”.

FEFARA advirtió que crecen en el mundo las intoxicaciones con esta droga, y algunos especialistas hablan de “epidemia del paracetamol”.

“Desde hace tiempo, distintos sectores vienen advirtiendo sobre el consumo irracional de los medicamentos, una práctica alentada por la publicidad de las grandes farmacéuticas, que trae peligrosas costumbres entre las personas”, resaltó FEFARA.

El Senado argentino aprobó en diciembre de 2009 la Ley 26.567 que prohíbe la venta de medicamentos -incluso de venta libre- por fuera de las farmacias. O sea, está prohibido desde entonces el expendio en kioscos y supermercados. Y además el expendio debe ser por mostrador y no en góndolas al alcance del público.

La mayoría de las provincias de Argentina adhirieron al nuevo régimen, pero en la Ciudad de Buenos Aires la ley de adhesión de la Legislatura porteña, fue vetada por el Jefe de Gobierno Mauricio Macri.

Ana María Giardelli, Jefa de Toxicología del Hospital de Interzonal Especializado en Pediatría “Sor María Ludovica” de ciudad de La Plata, advirtió que una encuesta realizada en su departamento arrojó que “el 70 de los consultados aceptaba haber consumido medicamentos por consejo de amigos, familiares, jefes, compañeros de trabajo, vecinos, entrenadores personales e innumerables personas más, todas ellas sin formación específica” (El Día, 19 de mayo 2013).

La Facultad Nacional de Medicina y la Universidad Nacional de Buenos Aires difundieron un estudio sobre los medicamentos de venta sin receta alertando que “existe la suposición errónea e instalada entre el público en general, que considera inocuos a los medicamentos de ‘venta libre'”.

“Por ejemplo, alrededor de un 13 por ciento de toda la carga etiológica de la nefropatía terminal que conduce a diálisis o trasplante, se debe al uso crónico de analgésicos, casi siempre en el marco de la automedicación”, explicó el informe académico.En Estados Unidos, el laboratorio Johnson & Johnson aceptó pagar una multa 2.2 mil millones de dólares en noviembre pasado, por comercializar medicinas bajo falsas promesas y sobornar a médicos y farmacias para su uso en terapias no autorizadas (off label).

JOSE CHARREAU
SECRETARIO ACCIÓN SOCIAL

RICARDO PEIDRO
SECRETARIO GENERAL

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)