La yerba mate contiene un elevado porcentaje de antioxidante que retrasa el envejecimiento celular

Compartí :-) .

El mate, como ya hemos mencionado, funciona como un estimulante del sistema nervioso. Su acción es análoga a la del Café o el Te, ayuda a la digestión y a la actividad cerebral. Su gran valor energético es la abundancia en Vitamina C. Contiene Alcaloides y Mateina (Cafeína).

La historia del uso de la yerba mate. Esta se remonta a época muy anterior a la conquista de América. Los indios guaraníes salían prepa-rar la yerba para su consumo y eran grandes bebedores de mate, solamente que no lo hacían como nosotros, sino que utilizaban agua fría y además mezclaban la yerba con otras hierbas aromáticas.
Los conquistadores aprendieron bien pronto a conocer las propiedades estimulantes del mate e hicieron de él una de sus bebidas predilectas. Con el mate suplantaban las bebidas regionales a que estaban acostumbrados en Europa, y, además, lo modificaron al prepararlo como infusión, con agua caliente, y al agregarle azúcar.

El mate
El mate propiamentedicho es el recipiente donde se colocan todos los ingredientes y la bombilla para deleitarse con una sabrosa infusión de yerba, es decir unos ricos mates, valga la redundancia.

El agua
El agua del mate, debe estar caliente, para ello se emplea la pava, recipiente metálico, con un asa por encima del orificio de llenado de agua y un pico vertedor, preparado especialmente para ser inclinado sobre el mate y poderlo cebar correctamente.
Al calentar el agua debemos tener la precaución de no dejarla hervir, por lo que se aconseja sacarla antes de que esto suceda, en consecuencia si en un descuido se nos pasa el agua y “la pava chifla…” no nos preocupemos, tendremos que tirar ese agua y volver a poner agua a calentar.
También es posible, que luego de que calentamos el agua, y con el objetivo de que nos dure más tiempo caliente la traspasemos a un recipiente térmico o “termo”, con lo cual nos aseguramos que la temperatura de nuestro mate va a estar en su punto justo del principio al fin, lo que si hay que tener en cuenta el pico del termo, ya que pueden venir algunos, con una boquilla que no resulta muy cómoda a la hora de cebar.

La bombilla
Las bombillas por más que varíen su estilo, estética y diseño, cumplen una primordial función, la de llevar la infusión desde el mate a la boca. Siempre se trata de un tubo metálico ( aunque se han hecho de caña también ) de unos 15 a 20 cm. de largo, con una boquilla en el extremo que se posará la boca, y un capuchón en el otro extremo con muchos orificios muy pequeños, más chicos que el tamaño de la molienda de la yerba mate, por donde ingresará el agua. Este último extremo va dentro de la yerba, en el fondo del mate.
Como vemos en las figuras de la izquierda, la bombilla adopta diferentes formas, que en algunos casos intentan favorecer el ensillado y la postura del mate. La boquilla trae un leve aplatamiento para mejorar así la succión.


La yerba mate contiene un elevado porcentaje de antioxidante que retrasa el envejecimiento celular

Un estudio realizado por científicos argentinos revela que la yerba mate contiene un elevado porcentaje de una sustancia antioxidante que retrasa el envejecimiento celular y previene ciertas enfermedades, informaron hoy a la prensa internacional fuentes de la investigación.

El estudio fue financiado por el Programa Regional de Asistencia al Sector Yerbatero y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) de Argentina, y conducido por el ingeniero químico Luis Brumovsky, de la Universidad Nacional de Misiones.

Se trata de una investigación pionera, ya que es la primera que se efectúa con el mate cebado, infusión que realiza con la yerba mate y se consume a la manera del té.

Según sus resultados, la infusión contiene un alto porcentaje de polifenoles totales que mejora las defensas naturales del organismo humano, protegiéndolo contra el daño celular y previniendo así el deterioro del organismo y el desarrollo de enfermedades.

Brumovsky estableció en el estudio que la mayor ingesta de los 25 polifenoles que componen la yerba mate se obtiene con 50 gramos de yerba y medio litro de agua a 70 grados centígrados, con lo que se logran entre 500 y 600 miligramos de antioxidantes, una cantidad muy superior a la que se obtendría con la misma cantidad de té verde o negro, por ejemplo.

Este descubrimiento puede suponer la expansión del mate, especialmente en los mercados del primer mundo, ya que en ellos existe una creciente demanda de antioxidantes y de productos naturales.

En opinión del presidente del INYM, Luis Prieto, este estudio supone el aval científico que necesitaba la infusión para “respaldar su bondad”, pero considera que es la población la que se ve realmente beneficiada por el descubrimiento, ya que, aseguró, a partir de ahora podrá consumir mate no sólo por placer, sino también para beneficio de su salud.

El estudio se realizó en la provincia de Misiones, en el noreste del país, la mayor zona productora de yerba mate de Argentina, que es primer exportador mundial de este producto, con Siria como su principal mercado.

YERBA MATE: PROPIEDADES ALIMENTICIAS, MEDICINALES Y FUNCIONALES
ROSANA FILIP*

* Fisiología Vegetal – Cátedra de Farmacognosia- IQUIMEFA (UBA-CONICET)- Facultad de Farmacia y Bioquímica. Universidad de Buenos Aires.

Desde tiempos inmemoriales las plantas han sido la fuente de alimentos y una alternativa terapéutica para la humanidad. En los últimos años, tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo, el uso de productos naturales vegetales con fines medicinales ha mostrado un crecimiento significativo.

Esto obedece en parte al mayor acceso a la información y por lo tanto un mejor conocimiento de los consumidores de las bondades de los productos naturales en relación a los compuestos de síntesis.

En los países desarrollados existe además una tendencia creciente a consumir productos de origen natural por ser considerados, en términos generales, como más beneficiosos, mientras que en los países en vías de desarrollo el crecimiento en el consumo está mayormente ligado a factores de índole socioeconómico y cultural. Por otro lado existe una demanda creciente de “alimentos funcionales” (functional foods), es decir alimentos que contienen ingredientes activos que podrían actuar sobre las funciones biológicas del cuerpo humano, además de las propiedades nutricionales.

La Yerba Mate, cuyo nombre científico es Ilex paraguariensis (Aquifoliaceae), es la especie vegetal más comercializada y utilizada en Sudamérica (Argentina, Uruguay, sur de Brasil y Paraguay) en forma de infusión (mate cebado) o cocimiento (mate cocido). El uso de la Yerba Mate data por lo menos del siglo XVI. Los indios guaraníes la utilizaban como parte de la alimentación diaria por sus propiedades estimulantes.

En la actualidad, aproximadamente un 30% de la población consume más de un litro por día en alguna de las formas populares de consumo, las cuales permiten la extracción de los compuestos hidrosolubles presentes en el vegetal. Argentina es el principal productor y consumidor de Yerba Mate. Se exporta a Chile, Uruguay, Europa (España, Italia y Alemania), Estados Unidos, Siria y Japón.

La Yerba Mate se encuentra incluida en el Código Alimentario Argentino, Código Latinoamericano de Alimentos por sus propiedades alimenticias y en las principales Farmacopeas de reconocido valor científico del mundo, por sus actividades biológicas. En EEUU y en Europa, la hoja de esa especie es utilizada en formulaciones
comerciales con propiedades medicinales y funcionales (estimulante del sistema nervioso central, diurético y antioxidante). También se le reconocen otras propiedades: antirreumática, analgésica, analéptica, inotrópica y cronotrópica positiva, glicogenolítica y lipolítica. En medicina popular su uso está sugerido para el tratamiento de la artritis, digestiones lentas, enfermedades hepáticas, dolores de cabeza, reumatismo, obesidad, etc. Muchas de las actividades mencionadas están relacionadas con la presencia de compuestos polifenólicos.

En este trabajo se presenta un resumen de los estudios que permitieron avanzar en el conocimiento científico de la Yerba Mate en relación a las propiedades alimenticias, a los compuestos activos presentes en esta especie y a sus principales actividades biológicas. Los resultados permitieron avalar algunos de sus usos
tradicionales y permiten señalar a esta especie como una fuente importante de principios activos para el desarrollo de alimentos con propiedades funcionales. Es clara la evidencia de los efectos beneficiosos que produce el consumo de mate, dado que muchas de sus actividades farmacológicas reportadas han sido científicamente probadas a través de ensayos in vivo o in vitro. Sin embargo, la realización de estudios epidemiológicos completos que contemplen también algunos efectos adversos reportados y una evaluación de la relación dosis-efecto de sus
principios activos en humanos sería recomendable.

Pulverización con dimetoato: recomiendan esperar siete días antes de la cosecha

Investigaciones realizadas en forma conjunta entre especialistas de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones y del INTA Cerro Azul determinaron que el dimetoato se degrada rápidamente luego de su aplicación para el control del “rulo” de la yerba mate.

“Si el colono espera para cosechar por lo menos siete días después de aplicar el plaguicida, la presencia del dimetoato se vuelve prácticamente indetectable en el producto final”, resumió el ingeniero químico Miguel Schmalko, de la Facultad de Ciencias Exactas, quien también integra la Comisión Evaluadora del Programa Regional de Asistencia al Sector Yerbatero (PRASY) que ejecuta el INYM.

El dimetoato es un plaguicida de aplicación directa utilizado en el cultivo de la yerba mate para controlar al insecto (el psílido Gyropsylla spegazziana) que deposita sus huevos y ataca a los brotes de la planta.

Para determinar el tiempo que tarda este plaguicida en desgradarse, se evaluó su comportamiento en ramas marcadas de tres lotes diferentes, con aplicaciones en tres periodos distintos a la largo del año. “Trabajamos con un establecimiento industrial de la zona de Apóstoles. En una primera etapa – explicó el científico- detectamos que el 80% se degrada en el sapecado. Posteriormente observamos cuánto se degradaba en el estacionamiento, donde comprobamos que después de 21 días las concentraciones eran prácticamente indetectables”.

Con este trabajo los investigadores proporcionaron datos científicos que demostraron que un correcto uso de plaguicidas -en este caso el dimetoato- no acarrea consecuencias para las plantaciones y tampoco afecta a la calidad de la yerba mate que llega a los consumidores locales o del mercado internacional.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999