Huevo

Las mejores recetas del mundo para hacer huevos fritos perfectos

Las mejores recetas del mundo para hacer huevos fritos perfectos

Huevo frito clásico:
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.
Añade una cucharada de aceite de oliva.
Rompe un huevo en un tazón y luego viértelo cuidadosamente en la sartén caliente.
Cocina durante 2-3 minutos hasta que la clara esté cocida y la yema esté aún líquida.
Sazona con sal y pimienta al gusto y sirve caliente.

Huevos fritos con jamón y queso:
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.
Añade una cucharada de aceite de oliva.
Agrega dos lonchas de jamón serrano en la sartén y cocínalas durante 1-2 minutos.
Rompe un huevo en un tazón y luego viértelo cuidadosamente en la sartén caliente.
Cocina durante 2-3 minutos hasta que la clara esté cocida y la yema esté aún líquida.
Coloca una rebanada de queso encima del huevo y deja que se derrita.
Sirve caliente con pan tostado.

Huevos fritos con chorizo:
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.
Añade una cucharada de aceite de oliva.
Agrega una rebanada de chorizo en la sartén y cocínala durante 1-2 minutos.
Rompe un huevo en un tazón y luego viértelo cuidadosamente en la sartén caliente.
Cocina durante 2-3 minutos hasta que la clara esté cocida y la yema esté aún líquida.
Sazona con sal y pimienta al gusto y sirve caliente con pan tostado.

Huevos fritos con aguacate y salsa de tomate:
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.
Añade una cucharada de aceite de oliva.
Corta un aguacate por la mitad y retira el hueso. Corta en rebanadas.
Agrega las rebanadas de aguacate en la sartén y cocínalas durante 1-2 minutos.
Rompe un huevo en un tazón y luego viértelo cuidadosamente en la sartén caliente.
Cocina durante 2-3 minutos hasta que la clara esté cocida y la yema esté aún líquida.
Sirve caliente con salsa de tomate y pan tostado.

Huevos fritos con setas y espinacas:
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.
Añade una cucharada de aceite de oliva.
Agrega una taza de setas y una taza de espinacas en la sartén y cocínalas durante 2-3 minutos.
Rompe un huevo en un tazón y luego viértelo cuidadosamente en la sartén caliente.
Cocina durante 2-3 minutos hasta que la clara esté cocida y la yema esté aún líquida