Lavado de activos: El marchand Ignacio Gutiérrez Zaldivar hasta las manos

Compartí :-) .

La policía allanó hoy un departamento en Caballito, propiedad de Alberto Pérez , ex jefe de Gabinete del ex gobernador Daniel Scioli y dos galerías de arte, en el marco de una causa que investiga al ex funcionario sciolista por presunto enriquecimiento ilícito. “En el departamento de Caballito encontramos varios cuadros y esculturas de firma, de alto valor; y en las dos galerías de arte, Alvear y Zurbarán, se procedió al secuestro de las boletas de compra de dichas obras”, detallo el fiscal. El operativo fue realizado por Personal de la División de Inteligencia Criminal de la Policía Federal y de la División Narcotráfico de la Policía de la provincia de Buenos Aires en distintas galerías de arte.

Según la hipótesis de Álvaro Garganta, el exgobernador y su por entonces jefe de Gabinete podrían haberlas adquirido para esconder dinero proveniente de dudosa procedencia. Con tal fín, buscan facturas que prueben la compra fidedigna de las obras de arte.

En el expediente judicial que tramita la causa, consta que Pérez invertía dinero en obras de reconocidos pintores extranjeros y argentinos, como Benito Quinquela Martín.

La causa se había iniciado tras una de las denuncias de la diputada Elisa Carrió y la legisladora porteña Paula Oliveto.

Como diría Jack el Destripador, vamos por partes
El mercado del arte es un terreno ideal para el lavado de dinero. Esta situación era inevitable, estaba anunciado, Igancio venia quemando aceite en el mercado de compra venta en una suerte de ruleta donde no se podía salir. La Galería Zurbarán fue allanada hoy por la Justicia platense en la causa por la que se investiga al ex gobernador Daniel Scioli y otros ex colaboradores por el supuesto uso de facturas truchas para justificar gastos.

El allanamiento fue ordenado a pedido del fiscal Alvaro Garganta, quien confirmó a la prensa la medida pero prefirió no adelantar detalles, trasendió que la Policia Federal se llevó tres computadoras, archivos y documentación.

La discreción y el secreto han sido centrales para el mundo del arte durante mucho tiempo. El anonimato protege la privacidad, añade mística y elimina el estigma de comercio burdo en dichas transacciones. No obstante, algunos expertos ahora dicen que este tipo de discreción —que surgió en una época más sencilla, cuando solo unos cuantos coleccionistas adinerados formaban parte del mercado del arte— no solo es anticuada sino imprudente ahora que el arte se comercializa como una mercancía y se sospecha que se usa cada vez más para lavar dinero.

El operativo fue realizado por efectivos de las policías federal y la bonaerense, para buscar facturas de ventas de pinturas y obras de arte.

La causa se originó en una denuncia de la diputada Elisa Carrió contra el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli y a otros altos ex funcionarios de su administración, por los presuntos delitos de defraudación a la administración pública y lavado de dinero.

 Durante el allanamiento fueron secuestradas tres computadoras, además de documentación que demuestre la venta de las pinturas. Según el canal Todo Noticias se investiga la compra de pinturas de Quinquela Martín.

Según fuentes que participaron del operativo se investiga la compra de obras de arte por parte de ex funcionarios, aunque no estaría implicado el ex gobernador. Se menciona al ex jefe de Gabinete Alberto Pérez, como uno de los supuestos compradores de cuadros.

“No podemos hablar ahora, está la policía”, dijo un empleado de la Galería Zurbarán, luego de una consulta realizada por un cronista.

Zurbarán, situada en la avenida Alvear al 1600, es una de las casas dedicada a la venta de obras de arte más tradicional de Buenos Aires y su titular es el reconocido marchand Ignacio Gutiérrez Zaldivar.

En la causa por la que se investiga a Scioli y a otros colaboradores se ordenó el allanamiento de la casa en el country Abril del ex funcionario de la Jefatura de Gabinete, Walter Carbone.

En la mansión se encontró en el jardín una escultura que representaba la figura de un dragón alado que en su interior contenía una caja fuerte, pero que estaba vacía cuando llegó la policía.

ANTECEDENTES
El 11 de julio de 2015, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, escapó por segunda vez de prisión. Tras permanecer poco más de un año en un penal de máxima seguridad, el capo mexicano dejó muchas dudas acerca de cómo salió y quién lo ayudó. Cuando el capo había sido arrestado, se habían encontrado una pintura al óleo de gran formato en la que se veía un toro siendo atravesado por diversas espadas, pero que continuaba peleando. A pesar de que se cree que el Chapo tiene una colección multimillonaria de arte, aún no se ha podido comprobar.

El arte no sólo existe para exaltar al espectador y provocar catarsis, es un negocio multimillonario, perfecto para la compra y venta en la que el precio rara vez baja. La relación entre narcotráfico y arte es grande, muchos narcotraficantes han invertido en grandes obras arquitectónicas en las que, como los faraones del pasado, buscan reflejar su poderío a través de la infraestructura erguida en su honor.

El arte se ha relacionado directamente con algunos de los más importantes narcotraficantes por diversos motivos. Pablo Escobar es el narcotraficante más conocido alrededor del mundo, su historia ha sido adaptada a la pantalla grande y a la chica, además se han realizado textos a partir de episodios de su vida e incluso escritores llegaron a conocerlo y a escribir acerca de la ostentosa y extravagante vida que tenía. Es sabido de su gusto por los animales, alguno que incluso hacía llegar desde el otro lado del mundo para tenerlo en su zoológico personal.

A través del arte, el narcotraficante colombiano llegó a lavar dinero. Se dice que usó pinturas y trabajos de grandes artistas como Salvador Dalí y Pablo Picasso para este fin. Al inspeccionar su casa, encontraron pinturas de Fernando Botero, quien se mostró muy consternado al enterarse hasta dónde habían llegado sus obras. Seis años después del asesinato de Pablo Escobar, Botero creó la pintura La muerte de Pablo Escobar.

LAVADO Y PLANCHADO LAS SUBASTAS

Las casas de subastas viven de los honorarios que obtienen por ser intermediarios en la venta, así que tiene sentido que valoren y confíen en los clientes que les llevan una gran cantidad de negocios.

Las obras de arte son especialmente susceptibles de convertirse en vehículos para el lavado de dinero, dicen los expertos, debido a que cambian de mano fácilmente y se almacenan de inmediato, tal vez en un sótano o en un paraíso fiscal en el extranjero. A diferencia del mercado de bienes raíces, donde las subidas relámpago de precios son infrecuentes, los valores en el arte pueden impulsarse repentinamente por motivos intangibles como la moda y el gusto personal.

Muchos en el mundo del arte creen que la eliminación del anonimato dañaría al mercado y sería una invasión a la privacidad. Algunos de los vendedores son familias que tratan de evitar la vergüenza de las deudas aplastantes. Otros pueden ser museos que buscan deshacerse de obras de su colección sin causar un gran alboroto. Para finalizar arte es sinónimo de lavado de activos, así de simple.

LA UIF
Los sujetos obligados de informar deberán recabar los datos de identificación en el caso de personas físicas que efectúen operaciones por un monto superior a 50.000 pesos, ya sea en un solo acto o por la reiteración de hechos diversos vinculados entre sí. Cuando las transacciones superen los 200.000 pesos se requerirá declaración jurada sobre licitud y origen de los fondos o bienes involucrados en la operación. Finalmente, cuando superen el medio millones de pesos, además de lo anterior, se requerirá documentación respaldatoria que permita establecer el origen del dinero utilizado.

Los vendedores deberán confeccionar un legajo de identificación de cada cliente. Estos requisitos son similares a los que desde el Banco Central se impusieron tras la crisis de 2001 para los bancos, y cuya práctica la UIF busca extender al resto de las actividades. Conocido en la jerga financiera como “KYC” (Know Your Customers), el sistema contempla un seguimiento de los clientes, a quien se le solicita básicamente nombre completo, domicilio, DNI, CUIL, teléfono, profesión y actividad a la que se dedica. Para esto se determina que los locales de compraventa elaboren un manual de procedimientos y designen a un oficial de cumplimiento de auditorías periódicas.

QUE DICE LA UIF QUE NO HACE NADA
La resolución de la UIF advierte que deberán activarse mecanismos de control cuando se verifiquen operaciones de presunta actuación de un sujeto por cuenta ajena, con empresas pantalla, fideicomisos, transacciones a distancia, con personas expuestas políticamente y con territorios declarados no cooperativos por el GAFI. También detalla una lista de irregularidades a reportar: montos, tipos o frecuencias inusuales, operaciones fraccionadas, ganancias o pérdidas continuas en intercambios entre las mismas partes, que se nieguen a prestar información o documentación respaldatoria, o cuando el cliente no tenga trayectoria en ese mercado. Los reportes serán enviados a la UIF el 15 de cada mes. En el caso de presunción de lavado de activos, serán presentados hasta 30 días después de la transacción; y por terrorismo, hasta 48 horas después. Todos los documentos de información deberán conservarse por un plazo mínimo de diez años.

Ignacio Gutiérrez Zaldivar teléfonoooo.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. Estamos trabajando en generar contenido propio para mejorar la calidad del periodismo en el Barrio de Palermo desde 1999. SI NECESITAS ALGO DE NUESTRO CONTENIDO NOS MANDAS UN MAIL A Info@palermonline.com.ar