Ley de Alquileres. El Gobierno busca emitir dictamen

Tras el anuncio del Gobierno de impulsar un nuevo marco legal para regular los alquileres de inmuebles, el oficialismo de la Cámara de Diputados apuró el tratamiento de un proyecto de ley con media sanción del Senado que estuvo cajoneado casi dos años, e intenta emitir dictamen en comisión con una serie de cambios.

La comisión de Legislación General, presidida por el diputado Daniel Lipovetzky, se reúne desde las 14:00 en el segundo piso del edificio anexo C de la Cámara baja.

La iniciativa tomará como base el proyecto de la senadora del Frente para la Victoria Silvina García Larraburu que en noviembre del 2016 había sido aprobación con media sanción, pero la idea del oficialismo es incorporar algunas modificaciones al dictamen.

Alquileres

No será un trámite para el oficialismo, ya que la Federación Nacional de Inquilinos, que respalda el proyecto de la senadora kirchnerista, le pidió a la oposición que defienda la redacción de la norma tal como vino de la Cámara alta.

En esencia, tanto el proyecto original como la versión remozada que propone Cambiemos conllevan mejoras para los inquilinos, dado que ambos estiran a tres años el plazo mínimo de duración de los contratos de alquiler (actualmente son dos años), y también fijan que el pago de las expensas extraordinarias queden a cargo del propietario.

Sobre esa base de consenso surgen una serie de diferencias que serán materia de negociación a la hora de arribar al dictamen de mayoría: el principal contrapunto está ligado a la actualización del valor de locación.

Mientras que el proyecto del Senado estipula el ajuste de manera anual, Cambiemos propone que la actualización sea semestral.

Tanto en un caso como otro, la idea es que la fórmula de actualización de derive de un mix entre inflación y variación salarial, de manera tal de terminar con los abusos que afectan a los inquilinos.

La iniciativa del oficialismo contribuye con algunas precisiones que no estaban presentes en el proyecto del Senado, vinculadas a las comisiones y garantías.

Por ejemplo, prevé que se puedan usar garantías bancarias para alquilar un inmueble, y establece que la comisión de la inmobiliaria la pague sólo el propietario.

En cuanto a las garantías, la reforma simplificaría el trámite porque contempla que aquellas no se acoten a títulos de propiedad sino que también puedan utilizarse certificados de ingresos, recibos de sueldo, y como se mencionó más arriba, garantías bancarias.

Además, el oficialismo pretende que se formalicen los contratos, es decir, que se “blanqueen” los alquileres para evitar evasión impositiva: se busca que los contratos sean registrados para que el inquilino pueda descargarlo en Ganancias.

Por otra parte, el texto del oficialismo permite que los inquilinos puedan rescindir en contrato en los últimos dos meses de contrato sin tener que pagar penalidad, en caso de no optar por la renovación del alquiler.

Otro punto de negociación será el relacionado a los depósitos: en la media sanción, se reduce el depósito en garantía a un mes de alquiler (en la actualidad, las inmobiliarias piden hasta un mes por año de contrato).

Por otra parte, el proyecto del Senado obliga al propietario a devolver el depósito actualizado al valor del último mes de locación, y no el monto de el inquilino puso de entrada para acceder al alquiler.

ALQUILER
Basta con observar los que se ofrecen por las redes sociales. Un departamento en Palermo Hollywood – con piscina, parrilla y wi-fi – cuesta 10.400 pesos mensuales.

La clave está en el control y la regulación en la tasación de una propiedad por parte de la mayoría de las inmobiliarias. En nuestra ciudad el precio mensual de los departamentos está sujeto al índice inflacionario, más que al índice de aumento salarial como está establecido en otras ciudades. Este año, el aumento otorgado a los empleados estatales fue del 20%, en tres cuotas; cuando la inflación proyectada por el FMI será del 40,5%. “Esta ecuación”, era explicada tiempo atrás por un empresario del sector.

Un ejemplo de esta “ecuación”, es la situación de Fernando. Trabaja 8 horas diarias con un sueldo de 12 mil pesos, mientras que su departamento le demanda unos 6 mil pesos mensuales con los servicios aparte. “Con la luz, el agua y el internet me sobran hoy por hoy unos 3 mil pesos y me da vergüenza tener que sobrevivir con esa plata todo lo que dura el mes. El mes que viene me aumentan a 8 mil y sinceramente no sé cómo voy a hacer porque el contrato es hasta fin de año. No creí que iban a aumentar tanto de un solo saque”, dijo.

Lo señalado por Fernando es una dura preocupación que comparten otros trabajadores. Una gran cantidad de alquileres aumentan a partir del mes que viene y por los distintos precios es difícil establecer un porcentaje aunque en promedio irán desde los 1.000 a los 2.000 pesos. Actualmente el precio de un alquiler representa la mitad de un sueldo mensual, en algunos casos hasta más.

Lo que ocurre con los locales comerciales u oficinas es algo sumamente curioso. Cuestan lo mismo, y hasta incluso más, que en París (Francia) o Nueva York (Estados Unidos). Este matutino pudo obtener información inmobiliaria de esas dos ciudades y alquilar un estudio en el popular Distrito 8 de París, sobre la histórica Avenue des Champs-Élysées, cuesta unos 40.800 pesos – al cambio oficial del euro del día miércoles, cuando se hizo la consulta – algo que contrasta con los 60 mil pesos mensuales de un local comercial en una esquina un poco alejada de la calle España. Un costo equivalente a un “tres ambientes” con expensas incluidas – también al cambio oficial del día miércoles – en el barrio Sunset Park de Brooklyn, Nueva York.

error: Te queremos :-)