Lilí Gardés tango electrónico en la Viruta

Compartí :-) .

LILÍ GARDÉS Lilí Gardés es la voz líder de su grupo de tango electrónico Lilí Gardés Trío. Es una mirada nueva, fresca y muy personal sobre el género que está atrayendo a públicos de distintas generaciones, un fenómeno que ocurría solamente en la milonga pero que, actualmente, se está trasladando también a los shows de orquestas y grupos que están renovando el tango.

JUEVES 11 DE ABRIL A LAS 23 HORAS
EN LA VITURA TANGO CLUB

Lilí Gardés toca en una peluquería y en el Torquato Tasso, en una cata de vinos de una bodega y en la terraza de un estacionamiento. Nuevos formatos, nuevos lugares. Así como el género se regenera y se adapta, todo se transforma y se puede convertir en escenario. Actualmente, están presentando su segundo disco, “Acostumbrarse no es bueno”, que fusiona tango, ritmos latinos y bases electrónicas. En 2018 fueron el único grupo argentino de tango invitado al Festival Tango Vivo Neotango de Montevideo Uruguay, un festival que reúne las nuevas tendencias del tango. Su enfoque rupturista con el género se manifiesta también en su desarrollo escénico y audiovisual. Su último videoclip, perteneciente al corte de difusión del último disco traduce en imágenes el quiebre con los estereotipos tradicionales: https://www.youtube.com/watch?v=nkfw2EUdbro Porque un día me dio miedo la seguridad De estar parada siempre en el mismo lugar… Acostumbrarse no es bueno Acostumbrarse no está bien Acostumbrarse no es bueno Si acá me quedo me muero (Acostumbrarse no es bueno, del álbum homónimo, 2018) Acostumbrarse no es bueno… canta Lilí Gardés pisando fuerte el escenario junto con su trío de tango electrónico. Y es que hace un tiempo se reveló y decidió salir del circuito tanguero tradicional para decir con su propia voz que “algo no estaba bien”, ni en el tango ni en la sociedad. Desde aquella vez en sus inicios que un músico acompañante le pidió que le planchara la camisa (sic) antes de salir a escena —y al negarse tocó todos los temas en otro tono— hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente… “Acostumbrarse no es bueno” es su segundo disco y propone una mirada lateral sobre lo que estamos haciendo, para replantearnos si estamos donde queremos estar, si vamos adonde queremos ir. Su enfoque rupturista con el género se manifiesta también en su desarrollo escénico y audiovisual. Su último videoclip, perteneciente al corte de difusión del último disco traduce en imágenes el quiebre con los estereotipos tradicionales sobre la mujer y las instituciones. Además de hacer música se encarga de desarrollar la imagen visual y la puesta en escena de sus shows. Su prenda fetiche: los corsets, son su marca registrada. En cada show usa uno diferente: de raso, con puntillas, de jackard, jean o cuero… Hasta usó uno hecho en papel higiénico en su último videoclip Acostumbrarse no es bueno, corte de difusión de su segundo disco: Se define como una dark pinup con los pies bien puestos en el siglo XXI. Su vestuario tiene una impronta vintage con un dejo de steampunk. Bastante lejos de la típica pollerita con tajo y el rojo y negro del tango tradicional, Lilí Gardés no solo rompe con los estereotipos del género con su forma de vestir. Su música, fusión de tango con ritmos latinos y bases electrónicas es una mirada nueva, fresca y muy personal sobre el género que está atrayendo a públicos de distintas generaciones.

LILÍ GARDÉS Lilí Gardés es la voz líder de su grupo de tango electrónico Lilí Gardés Trío. Es una mirada nueva, fresca y muy personal sobre el género que está atrayendo a públicos de distintas generaciones, un fenómeno que ocurría solamente en la milonga pero que, actualmente, se está trasladando también a los shows de orquestas y grupos que están renovando el tango. Lilí Gardés toca en una peluquería y en el Torquato Tasso, en una cata de vinos de una bodega y en la terraza de un estacionamiento. Nuevos formatos, nuevos lugares. Así como el género se regenera y se adapta, todo se transforma y se puede convertir en escenario. Actualmente, están presentando su segundo disco, “Acostumbrarse no es bueno”, que fusiona tango, ritmos latinos y bases electrónicas. En 2018 fueron el único grupo argentino de tango invitado al Festival Tango Vivo Neotango de Montevideo Uruguay, un festival que reúne las nuevas tendencias del tango. Su enfoque rupturista con el género se manifiesta también en su desarrollo escénico y audiovisual. Su último videoclip, perteneciente al corte de difusión del último disco traduce en imágenes el quiebre con los estereotipos tradicionales: https://www.youtube.com/watch?v=nkfw2EUdbro Porque un día me dio miedo la seguridad De estar parada siempre en el mismo lugar… Acostumbrarse no es bueno Acostumbrarse no está bien Acostumbrarse no es bueno Si acá me quedo me muero (Acostumbrarse no es bueno, del álbum homónimo, 2018) Acostumbrarse no es bueno… canta Lilí Gardés pisando fuerte el escenario junto con su trío de tango electrónico. Y es que hace un tiempo se reveló y decidió salir del circuito tanguero tradicional para decir con su propia voz que “algo no estaba bien”, ni en el tango ni en la sociedad. Desde aquella vez en sus inicios que un músico acompañante le pidió que le planchara la camisa (sic) antes de salir a escena —y al negarse tocó todos los temas en otro tono— hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente… “Acostumbrarse no es bueno” es su segundo disco y propone una mirada lateral sobre lo que estamos haciendo, para replantearnos si estamos donde queremos estar, si vamos adonde queremos ir. Su enfoque rupturista con el género se manifiesta también en su desarrollo escénico y audiovisual. Su último videoclip, perteneciente al corte de difusión del último disco traduce en imágenes el quiebre con los estereotipos tradicionales sobre la mujer y las instituciones. Además de hacer música se encarga de desarrollar la imagen visual y la puesta en escena de sus shows. Su prenda fetiche: los corsets, son su marca registrada. En cada show usa uno diferente: de raso, con puntillas, de jackard, jean o cuero… Hasta usó uno hecho en papel higiénico en su último videoclip Acostumbrarse no es bueno, corte de difusión de su segundo disco: Se define como una dark pinup con los pies bien puestos en el siglo XXI. Su vestuario tiene una impronta vintage con un dejo de steampunk. Bastante lejos de la típica pollerita con tajo y el rojo y negro del tango tradicional, Lilí Gardés no solo rompe con los estereotipos del género con su forma de vestir. Su música, fusión de tango con ritmos latinos y bases electrónicas es una mirada nueva, fresca y muy personal sobre el género que está atrayendo a públicos de distintas generaciones. Nuevo videoclip “Acostumbrarse no es bueno”: https://www.youtube.com/watch?v=nkfw2EUdbro Para escuchar en Spotify: http://bit.ly/LiliGardesSpotify Videos en vivo: http://bit.ly/LiliGardesVideoList Kit de prensa, fotos, videos, letras: https://drive.google.com/drive/folders/0B4W5kwXaxGtwMWJUdVZ5SXdPNFE Web: http://www.liligardes.com.ar facebook: @laliligardes Instagram: @lili_gardes Contacto Prensa: Gemelo Producciones +54-9-11-3412-3957

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999