Línea 168: Denunció que un colectivero no lo dejó subir por gay y discapacitado. Chofer suspendido

Publicado por

El organismo argumentó el castigo al chofer de la línea 168 «por desconsideración a los pasajeros». A su vez iniciaron «una investigación que comprende la evolución psicofísica para determinar si el conductor se encuentra en condiciones de realizar su oficio de manera responsable». La CNRT aclaró en el comunicado que entre sus atribuciones está velar por la inclusión y la igualdad de las personas sin importar su distinción, ya que todos son titulares de los mismos derechos fundamentales: civiles, políticos, sociales, económicos y culturales.

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) suspendió por 30 días la licencia de un conductor de la línea de colectivos 168 “por desconsideración a los pasajeros”, luego de que un joven de 26 años lo denunciara ayer por negarse a llevarlo por “gay y discapacitado”, según informó este jueves el organismo.

«Ante los hechos ocurridos el sábado pasado en el interno 3004 de la línea 168 y que son de público conocimiento, la CNRT suspendió de oficio la licencia profesional de Leonado Benítez debido a que su conducta representó un acto de ofensa al pasajero», informó este jueves el organismo en un comunicado.

El organismo señaló que tras la sanción “comienza una investigación que comprende la evaluación psicofísica para determinar si el conductor se encuentra en condiciones de realizar su oficio de manera responsable”.

De acuerdo a los resultados que dicha investigación, “la sanción puede extenderse y agravarse, en caso de comprobarse los hechos citados”.

Emanuel Moyano posteó en la red social Facebook el relato de la agresión que recibió en la madrugada del sábado 31 de marzo cuando al salir de una fiesta junto a un amigo se subió al colectivo que conducía Benítez para regresar a su casa.

El joven contó que no dispone de la tarjeta SUBE por contar con el certificado de discapacidad, que ese día había olvidado, y que el chófer rechazó que su amigo le pagara el pasaje y les pidió que se bajaran tras decir: “Además de gay, discapacitado”.

«Debemos viajar todos, nadie se baja”, reaccionaron los pasajeros, lo que llevó al conductor a redoblar la apuesta: “Prefiero terminar en la comisaría antes de llevarlos”, gritó y se negó a continuar el recorrido que retomó solo después de que bajaran los jóvenes.

A raíz de las repercusiones en la prensa, Emanuel denunció el hecho el miércoles en el Instituto Contra la Discriminación (ICD) de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.