LLega el calor, llegan las cucarachas. El verdadero fósil viviente.

La cucaracha es un verdadero fósil viviente. Se trata de uno de los más antiguos moradores de la Tierra, ya que asistió al nacimiento de los dinosaurios hace 170 millones de años y a su extinción, fue testigo de la formación de las cadenas montañosas como los Alpes, las Rocosas y los Andes, presenció la formación de los yacimientos de petróleo y carbón del mundo y también el avance y retroceso de los glaciares.

Este insecto posee algunos atributos extraordinarios. Habita cualquier lugar del planeta, desde los más cálidos como el Sahara hasta los de temperaturas más frías. Se las puede encontrar instaladas en intersticios de cajas registradoras y básculas de mercados tanto como en aparatos de televisión, donde no sólo encuentra un cálido hábitat sino también alimento, ya que debora prácticamente cualquier cosa, desde pimpollos de orquídeas hasta zapatos. Cierta especie de cucaracha tiene en el tubo digestivo una enzima que transforma la madera en sustancia alimenticia. Pero además puede sobrevivir largos períodos de ayuno, ya que soporta un mes sin agua ni comida, dos meses a agua sola y cinco meses con comida aunque sin agua. La cucaracha tiene un medio de protección poderoso en sus glándulas, que despiden un olor pestilente que hace que muchos animales no se la coman.

Sin embargo el instrumento más notable lo tiene la cucaracha en sus antenas. Son más largas que su cuerpo y contienen células olfatorias mediante las cuáles descubre la presencia de alimento y agua aún en la oscuridad. Los hábitos nocturnos del blátido (nombre de la familia de la cucaracha) han contribuido grandemente a consolidar su persistente dominio. Posee dos ojos compuestos, de finísima sensibilidad y tres ojos simples, todos implantados en lo más alto de la cabeza, lo que le permite ver en todas las direcciones.

Se sabe que es portadora de gérmenes de poliomielitis, de tifoidea, de gastroenteritis y otras enfermedades.

Se reproduce con asombrosa fecundidad. Algunas hembras han tenido hasta 180 crías en 300 días. Las crías alcanzan su máximo tamaño en un mes y viven aproximadamente un año. Si el medio es favorable, la población aumenta con fabulosa rapidez.

Algunas especies incuban los huevos dentro del cuerpo, pero la mayor parte llevan de 12 a 40 huevos en un saquito que asoma al extremo del abdomen. En general la hembra deposita el saco en algún lugar que brinde alimento a las crías y los disimula entre un montón de basura. Sin embargo los insectos recién nacidos pueden vivir hasta una semana sin comer.

La población de cucarachas continúa creciendo hasta verse limitada por falta de alimento, agua, habitat inadecuado o tratamiento con algún insecticida. La población llegara a un nivel máximo y fluctuará alrededor de ese nivel hasta que se vea afectada y disminuya. Cuando el uso de un insecticida convencional afecte a la población reduciéndola, la tasa de reproducción aumentará para compensar esta reducción, de manera de que la población llegue a sus niveles habituales una vez que desaparezca el poder residual del insecticida. Es por ello que para combatirla es necesario ser sumamente escrupuloso en la limpieza, guardar todo lo comestible en envases herméticos y emplear periódicamente un insecticida de alto poder residual.

Control de cucarachas: El producto indicado para combatirla es BIOVELOXAN , un insecticida formulado en base ha Cipermetrina, una molécula de la familia de los piretroides. Se destaca por ser levemente tóxico para el ser humano y los animales, siendo muy efectivo para el control total de los insectos que afectan la salud, la higiene y el bienestar del hogar. No tiene solvente, es un concentrado de base acuosa que lo hace más seguro, no daña las plantas ni las flores. Tiene una prolongada acción residual, un gran efecto de expulsión, es repelente, no mancha ni deja olor.

Otra opción para el control de cucarachas es el cebo insecticida Glacoxan-Cucaxan a base de abamectin, molécula de origen natural producida por el microorganismo del suelo Streptomyces avermitilis.
La formulación de Glacoxan-Cucaxan es un gel estable, altamente atractivo, que se adhiere a cualquier superficie, manteniendo su consistencia a temperaturas elevadas, por lo cual puede aplicarse incluso hacia arriba y mantenerse adherido.
El Gel permanece palatable y activo por un periodo de 30 días.
Glacoxan-Cucaxan es un cucarachicida para ser empleado en oficinas, hoteles, comercios, casas de familia, centros de salud, depósitos, salas de espectáculos, restaurantes, casas de comidas, industrias, fábricas, panaderías,

Combate cuerpo a cuerpo

El Veloxan se recomienda para bajar drásticamente una alta población de insectos en exterior y tiene también cualidades derribantes de moscas y mosquitos pero hay que tomar precauciones con respecto a la toxicidad del derribante

Ud. puede tener también un control con Cucaxan en exterior pero tendrá que ir reponiendo el cebo en la medida que sea ingerido si la población es muy importante. Esto a nivel de control profesional guarda relación con el costo del tratamiento. Es más económico aplicar un químico por pulverización, pero un cucaxan cebo es igual de efectivo y menos tóxico. La elección de tratamiento pasa por un número de factores que tienen en cuenta los aplicadores profesionales.

Una excelente opción es el producto Bioveloxan insecticida floable a base de cipermetrina con base agua que lo convierte en un producto menos irritante en las pulverizaciones. Apto para uso interior y exterior.

Glacoxan le ofrece tres productos distintos: Cebo gel Cucaxan, Veloxan líquido concentrado uso exterior y Bioveloxan uso interior y exterior.

Por tener animales la opción más segura es Cucaxan en interior y exterior o combinar con Bioveloxan para exterior y Cucaxan en interior.

Le recomendamos no aplicar aerosoles o pulverizaciones donde aplique el Cebo Cucaxan
Recomendaciones de uso:
Para el control de cucarachas como primera medida es importante la higiene del área a tratar.

Una vez cumplimentada la higiene, aplicar GlacoXAN-CucaXAN en huecos y hendeduras y otros lugares que las cucarachas puedan usar como áreas de refugio anidando, viviendo y reproduciendose: bajomesadas, estanterías, sumideros, fregaderos, rejillas, zócalos, alrededor de cañerías, cielorrasos suspendidos, debajo y detrás de cocinas, hornos, heladeras, lavadoras, máquinas eléctricas, muebles de cocina, recipientes de residuos, estufas, calefactores, acondicionadores de aire, sótanos, garages y en lugares de difícil acceso.

No aplicar en los lugares que generalmente se ven afectados por una constante limpieza como ser mesadas o superficies donde se preparan alimentos.

Formas de aplicación:
Se le debe quitar la tapa al aplicador y presionar levemente para aplicar el producto en forma de puntos individuales sobre las usperficies a tratar.

Dosis de aplicación:
Cucarachas de cocina (Blatella germanica) : Para infestaciones leves se recomiendan 10 puntos de gel de 0,06 g. cada uno, por cada 10 m2 de área a tratar.

Para altas infestaciones se deberá aplicar de 15 a 24 puntos de cebo/10m2.

Cucarachas de jardín (Periplaneta americana) : Aplicar dos puntos de gel por cada m2 de superficie a tratar.

Si la infestación es alta, el alto consumo de cebo significará que aproximadamente a los 3 días deberá reponerse.

Riesgos y prevenciones

Riesgos y prevenciones más frecuentes para el cuidado de lo niños en patios y jardines:
El patio mojado, sucio o con objetos tirados en el piso, puede causar resbalones y caídas. Secar el patio después de baldear o de una lluvia. Mantenerlo ordenado y libre de elementos que puedan ser de riesgo para los niños.

Arreglar baldosas levantadas o rotas con las cuales se puede tropezar fácilmente.

En época de mucho calor, las baldosas y el cemento de los pisos toman alta temperatura en las horas de siesta. No permitir a los niños salir descalzos al patio.
No dejar baldes o palanganas con agua en el patio o jardín, aún con poca cantidad representan un riesgo para los niños ya que pueden ahogarse.
Evitar tener plantas con puntas filosas que pueden clavarse en los ojos o en otra parte del cuerpo.
Sacar las plantas que tengan bolillas o podarlas para quitarles el fruto, que puedan ser ingeridos o introducidos por los niños en algún lugar de su cuerpo.

Podar ramas de árboles o arbustos bajos que puedan lesionar a quien pasa o juega debajo de ellos.

En caso de tener árboles a los que se pueda trepar, evitar que los niños lo hagan.
Cerrar o tapar correctamente los pozos, además de cercar la zona.

Plaguicidas y venenos para insectos o fertilizantes para plantas. Mantener estas sustancias alejadas de los niños, en lugares altos y bajo llave.
Guardar fuera del alcance de los menores las herramientas de jardinería, una vez utilizadas. No dejar cortadoras de césped en el jardín, aún estando desenchufadas.

Cuando se utiliza la parrilla, vigilar que los chicos no estén jugando cerca. Al terminar no dejar brasas encendidas.

Las sogas para colgar la ropa deben estar altas y los tendederos deben estar contra la pared.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)