Los beneficios del omega-3 potenciados por la chía

Compartí :-) .
Por Vilma Lo Presti (www.cocinandoconchia.com.ar), pionera en introducir la chía como ingrediente fundamental en sus recetas. Autora de Repostería y Panadería con chía, galardonado en el prestigioso concurso Gourmand World Cookbook Awards y de Chía. El superalimento de Editorial Planeta.

Las semillas de chía han demostrado ser la manera ideal para consumir esta grasa beneficiosa para la salud.

Mucho escuchamos de los beneficios del omega-3 para la salud pero poco sabemos en profundidad. ¿Qué es y cómo encontramos esta grasa beneficiosa? En los alimentos de origen vegetal, el omega-3 está en forma de ácido linolénico. Se halla fundamentalmente en semillas de chía, lino y soja, y en sus aceites. En los alimentos de origen animal los encontramos bajo las formas de EPA (ácido eicosapentanoico) y DHA (ácido docosahexanoico). Está presente principalmente en peces de aguas profundas como caballa, atún, bacalao, salmón, sardina y arenque. En el mercado se pueden conseguir alimentos como huevos y leches enriquecidos con omega-3. Esta grasa aporta múltiples beneficios: reduce los valores de colesterol malo y de triglicéridos y eleva los niveles de colesterol bueno en sangre. Posee un importante efecto antiinflamatorio y antitrombótico (previene la formación desmedida de coágulos sanguíneos). Además, disminuye la presión sanguínea y mejora la fluidez de la sangre.
Esta grasa es el componente principal de las neuronas y de las células de la retina. Por este motivo, es fundamental un buen aporte de omega-3 durante el embarazo y la lactancia, ya que promueve un adecuado crecimiento y desarrollo del sistema nervioso del bebé. A su vez, favorece la prevención de trastornos del aprendizaje y emocionales (por ejemplo, depresión y demencia en edades avanzadas) y un correcto desarrollo de la agudeza visual.
El consumo de ácidos grasos omega-3 se asocia con la disminución en la aparición de cánceres: de mama, colon y próstata; actúan reforzando el sistema inmunológico y disminuyendo las reacciones inflamatorias.
Estos ácidos grasos forman parte de la piel y permiten que se mantenga un adecuado equilibrio en ella, sobretodo relacionado a la hidratación.

La fuente ideal de omega-3

Es importante saber por qué elegir las semillas de chía por sobre otras fuentes de omega-3. En principio, las fuentes vegetales terrestres tienen un contenido de omega-3 mucho mayor que las de origen marino.
Por otro lado, el aceite de pescado depende de la pesca oceánica y, como todos sabemos, los peces son recursos no renovables que están disminuyendo como consecuencia de la pesca excesiva.
Además, el pescado suele generar alergias alimentarias, encontrándose entre las más comunes, y contiene mayor cantidad de sodio, por lo cual está contraindicado en personas hipertensas. Los aceites
de pescado, por ser de origen animal, poseen colesterol, a diferencia de las fuentes de origen vegetal que están libres de este.
Las fuentes terrestres de omega-3, entre las cuales se encuentran las semillas de chía, en cambio, provienen de recursos renovables y muestran una ventaja muy importante sobre las fuentes marinas, pues contienen cantidades significativamente menores de ácidos grasos saturados. Pero hay que saber que todas las variedades de lino tienen factores antinutricionales y componentes tóxicos. Por eso, la mejor opción es la chía. Además, su aceite es más estable que los de las otras fuentes.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: En que podemos ayudarte?