Gay friendly: Los mejores lugares para conocer hombres en Palermo.

Compartí :-) .

Gay-friendly o LGBT-friendly (simpatizante LGBT) son los lugares, políticas, personas o instituciones que son abiertas y acogedoras para las personas gay, y que incluyen a todos los miembros de la comunidad LGBT, a fin de crear un ambiente que apoye a las personas gay y sus parejas o compañeros, que sean respetuosos con todas las personas, donde se les trate a todos por igual, y no se les juzgue.

El Paseo del Rosedal de Palermo: El Puente Blanco o Puente de los Enamorados.









Palermo puto: La industria del turismo gay se ha visto ampliada en países donde el aporte del turismo al producto interno bruto es importante, considerando el «dinero rosa» y adecuando su oferta turística para este sector, esto incluye agencias de viajes, líneas de cruceros, hoteles, centros de relajación, saunas, clubes nocturnos, bares gay, entre otros lugares y servicios calificados como gay friendly. Compañías de publicidad han dirigido campañas específicamente al público homosexual o incluso han implementado una línea especial para lograr el objetivo de atraer a los turistas.

Este es típicamente un término estadounidense de fines del siglo XX, el cual es el subproducto de la implementación gradual de los derechos de gays y lesbianas, y la aceptación de políticas que apoyan a las personas LGBT en el lugar de trabajo y en las escuelas, así como el reconocimiento de los gays y las lesbianas como un grupo distintivo de consumidores para empresas.

Ya sea que estés buscando al amor de tu vida

Ya sea que estés buscando al amor de tu vida o simplemente un rato de buen sexo, sabrás por experiencia que conocer hombres nunca ha sido sencillo. Más bien al contrario: según la situación y el ambiente, podemos resultar intimidados, confundidos o frustrados, por citar algunos males de esta utópica y necesaria tarea.

Por eso, para facilitarnos la vida entre todos, te proponemos que nos ayudes a definir un Top Five con los mejores espacios para conocer hombres. Aquí te contamos los cinco lugares que a quienes integramos el plantel de SentidoG nos han brindado las más entrañables experiencias, después de tantos años de estrictas pruebas. ¡Sumá tu voto o recomendación!

Sitios de contacto virtual

Es un hecho innegable. Después del susto del 2020, a comienzos del milenio todos nos volcamos con desesperación al online dating. Al principio fueron las salas temáticas de un chat, después los perfiles en los sitios de contactos más populares. Y ahora llegó el turno de las aplicaciones geosociales, con Grindr a la cabeza, pero también con versiones para dispositivos móviles de los sitios más tradicionales, como el Manhunt Mobile. ¡Dios mío, que nunca se nos corte la Red! ¡Sería como cortarnos las bolas!

El gimnasio

Por las dudas, por si llegamos a extraviar el móvil, es bueno que tengamos en mente algunas alternativas. Una de las más efectivas es el gym. ¿Qué mejor lugar para comprobar el estado físico de los demás, antes de invertir tiempo y energías en concretar un encuentro? Las conversaciones sobre dietas, suplementos y ejercicios son un buen comienzo en este espacio. Pero no te engolosines: no todos los hombres que acuden a un gym son gays. ¡Aceptalo y andá con cuidado!

Discos y bares

Si sobrevivís a los empujones y lográs comunicarte por encima de la música, las discos y los bares son un buen lugar para conocer hombres. Es una experiencia que puede resultar un poco intimidante, sobre todo si el hombre que te interesa está rodeado de sus amigos. Por eso es necesario que, para lograr algo en estos ambientes, aprendas a sentirte confiado y pierdas ese miedo a iniciar una charla con un extraño.

Espacios de cruising

Saunas, teteras y espacios de cruising en general siempre estarán ahí, al alcance de la mano, cuando uno ya no puede más de la calentura y quiere encontrar un alivio anónimo. Allí todo el mundo busca lo mismo, por lo que es una forma bastante práctica y efectiva de tener sexo. Nuestra advertencia: preservativos y lubricantes para que el momento no sea solo placentero, sino además seguro.

Cualquier lugar público

Finalmente, creemos que conocer hombres es un arte que se puede practicar en cualquier espacio público. Solo basta con estar alertas y bien predispuestos. En la calle, frente a una vidriera, pueden coincidir dos hombres y electrizar el aire. En un viaje en colectivo, en un concierto, en la universidad, en un casamiento, en un cajero automático, en el supermercado… ¿Dónde está escrito, en definitiva, cuál es el mejor lugar para ese mágico encuentro?

TIPS ANALES

El sexo tiene sus mil y unas, disfrutarlo a tu manera es el fin. Pensando en esto, nuestras claves harán que la decisión más importante – la que sigue al con Quién – te garantice prevención.

Aunque todavía no existen preservativos diseñados exclusivamente para el sexo entre hombres, sí hay una amplia variedad que hace posible elegir entre unos por sobre otros.

Antes que todo, la peor elección que podrías hacer de buenas a primeras es la de los condones en base a piel de cordero (fabricados con el intestino de este animal). La membrana de esta clase de preservativos se caracteriza por ser abundante en poros, que representan un importante riesgo para el contagio con enfermedades de transmisión sexual y el vih en particular. En parejas heterosexuales su uso es común para el control de la natalidad, pero entre hombres es harto recomendado quitarlos de la oferta.

Tipos Lubricados:

acerca del Nonoxynol-9

Los preservativos o lubricantes que contienen como ingrediente activo al nonoxynol-9 dejaron de ser una barrera de protección. Según últimos estudios esta sustancia aumenta el riesgo de contraer vih (virus de inmunodeficiencia humana) e irritar la línea del ano. Sin embargo, antes de no usar un preservativo y sí uno con nonoxynol-9, optamos por lo segundo.

Los preservativos hechos con látex están fabricados con un material elástico y sintético imposible de penetrar por el vih. Los condones bajo la gama «extra sensibles» son más finos comparados a los convencionales, lo que no hace de ellos una opción de riesgo en cuanto al uso.

¿Cómo Debería Sentirlo?

Cómodo, envolviendo todo tu parte y sin espacios de aire en puntas o lados. Asegúrate que se haya ajustado a tu atributo para descartar cualquier posibilidad de que se salga durante el coito (pero que tampoco te apriete demasiado). En caso que los condones regulares no te resulten cómodos, prueba con otro más grueso o de mayor longitud.

Que no se Rompa

Siempre es posible que durante el encuentro sexual un preservativo en apariencia perfecto falle. Sin embargo, hay formas de evitar que esto suceda. Jamás uses un preservativo que se sienta cálido, manoseado, con fecha de vencimiento superada o sin un envase seguro. No lleves preservativos en los bolsillos o tu billetera, puesto que el calor de tu cuerpo podría hacerlos frágiles. Y cuando abras el paquete que los contiene no uses dientes ni uñas.

Algo que marca de forma particular al sexo homosexual es su práctica misma. El ano, a diferencia de la vagina, no produce su propia lubricación, por lo que tendrás que dársela tú mismo. Para esto, pon al alcance tuyo un lubricante en base a agua (los fabricados con aceite dañan el preservativo); y aunque el preservativo ya cuente con este agregado, no dudes en darle otra mano de lubricación.

Alergias

Las irritaciones o molestias también son posibles. Entre los signos habituales aparecen el enrojecimiento e irritación en el pene o el recto (si eres pasivo), por lo que se recomienda probar con otra marca. Si eres alérgico al látex prueba los hechos con poliuretano. Los espermicidas también producen irritación, así que descarta este agregado si eres de este tipo.

AGUNTA AGUANTA AGUANTAAAA.!!!!

La falta de control al eyacular es un problema común en la sexualidad masculina que puede generar preocupación en la pareja e iniciar una serie de conflictos que lleven a la separación. No se preocupe más, la solución está a su alcance gracias al manejo de técnicas y ejercicios.

Aunque no lo crea, los sexólogos sostienen que todo hombre presenta eyaculación precoz o prematura en algún momento de su vida, problema que puede definirse como incapacidad del varón para retrasar la expulsión de semen durante una relación sexual (especialmente de coito o penetración), con el resultado de llegar al clímax involuntariamente o antes de quererlo.

Tal dificultad se debe, normalmente, a la no identificación de las sensaciones que se experimentan antes del orgasmo por distintos motivos, como estrés, largos períodos de abstinencia sexual, problemas de comunicación con la pareja, preocupación al pensar anticipadamente que no se podrá satisfacer a ésta y contar con personalidad autoexigente, entre otras.

Aunque en ocasiones se trata de un problema pasajero, la falta de control eyaculatorio produce ansiedad, frustración, inseguridad y sentimientos de culpa en el hombre, que incluso comienza a evitar el contacto íntimo, situación que agrega estrés y empeora muchas veces la falta de control, complicando aun más el escenario y alimentando un círculo vicioso difícil de romper.¿Qué hacer?

La terapia de la eyaculación prematura, que es dirigida por un sexólogo o psicoterapeuta, tiene como objetivo primordial enseñar al afectado a controlar sus sensaciones; no existen medicinas para tratar este problema, sino ejercicios para realizar en la intimidad del hogar, y análisis de conducta y personalidad, que además ayudarán a eliminar las actitudes negativas que el individuo y su pareja pudieran tener sobre su situación, mejorando su relación y comunicación.

Es una mentira absoluta que el hombre solucione este problema a través de técnicas que se difunden popularmente y que en el mejor de los casos sólo brindan una solución temporal, como:Pensar en asuntos ajenos a la sexualidad cuando se hace el amor. Untarse pomada anestésica en el pene. Tomar alcohol para relajarse.

Orgasmo masculino

Lo cierto es que el mejor método para controlar la expulsión de semen es aprender a identificar las sensaciones que llevan al orgasmo

Con base en esta observación dichos especialistas propusieron una técnica que consiste en crear un ciclo de estimulación y relajación para que uno aprenda a «reconocer» las señales de un clímax cercano y empiece a retardar la eyaculación.Una variación consiste en presionar suavemente el pene justo antes de que se presente el orgasmo, con lo que se produce relajación más pronta. Lo cierto es que, aunque los ejercicios dan resultados por sí mismos, se recomienda alternarlos con análisis psicológico para erradicar desde su origen los problemas que apresuran la expulsión de semen.

Ejercicios paso a paso (…paso a paso me enamore de Ti)

El siguiente programa de ejercicios, dividido en cuatro pasos, es el expuesto por Masters y Johnson; requiere la participación activa de la pareja y cuenta con porcentaje de éxito mayor a 90%:

Sensibilización. La pareja se explora y acaricia todo el cuerpo, tratando de conocerse y comunicarse a nivel sensual y erótico, al tiempo que se eliminan ansiedad e inhibiciones; en esta etapa la pareja debe abstenerse de mantener relaciones de coito.

Ciclo excitación/relajación. En sesiones posteriores, se estimula el pene de su compañero con sus manos, en tanto que el hombre centra su atención en las sensaciones que experimenta; al percibir la proximidad de la eyaculación, él debe informar a su pareja para que ésta recurra a una de las dos técnicas siguientes:

Parada-marcha. Consiste en interrumpir la estimulación del pene o en estimular otras partes del cuerpo hasta que desaparezca el deseo de eyacular.

Técnica del apretón. Presiona con los dedos con cierta intensidad durante cuatro segundos la parte superior del pene, justo en la base del glande, hasta reducir la urgencia. Hecho esto, se vuelve a estimularle hasta conseguir intensificar la erección, recurriendo de nuevo a las técnicas citadas de reducción de la urgencia eyaculatoria. La secuencia se debe repetir 3 ó 4 veces en cada contacto sexual, aproximadamente durante 20 minutos, en sesiones de entrenamiento realizadas en días sucesivos.

En la última ocasión que se efectúa esta práctica, la mujer continúa estimulando al hombre hasta producirle la eyaculación, y posteriormente se hará lo propio con su pareja hasta que alcance el orgasmo; todavía no puede haber penetración.

Coito sin exigencias. Uno se acuesta boca arriba, y el otro, apoyada en sus rodillas y sentado sobre las piernas, le estimula como en la fase anterior, hasta producirle intensa erección. Partiendo de esta posición, se introduce el pene en su ano y permanece inmóvil.
Uno continúa concentrándose en sus sensaciones e informa a su pareja en caso que el riesgo de eyacular aumente, a fin de interrumpir el coito y disminuir la erección (puede recurrir de nuevo a la técnica del apretón). Así se van incorporando gradualmente movimientos, dirigidos en todo momento por el que penetra.
Como puede apreciarse, en todo momento se requiere la asesoría de un sexólogo para determinar los avances obtenidos en cada etapa y así especificar, en cada caso, cuándo es necesario iniciar nuevo proceso de aprendizaje.

Finalmente, sólo queda decir que la falta de control eyaculatorio debe tratarse con seriedad y con la colaboración de ambos, quienes descubrirán nuevos alcances en su sexualidad, tanto física como emocionalmente; muchas parejas han sido tratadas exitosamente, y de lo único que se arrepienten es de no haber buscado ayuda antes.

OTRO TEMA: CHUPARLA O NO CHUPARLA ESA ES LA CUESTION

Es una practica sexual muy frecuente entre hombres gays, pero ¿sabemos realmente si se puede realizar sin protección? La duda, sin reflexión, te agobia, propiciando situaciones de angustia y miedo.

Para saber que tan difundido estaba el tema, SentidoG.com realizó una encuesta online en la que los usuarios votaron que un 83% lo hace sin preservativo, mientras que un 17% toma la precaución de usarlo en el sexo oral.

Evaluar los riesgos es una tarea frecuente, que uno ejerce a diario casi sin darse cuenta. Una premisa de la masculinidad consiste al parecer en menospreciar los riesgos, si se espera obtener una compensación gratificante. Por lo tanto, podes valorar el placer oral y qué riesgos estás dispuesto a consentir para alcanzarlo. En el sexo oral entra al riesgo sólo quien pone la boca.

Chuparla sin protección puede traerte como consecuencia el hecho de contagiarte cualquier enfermedad o infección de transmisión sexual (ITS), como la Gonorrea, Clamidia, Sífilis, Hepatitis A, B o C.

La Gonorrea la causa una bacteria que afecta la uretra, la garganta o el ano. Se transmite a través del semen y otras secreciones. Por ejemplo, si alguien tiene gonorrea en la garganta y te la chupa, puede infectarte, y vos, a su vez transmitírsela a otro.

La Clamidia y uretritis no gonocócica (UNG) son infecciones de la uretra. Se contagian al mantener relaciones orales o anales sin protección con una persona infectada. Produce picores o dolor en las mañanas que por norma general, desaparece después de orinar.

La Sífilis es una enfermedad seria y de fácil contagio. La transmisión puede producirse por contacto en cualquiera de las practicas de sexo oral.

La Hepatitis A, B o C puede estar presente en cualquier tipo de relación sexual. Te infectas cuando las partículas de materia fecal de una persona enferma llegan a tu boca, ya sea a través del beso negro, de una felación o por juguetear con los dedos en el ano. Los tipos B y C se transmiten a través de fluidos corporales como el semen y la sangre. Solo podes vacunarte contra la hepatitis B. El VIH es de transmisión similar, usá preservativos para las penetraciones, eludí las felaciones si tenés heridas en la boca o el glande, aunque sean pequeñas. No permitas que eyaculen en tu boca.

De todas maneras, es bueno recordar que la infección por VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es más fácil que se produzca en el sexo anal, luego sigue en el coito vaginal y luego en el oral (o bucal) nunca por besos de boca a boca. Una persona que ya está infectada debe cuidar que no entren más virus en su cuerpo pues podrían ser distintos a los que ya tiene y esto complicaría su tratamiento.

Algunos consejos sobre el preservativo a tener en cuenta:

Cada preservativo viene en un sobre individual con fecha de vencimiento. El envase no es traslúcido porque la exposición a la luz lo deteriora.

El momento correcto de utilizarlo es cuando el esperma o el líquido pre-eyaculatorio puede entrar en contacto con la boca, ano, mucosas o heridas. Ponelo justo antes de entrar (o que él entre), nada de «puerteo» ni de «chupala un poquito primero». El pene debe estar erecto. Colocar el preservativo sobre el pene (en el glande) apretando la punta del látex (reservorio para el esperma) para quitar el aire.

Debe ser utilizado una sólo por vez y luego descartado (por cada coito en cada cavidad y con cada persona). Si utilizas el mismo condón para entrar en dos personas los pones en riesgo de infecciones (tampoco dejes que te lo hagan a vos, debes insistir en el cambio de preservativo), si vas a entrar en dos lugares (ano+vagina, ano+boca) debes cambiar el preservativo para no arrastrar materia fecal que ponga en riesgo la salud de esa persona.

Retirarlo del pene antes que se pierda la erección, sosteniendo el condón mientras se retira el miembro, cuidando de no derramar esperma.

No uses el mismo preservativo para el sexo oral (o el bucal, como prefieras llamarlo) que para el sexo vaginal o anal (porque lo desgastaste y también le quitaste el lubricante) es mejor reemplazarlo por otro. Hay preservativos sin lubricante ni espermicida, ideales para el sexo oral (sin sabor desagradable).

Para mantener sexo oral anal (beso negro) se puede recurrir también al campo de látex, éste se puede hacer cortando a lo largo un preservativo o con el papel film que se usa para envolver alimentos. Te preserva (si sos quien pone la boca) de la Hepatitis A, de otras infecciones o de parásitos, etc.

El preservativo tiene un derecho y un revés, por lo tanto si el preservativo estuvo en contacto con la punta del pene del lado por el que no se desliza, debe ser descartado, el lado que entraría en contacto con la vagina, boca o ano, ya estuvo en contacto con el líquido pre-eyaculatorio y éste puede estar infectado.

En el caso de eyacular sobra la cara (o recibirla en tu cara) debes tener cuidado con los ojos (cerralos) pues la mucosa es permeable a la infección.

Si estás con alguien que se niega a usar preservativo recuerda que podes decirle que no estás dispuesto o podes convencerlo hasta poniéndoselo con la boca (te lo recomendamos pues es muy audaz, sexy y placentero), recuerda quitarle el aire con los labios y no lastimarlo con tus dientes.

La información te va a resultar útil para efectuar una valoración de riesgos responsable. Sos vos el que decide, no solo que chupas, o que te chupen, sino también a quien, como y por qué lo hacés.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: ¿En que podemos ayudarte?