Lubertino se presenta como querellante en la causa de los prostíbulos de la Ciudad de Buenos Aires

Buenos Aires, abril de 2015. Dada la inacción en la causa presentada en 2012 por Lorena Martins en la que denunciaba a su padre, conocido empresario, como supuesto jefe de una red de prostitución y trata de personas que dijo, contaría con complicidad de funcionarios macristas, la interesada solicitó que Lubertino se presente junto a la A.C.D.H. como querellante.

Por ello, la precandidata a Primera Legisladora, María José Lubertino, en su carácter de presidenta de la A.C.D.H presentó el escrito pertinente, con el fin de colaborar en el combate eficiente de los delitos denunciados.

A tal efecto, Lubertino expresó “me estoy presentando como querellante en la causa de los prostíbulos de la Ciudad de Buenos Aires por expreso pedido de Lorena Martins. Recordemos que esta causa se inicia a partir de la denuncia contra su propio padre y una serie de responsables y testaferros de los boliches que el padre sigue teniendo en la Ciudad de Buenos Aires. Vale recordar también que la causa ha ido avanzando y continúa la investigación y hay en paralelo investigaciones en México, Uruguay y en Chile, lo que denota no solo el accionar de Martins, sino que estamos ante una red de trata de carácter regional, que en principio estaríamos hablando de aproximadamente 80 prostíbulos.”

Respecto de la información sobre la causa, mencionó que “Lorena nos está suministrando nuevas pruebas y nos pide desde España, donde está viviendo, que nos presentemos para activar la causa y poder llevar un mayor control sobre la prueba. Por supuesto que le hemos dicho que sí de forma inmediata y nos estamos presentando como nuestra ONG, la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos, como lo hemos hecho en tantas otras causas en materia de igualdad entre varones y mujeres, en temas ambientales y situaciones de violaciones a los derechos sociales de toda índole.”

“En este caso, creemos que esto tiene más vigencia que nunca porque en la Ciudad de Buenos Aires, lo boliches que Lorena denunció siguen abiertos y el mecanismo perverso de funcionamiento de la Agencia Gubernamental de Control, que venía a cambiarlo todo, según palabras de Macri, para que no hubiera más cromañones ni corrupción en las inspecciones, continua de la misma manera. La obsenidad con la que se pegan papelitos prostibularios en la Ciudad de Buenos Aires, que ni siquiera son limpiados como pedimos reitaredas veces desde la Legislatura y que no se clausuren boliches donde hay explotación sexual y proxenetismo abiertamente como se viene denunciando, nos demuestra la connivencia entre las autoridades del Gobierno de la Ciudad, la corrupción en el área de habilitaciones y también un complejo entramado en relación a las fuerzas policiales porque no es posible que esto subsista sin la naturalización de la explotación de las mujeres o la connivencia dolosa en estos hechos de corrupción y de proxenetismo que configuran trata de mujeres, finalizó Lubertino.