Macri en la apertura del canal aliviador largo del Arroyo Maldonado

Anunció que la próxima obra hídrica de gran envergadura será la del Arroyo Vega.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, asistió a la apertura de la ataguía del túnel aliviador largo del Arroyo Maldonado, ocasión en la que aseguró que “este es otro día histórico para la Ciudad de Buenos Aires y especialmente para más de 300.000 vecinos que se beneficiarán en forma directa con esta obra hídrica”.

“La obra que prometimos hace cuatro años está funcionando en plenitud y ahora con el túnel largo, que llega hasta la calle Cuenca, vamos a tener más del doble de capacidad de escurrimiento frente a las grandes lluvias”, afirmó el Jefe de Gobierno frente al pozo de descarga en Punta Carrasco.

Macri señaló que la construcción de los dos canales aliviadores “es un salto en la calidad de vida de los vecinos que, antes de que se hicieran este trabajo y durante años, lloraban cada vez que llovía” por las graves consecuencias que provocaban las inundaciones para sus casas y negocios. “Si hoy caen lluvias por menos de 50 milímetros no vamos a tener problemas”, afirmó Macri.

Macri, además, ratificó que la próxima obra hídrica por encarar será la del Arroyo Vega, que tiene su zona de influencia principalmente en el barrio de Belgrano, para lo cual la Ciudad tramitó un crédito en el Banco Mundial que estatutariamente necesita del apto financiero por parte del Gobierno Nacional.

La apertura de la ataguía del canal largo permite que el agua proveniente del Río de la Plata ingrese en el pozo de descarga, con lo cual comienza la fase final de una obra hídrica que beneficiará en forma directa a más unos 300.000 vecinos de los barrios de Palermo y Villa Crespo y en forma indirecta a un tercio de los habitantes de la Ciudad.

La excavación de ese tramo se realizó entre febrero de 2010 y noviembre de 2011, a lo largo de 9860 metros, desde el pozo de descarga ubicado en Punta Carrasco hasta el foso de la calle Cuenca, en el barrio de La Paternal. A su vez, el túnel aliviador corto tiene un recorrido de 4561 metros y está funcionando exitosamente desde junio del año pasado.

Los aliviadores tienen 6,9 metros de diámetro y fueron cavados por debajo del Arroyo Maldonado por dos tuneladoras de origen canadiense especialmente diseñadas para afrontar las características del suelo porteño. Están recubiertos por anillos de hormigón denominados dovelas que, en el caso del tramo largo, demandaron un total de 46.011 unidades (cada anillo está formado por siete dovelas).

Uno de los hitos en el trabajo fue la colocación, en mayo, de las 18 compuertas metálicas en los terrenos de Punta Carrasco, que incluyen cámaras, conductos y canal de descarga de ambos túneles al Río de la Plata. También se instaló la cámara para la Estación de Bombeo, cuyo fin es vaciar los túneles para realizar el mantenimiento anual.

El Arroyo Maldonado es un curso hídrico de 21,3 km que nace en el Conurbano bonaerense y atraviesa la Ciudad en dirección sudoeste –noreste. El tramo porteño está canalizado desde 1939 por un conducto de hormigón armado de 3,60m de altura media y ancho variable entre 15 m y 18,20 metros, que en la mayor parte de su recorrido se encuentra bajo la Av. Juan B. Justo, y descarga en el Río de la Plata frente al Aeroparque.