Malestar en el Gobierno de Cristina Fernández. La Cámpora prepara una contramarcha a favor de Karina Jelinek.

Publicado por

El Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, volvió este jueves a ser blanco de masivas protestas en Buenos Aires y varias ciudades del interior del país convocadas a través de las redes sociales y con el apoyo explícito de sectores de la oposición en un año electoral clave.

Gobierno de Cristina Fernández: «Asociación ilicita»

Argentina celebrará elecciones en octubre próximo, cuando el oficialismo pondrá en juego su mayoría en el Parlamento, comicios clave de cara a las presidenciales de 2015.

Como en la multitudinaria protesta del 8 de noviembre pasado, en este ’18A’ las razones esgrimidas por los miles de manifestantes que se volcaron a las calles fueron múltiples, desde el rechazo a las restricciones cambiarias y a la reforma judicial que se aprobó este mismo jueves en el Senado hasta reclamos por la inflación, la inseguridad y en contra de la corrupción.

También como en noviembre, las redes sociales volvieron a tener un fuerte protagonismo a la hora de convocar la protesta y de reflejar el clima de indignación que domina a muchos argentinos.

Fernández, que por la tarde partió rumbo a Lima para asistir a una cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), inició su gestión en 2007 y fue reelegida para un segundo mandato en 2011 con el 54 % de los votos, pero su imagen positiva ha ido desde entonces en declive, según diversas encuestadoras privadas.

«Al que le gusta protestar, me parece bien, pero sería bueno que además todos podamos ayudar», dijo la mandataria en un acto en la sede del Ejecutivo, donde no hizo alusión directa a la convocatoria del «18A». Tampoco lo hizo en Twitter, a pesar de que emitió 60 tweets desde el avión, dato del que se han hecho eco los medios locales y los tuiteros.

Malestar contra el Gobierno

En las calles, el malestar frente al Gobierno de Fernández se expresó con pancartas y banderas argentinas, algunas de ellas gigantes, y también con el batir de cacerolas.

«Los vamos a juzgar», «respeto a la prensa libre», «juicio político a CFK», «sin justicia no hay futuro», «defendamos la democracia», fueron algunas de las consignas que se vieron en las calles.

«Es mi deber como ciudadano defender a la república y todas las libertades. Este Gobierno no respeta a los ciudadanos y hay que manifestarse hasta que entiendan que hay que respetar la pluralidad», dijo Julio, de 50 años, vecino del barrio porteño de Recoleta, para quien la protesta ha hecho «despertar a una oposición que estaba dormida».

En Buenos Aires, la protesta se inició en los barrios y, desde allí, muchos de los manifestantes marcharon hacia el emblemático Obelisco, en el centro de la capital, hacia la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo.

A mitad de la movilización, cuando el Senado aprobó la reforma judicial, miles de manifestantes decidieron llevar la protesta también a las puertas del Parlamento.

También hubo fuertes protestas en distintas ciudades del interior, como Rosario, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Santa Fe, Tucumán, La Plata y en la localidad bonaerense de Olivos, cerca de la residencia presidencial.

La oposición también protesta

La novedad de la protesta contra el Gobierno fue el apoyo activo que diversos dirigentes de la oposición dieron a las movilizaciones.

En las calles de Buenos Aires pudo verse a manifestantes identificados con los colores y las consignas de Propuesta Republicana (Pro), uno de las principales fuerzas opositoras, lideradas por el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien convocó a la marcha a través de Twitter pero que no participó en la movilización, según confirmaron fuentes oficiales.

Otros dirigentes de oposición, como la diputada Patricia Bullrich, el dirigente sindical Gerónimo Venegas, la líder de Afirmación para una República Igualitaria Elisa Carrió y el diputado del Pro Federico Pinedo, si estuvieron presentes.

El diputado radical Ricardo Alfonsín, también presente en la manifestación, dijo que la presencia de la oposición en la protesta es «producto de la gran preocupación por la degradación de valores fundamentales de la democracia y la república».

MILITANTES DE LA MESA DE DINERO LA ROSADITA Y LA CAMPORA
Allanaron las oficinas de Leo Fariña y Federico Elaskar
El fiscal federal Ramiro González pidió hoy la declaración indagatoria de Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar por presunto lavado de dinero.
Por la noche la Justicia ejecutó el allanamiento de oficinas y viviendas que ambos tienen en el barrio porteño de Puerto Madero.