Legislatura 1

Más pasos bajo nivel y un freno al viaducto del Sarmiento, entre las medidas de transporte de Macri

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, adelantó hoy parte de las medidas que prevé ejecutar en la Ciudad de Buenos Aires y que tiene como foco el transporte ya que contempla la construcción de nuevos paso bajo nivel de las vías ferroviarias, la posibilidad de incorporar un «tranbus» y la revisión de la red de bicisendas.

El paquete de proyectos fue difundido en la Legislatura porteña durante el discurso de apertura de las sesiones ordinarias en las que también admitió que la obra que fue parte de su plataforma electoral para levantar un viaducto en la traza del tren Sarmiento deberá esperar un poco más de tiempo ya que, dijo, «el contexto nos obliga a ir con prudencia».

«Mientras prosigue el estudio del proyecto, vamos a avanzar con una primera etapa, que es la construcción de seis pasos bajo nivel en la zona y, posteriormente, arrancaría la obra del viaducto», precisó ante los legisladores en el recinto de sesiones donde reafirmó que «el objetivo es tener una Ciudad sin barreras».

En ese sentido, informó que se lanzaron las licitaciones para la obra de un bajo nivel en el cruce de la avenida Larrazábal y el ferrocarril Belgrano Sur, con fecha de finalización en agosto del 2025; y la construcción del bajo puente Bosch, que permitirá dar continuidad al Camino de Sirga y poner en valor esa zona del Riachuelo.

A modo de novedad, Macri contó que tienen en análisis «la incorporación del ´transbus´ o tranvías eléctricos modernos, sin catenarias o vías que permitirá trasladar mayor cantidad de pasajeros, en unidades confortables y acortando los tiempos de recorrido».

Y si bien reconoció que la implementación de las bicisendas en la Ciudad «modificó la forma de movernos en la Ciudad», observó que «hoy tenemos que dar un paso más y revisar la razonabilidad de alguna de ellas, como la ciclovía de avenida Del Libertador» que ha generado múltiples críticas de los vecinos por tratarse de una zanja doble sobre el asfalto, incluso en zonas donde hay paradas de colectivos.

También informó que «está en marcha la licitación de un nuevo puente, ubicado a la altura del Estadio de River, para facilitar y aumentar la conectividad peatonal con el frente costero».

En otro tramo de su discurso inaugural, Macri aseguró que el servicio de salud en la Ciudad «siempre será público, de calidad, universal, solidario y gratuito para todos», pero puntualizó que implementarán «sistemas de prioridad para los porteños».

Además, detalló que trabaja también en la redacción de una normativa para regular la asistencia en materia de salud mental «porque la ley actual impide muchas veces, ante episodios críticos, la intervención de los familiares, sin el consentimiento de la persona que necesita ser atendida».

Y «como parte de una política de inclusión», anunció que avanzarán «para que se cumpla con el 5% de cupo que establece la ley para empleados del Gobierno de la Ciudad con alguna discapacidad» y confirmó la conformación de un Centro de Justicia de la Mujer «para asistir y acompañar a las víctimas de violencia o de trata» .

Por último, Macri hizo mención «a la necesidad de reformar el actual Código Urbanístico», la norma que establece las alturas topes para las nuevas construcciones en el distrito, que fue sancionada en 2018 y provocó una oleada de cuestionamientos de agrupaciones vecinales que aseguraron que la medida «destruyó la identidad de los barrios».