Milanesa napolitana

Milanesa de suprema a la napolitana mejorada

La versión mejorada de la receta de Milanesa de suprema de pollo a la napolitana, paso a paso:

Ingredientes Milanesa de suprema a la napolitana:

4 supremas de pollo
2 huevos
200 ml de leche
250 g de pan rallado sazonado (pan rallado con ajo en polvo, perejil seco, páprika, orégano y queso parmesano rallado)
Sal y pimienta recién molida al gusto
Aceite para freír
2 rodajas de tomate perita
150 ml de salsa de tomate casera
200 g de queso mozzarella rallado
1 cucharada de orégano

Preparación:

Marinado de las supremas:

Coloca las supremas de pollo en un recipiente y añade jugo de limón, ajo picado, sal y pimienta. Mezcla bien para que las supremas se impregna de los sabores.
Deja marinar las supremas durante aproximadamente 30 minutos para que absorban los sabores.

Preparación de las supremas:

En un bol, bate los huevos y la leche hasta que estén bien combinados. Sal y Pimienta al gusto.
Retira las supremas de pollo del marinado y escurrelas ligeramente.
Coloca las supremas en el bol con la mezcla de huevo y leche, asegurándose de cubrir bien cada una.
Retira las supremas del bol y colócalas sobre el pan rallado sazonado, presionando ligeramente para que el pan rallado se adhiera a la carne y cubra toda la superficie.

Freír las milanesas:

En una sartén amplia, vierte suficiente aceite para cubrir ligeramente las milanesas.
Calienta el aceite a aproximadamente 170°C, evitando que humee.
Fríe las milanesas por ambos lados hasta que estén doradas y crujientes.
Retira las milanesas de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Montaje y horneado:

Precalienta el horno a 180°C.
Coloca las milanesas en una bandeja para horno previamente engrasada.
Vierte la salsa de tomate casera sobre las milanesas, cubriendo generosamente cada una.
Coloca las rodajas de tomate encima de la salsa.
Espolvorea el queso mozzarella rallado sobre las milanesas y los tomates.
Espolvorea el orégano por encima para agregar sabor.
Hornea las milanesas durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que el queso esté derretido y dorado.

Servir:

Retira las milanesas del horno y condimenta con pimienta recién molida.
Sirve las milanesas de suprema de pollo a la napolitana acompañadas de ensalada o guarnición de tu elección.

Para mejorar la receta de Milanesa de suprema de pollo a la napolitana, puedes considerar los siguientes ajustes:

Marinado de las supremas: Antes de sumergir las supremas en la mezcla de huevo y leche, puedes marinarlas previamente durante 30 minutos en una mezcla de jugo de limón, ajo picado, sal y pimienta. Esto ayudará a realzar el sabor del pollo.

Pan rallado sazonado: En lugar de utilizar pan rallado sin sazonar, puedes agregar especias y hierbas al pan rallado para darle más sabor a la cobertura. Puedes añadir ajo en polvo, perejil seco, paprika, orégano y queso parmesano rallado al pan rallado antes de empanizar las supremas.

Opciones de cocción: En lugar de freír las milanesas, puedes optar por hacerlas al horno para reducir la cantidad de aceite utilizada. Coloca las supremas empanizadas en una bandeja para horno previamente engrasada y hornearlas a 200°C durante aproximadamente 20-25 minutos, saltándose a la mitad del tiempo de cocción para asegurarte de que estén doradas y crujientes por ambos lados.

Salsa de tomate casera: En lugar de utilizar salsa de tomate comprada, puedes preparar una salsa casera para darle un sabor más fresco y personalizado. Saltea cebolla y ajo picados en aceite de oliva, luego agrega tomates triturados, sal, pimienta, azúcar y hierbas como albahaca y orégano. Cocina a fuego lento hasta que la salsa espese y tenga buen sabor.

Variedad de quesos: Además de la mozzarella rallada, puedes agregar otros quesos que se derritan bien, como queso cheddar, queso provolone o queso gouda, para agregar más variedad y sabor al plato.

Adición de vegetales: Para hacerlo más nutritivo y añadir más sabores, puedes agregar otros vegetales como pimientos, cebollas o champiñones salteados a la capa de tomate y queso antes de hornear las milanesas.

Recuerda adaptar las cantidades de los ingredientes según tus preferencias y el número de porciones que desees preparar. ¡Disfruta de tu Milanesa de pollo a la napolitana mejorada!