Javier Milei

Milei Reemplaza a Caputo por Espert o Sturzenegger. Submarino en el desierto

En el último quilombo de los trenes en Palermo, parece que hay más culpas circulando que boletos vendidos en una estación fantasma. El Pollo Sobrero apuntó el dedo gordo al liberal Milei, como si fuera un Choque de responsabilidades. Por otro lado, el jefe Karina sale con los tapones de punta, gritando como sargento en instrucción, exigiendo la presencia de los Jefes de Transporte y el ministro Caputo endeudado muy mucho, como si fueran reclutas faltando a la formación.

En el frente de batalla digital, mete más leña al fuego a las redes sociales, diciendo que si Caputo no agarra la guita, tanto él como el Libertario se van de baja en este modelo económico que parece más frágil que una soldado en su primera misión cuidando un jarrón chino de arcilla fina.

Javier y el supuesto superávit de Caputo es tan real como un submarino en el desierto, y que la tragedia de los trenes en Palermo es solo la punta del iceberg de la desidia y la falta de inversión, como si el Caputo estuviera desmontando todo el país con una pala y una pinta de cerveza. Con este panorama, parece que el único campeón que va a salir de esto será el que sepa hacer malabares con las excusas y las redes.

Las inversiones que trajo Caputo en cinco meses son como el Chin-Chón: menos 10. Y como es su costumbre, nos volvió a endeudar andan diciendo que Espert y Sturzenegger se están preparando el traje.

¿Todos los datos son tan malos que se nota tanto que ni Milei ya se la cree. EN la city esta el run run de una corrida bancaria contra el dólar?.