Niebla

Moda para la nieve

Llegó el frío y es probable que vivamos en una zona donde nieve o bien viajemos unos días para disfrutar de este clima, pero ¿qué usamos para estar espléndidas y apropiadas para la ocasión?

Cuando se trata de moda para la nieve, es importante tener en cuenta tanto la funcionalidad como el estilo. Aquí hay algunas sugerencias para vestirse adecuadamente y lucir a la moda en climas fríos y nevados:

Capas: La clave para mantenerse abrigado en la nieve es vestirse en capas. Opta por una combinación de prendas ligeras pero cálidas en lugar de una sola prenda gruesa. Por ejemplo, una camiseta térmica o de manga larga como base, seguida de una sudadera o suéter y una chaqueta impermeable o abrigo.

Chaquetas y abrigos: Elige una chaqueta o abrigo que sea resistente al agua y al viento para protegerte de las inclemencias del tiempo. Las opciones populares incluyen chaquetas de plumas, parkas o abrigos acolchados. Opta por colores brillantes o estampados para destacar en el entorno nevado.

Pantalones: Para la parte inferior, busca pantalones resistentes al agua y al viento. Los pantalones de esquí o snowboard son una excelente opción, ya que están diseñados para mantener el calor y proteger contra la humedad. También puedes considerar leggings térmicos como capa base debajo de los pantalones.

Accesorios: No te olvides de los accesorios esenciales para protegerte del frío. Un gorro o sombrero de lana, guantes o manoplas, una bufanda o cuello polar y calcetines térmicos son imprescindibles. Además, unas gafas de sol o gafas de nieve te protegerán de la radiación solar y el resplandor de la nieve.

Calzado: Un buen par de botas impermeables y resistentes al frío es esencial. Opta por botas de nieve o botas de invierno que tengan buen agarre en superficies resbaladizas. Asegúrate de que sean lo suficientemente espaciosas para usar calcetines gruesos.

Estilo personal: No olvides agregar tu toque personal al atuendo. Hay una variedad de opciones de moda para la nieve que combinan funcionalidad y estilo, desde chaquetas y abrigos con cortes modernos hasta accesorios con colores y estampados llamativos.

Hay diseños para todos los gustos pero lo central es estar protegidas ante las bajas temperaturas, el viento y la nieve. De nada sirve que usemos prendas sentadoras que no nos mantengan abrigadas, porque estaremos incómodas y, además de pasar un momento desagradable, esto se transmite en nuestra comunicación no verbal. El extremo opuesto tampoco resulta recomendable: estamos abrigadas pero no nos destacamos ni plasmamos nuestro estilo al vestir.

La imagen debe ser el reflejo de quiénes somos y siempre considerar el ámbito en que estemos. La clave para la nieve es usar capas y lo ideal es que nuestras prendas formen tres capas que nos protejan de este clima. La primera capa tiene a la ropa térmica como principal protagonista ya que el objetivo es aislar la humedad del cuerpo. La gran ventaja es que este tipo de prendas, habitualmente de materiales sintéticos, no agrega volumen extra, son bastante finas y livianas.

La segunda capa estará compuesta por las prendas que nos permitan mantener el calor en el cuerpo. Lo mejor es usar lana y polar, en sweaters, chalecos y cardigans para lograr este objetivo. La capa superior es la última y busca protegernos del viento o del agua, para lo cual necesitamos abrigos que sean impermeables.

Los accesorios juegan un rol fundamental y no podemos dejar de mencionarlos. Gorros y sombreros: está comprobado que podemos perder hasta 60% de nuestro calor corporal si dejamos la cabeza descubierta, de ahí su importancia. Pueden tener orejeras, como vemos en algunos diseños o directamente las podemos agregar como otro complemento.
Los anteojos nos protegen de las radiaciones solares y los guantes nos ayudan a no sufrir frío. En estos accesorios es donde más podemos plasmar nuestro estilo con las elecciones en cuanto a colores y diseños. Por ejemplo, si somos llamativas y nuestras prendas son en tonos neutros, podemos animarnos a un gorro de lana en un tono estridente.

¿Qué es lo que no deberíamos usar en la nieve?
– jeans: el denim es permeable al agua
– prendas de algodón: el algodón absorbe la humedad (de la nieve y también de nuestra transpiración) y la retiene, con lo que aumenta el frío que sentiremos y no nos abriga, sino todo lo contrario, sobre todo cuando sopla el viento.
Debemos evitar todo tipo de prendas de algodón, incluyendo las medias.
– varios pares de medias: al hacer esto, restringimos la circulación y esto nos dará más frío en los pies.

Recuerda que la comodidad y la protección contra el clima frío son lo más importante al vestirse para la nieve. Sin embargo, esto no significa que debas comprometer tu estilo personal. Hay muchas opciones de moda para la nieve disponibles para adaptarse a diferentes gustos y preferencias.